divendres, 26 de juliol de 2013

EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL A TRAVÉS DE LA HISTORIA

Artículo publicado en InOutPost: http://www.inoutpost.com/blogs/larmari-obert/el-matrimonio-homosexual-a-travs-de-la-historia-20130501170356.html

La lista de lugares, épocas y tipos de uniones es larga, aquí os muestro solo las mas conocidas. 


Las mujeres y los hombres han intentado vivir con la persona amada en todas las edades del hombre, fuera de forma legal o no. En muchas épocas encontraron fórmulas legales o religiosas para poderlo hacer, en otras no. A estas fórmulas les llamaré matrimonio, aunque sean distintas a lo que hoy entendemos como matrimonio. Durante siglos el matrimonio era un pacto económico entre familias, donde el amor o los sentimientos de los contrayentes no contaban para nada, en cambio las uniones homosexuales estaban fundamentadas en el amor, la amistad y la libertad de elección. 

También debemos tener en cuenta que conceptos como homosexualidad, transexualidad o lesbianismo no existían. Cuando se trate a las bodas de las guerreras de las Grandes Llanuras o de la Inglaterra del siglo XVII es muy difícil saber si uno de los dos componentes era una persona transgénero. 

BIBLIA

La Biblia nos ofrece los dos casos mas antiguos conocidos. En Génesis 2,24 vemos como Rut y Noemi se unen, usando la misma que en la unión entre Adam y Eva. Mas adelante en 1:16-17 dice: No insistas más en que me separe de ti. Donde tu vayas, yo iré; donde tu vivas, yo viviré; tu pueblo es mi pueblo, y tu Dios es mi Dios; donde tú mueras, yo moriré y allí me enterrarán. Juro hoy solemnemente ante Dios que sólo la muerte nos ha de separar”, son las mismas promesas que se intercambiaban las parejas en las ceremonias de los matrimonios heterosexuales. 

A esta unión se le llamará pacto de hermanamiento (adelphopiesis).  El siguiente caso que se nos presenta es el de David con Jonatán, por quien sentía "un dulce  amor superior al que jamás sintió por las mujeres" (2 Samuel 1-26), cuenta Samuel que al presentar Saul a su hijo "el alma de Jonatán se apegó a la de David y le amó Jonatán como a sí mismo. Jonatán hizo pacto con David, pues le amaba como a su alma, y quitándose el manto que llevaba, se le puso a David, así como sus arreos militares, su espada, su arco y su cinturón".

CRISTIANISMO

Este tipo de uniones las volveremos a encontrar al final del imperio romano en Oriente y se extendieron por la Europa Occidental hasta el siglo XIV. Dos amantes se presentaban en la iglesia y allí juraban de todas formas sobre un altar y lo anunciaban a la comunidad en la puerta de la iglesia. A veces un sacerdote estaba como testigo, pero al igual que los matrimonios heterosexuales no era la costumbre. Los cristianos tenían su propio santoral: Felicitas y Perpetua, Cosme y Damián y sobre todo Sergio y Baco.

Una de las evidencias de este tipo de matrimonios está en la Biblioteca Nacional de Madrid. En él hay un grabado, procedente del Monasterio de Santa Catalina del Sinaí,  que nos muestra al futuro emperador Basilio I casándose con un rico comerciante de Patrás, en este caso con la presencia de un obispo.

A partir del siglo XI empiezan a aparecer casos similares en Europa. El mas antiguo lo encontramos en Galicia, en la ermita de Santa María de Ordes, entre Pedro Díaz y Muño Vandilazen, siguen mas de 100 casos similares documentados por John Boswell, entre ellos el de Eduardo II Plantagenet y Piers Gavestón. De esta misma época son multitud de tumbas, con parejas del mismo sexo, especialmente en Cambritge o en Estambul con lemas como esta: El amor los unió en la vida. Que la tierra los una en la muerte”. Poco sabemos de las uniones formadas por dos mujeres, Boswell señala su existencia, también su poca información.


GRECIA Y ROMA

En las sociedades antiguas no cristianas no acostumbraban a darse este tipo de uniones. Normalmente hombres y mujeres vivían en espacios distintos y su vida sexual era independiente a la unión oficial. En el mundo griego nos encontramos a los tiranicidas fundadores de Atenas, Harmonio y Aristogitón, símbolos de la democrácia y que formaron una unión que duró toda la vida; no es el único caso, también podemos encontrar al general Epaminondas que vivió en pareja junto a Pelópidas durante mas de 20 años.

Los romanos sí celebraron bodas entre hombres, aunque en su época se viera como una excentricidad. Notorias fueron las bodas del Emperador Nerón con Diosporo, primero y Esporo después. También la del Emperador Heliogábalo  con su esclavo, deseando ser su Emperatriz. Este Emperador llegó a buscar un cirujano que le insertara una vagina.

TRIBUS AMERICANAS

Los exploradores europeos en América nos hablan de unas guerreras que " juran y prometen castidad y así no se casan ni conocen hombre de ninguna calidad, ni lo consentirán aunque por eso las maten. Estas dejan todas las actividades de mujeres e imitan a los hombres y realizan sus oficios como si no fuesen mujeres. Traen el cabello cortado como los machos, van a la guerra y de cacería con arcos y flechas ... y cada una tiene una mujer a su servicio y que le hace de comer como si estuviesen casadas." (Pedro de Magalhaes).

Este caso fue documentado en las Amazonas, pero el las Grandes Llanuras de América del Norte se han llegado a detectar 30 tribus distintas en las que una guerrera aceptaba a una mujer viuda (alhya) como su propia esposa y a sus hijos como sus propios hijos. Desde jóvenes salían a cazar con los demás guerreros, siendo aceptadas como tal. Hoy muchas de estas guerreras podrían ser definidas como personas transgénero, pero seguramente también muchas de ellas eran lesbianas. En la cultura americana nativa que se creía que existían cuatro sexos: los hombres, las mujeres,  los berdaches y las Mohaves o Hwame, también se les podía conocer como Squaw Tener en una familia a un miembro berdache o Hwame se consideraba un privilegio.


INGLATERRA, SIGLO XVIII

El siglo XVIII aparecen varios casos de matrimonios entre personas del mismo sexo en Inglaterra. Empiezan como un juego divertido en los Molly House de la periferia londinense, lugar donde se producían encuentros. A inicios del s XIX en un Molly llamado el Cisne Blanco un sacerdote llamado John Church santificó varios matrimonios entre personas del mismo sexo en nombre de la iglesia. Un nuevo intento lo realizó en su Tabernácle Surrei". Las denuncias frustraron el intento.

En la misma Inglaterra encontramos en los registros civiles una multitud de casos de matrimonios entre mujeres, aunque solo en dos con los nombres de ambas: Hannah Wright y Gaskill Ana en 1707 y el de Ane Norton y Alice Pickford, un año mas tarde. Sorprende este dato, aunque aun hoy las teorías son dispares.

Si se conocen muchos mas casos en los que una de las dos utilizaba un nombre masculino. En algunos casos eran engaño para conseguir una dote, en otros el amor era real. Robert Aldrich señala que estas uniones fueron mucho mas flexibles que las heterosexuales y siempre ejercidas en libertad y basadas en el amor y la amistad. En la Abadía de Canterbury se encuentra la tumba espectacular de una de estas parejas, la de María Kendall ,con su amada Lady Cathaline , con el deseo de que su estrecha amistad junte sus cenizas después de la muerte y hasta la eternidad.

En la Galicia de inicios del siglo XX encontramos un caso similar. Marcela y Elisa consiguieron burlar las autoridades al hacerse pasar la segunda por un hombre llamado Mario. El escándalo fue enorme y  se vieron obligadas a huir, posiblemente a  Argentina.


CHINA

En China en la región de Guanddong (su ciudad mas importante es Cantón) durante varios siglos existió la Sociedad de la Orquídea de Oro. Una sociedad formada por mujeres que se negaban a tener relaciones con hombres. A esta sociedad acudían mujeres que deseaban formar una familia con otra mujer,casándose con ella. Antes del celebrarse el matrimonio se realizaba el noviazgo, (al) igual que en las relaciones heterosexuales. Cuando una mujer quería casarse con otra acudía con regalos a la familia de la solicitada, si se aceptaban estos se consideraba que el compromiso estaba aceptado. En la ceremonia de boda las parejas se comprometían a ser fieles, a honrar a sus antepasados y a sus respectivas familias. Las novias acudían vestidas con velos de color rojo y peinadas con largas trenzas.

Una vez formada la familia podían adoptar fácilmente, pues a la asociación acudían huérfanos o niños abandonados con la esperanza de ser adoptados. Se les consideraba como hijos propios y eran amados y educados como tal. Al morir las madres ellos heredaban los bienes familiares. A inicios del siglo XX estas uniones fueron prohibidas, su origen se cree es anterior al siglo XV.

EL MATRIMONIO DE BOSTON

A final del s XIX aparecen los “matrimonios de Boston”, formados por dos mujeres que vivían juntas, no tenían relaciones con hombres, ni dependían económicamente de ellos. En ellos se respetaba mas la igualdad entre sus miembros que en los clásicos enlaces heterosexuales. Eran mujeres feministas que preferían llevar una vida en libertad, antes que caer bajo el yugo de un matrimonio.


Bibliografía básica:

Gais y lesbianas. Vida y cultura, un legado universal. Robert Aldrich
Las bodas de la semejanza. John Boswell.
Los gays en la historia. Paul Tournier.

Blog L’ARMARI OBERT: Las relaciones homosexuales a través de la historia:http://leopoldest.blogspot.com.es/search/label/Las%20relaciones%20homosexuales%20a%20traves%20de%20la%20historia




dijous, 25 de juliol de 2013

LA ABLACIÓN DE CLÍTORIS EN LA INGLATERRA DE LOS SIGLOS XVIII Y XIX



Durante varios siglos en la puritana Inglaterra se practicó la ablación de clítoris a mujeres que intentaron vivir en libertad. Esta bárbara costumbre se trasladó a Escocia y Canadá.




A pesar de que el siglo XIX inglés estuvo marcado por al omnipresencia de una mujer, la reina Victoria, al igual que en los siglos anteriores la mujeres estuvieron ligadas a la voluntad de los varones. Una mujer que quisiera independizarse lo tenía muy difícil, si además era lesbiana su vida podía complicarse enormemente. 

Algunas optaban por escaparse de casa y adoptar una apariencia masculina, invisibilizarse las hacía libres. En algunos casos pudieron engañar a propios y extraños y llegar a casarse con otras mujeres, en los registros civiles se han podido detectar un número importante de este tipo de bodas. Si eran descubiertas todo el rigor de la ley caía sobre ellas.

Para aquellas que optaran por quedarse en casa y no aceptar la voluntad de sus padres y esposos les esperaba un horrible tratamiento: la ablación de clítoris. Aun hoy se desconoce el origen de esta práctica en Inglaterra, si que la sufrió un importante número de mujeres que no se resignaban a sucumbir a la voluntad de sus todopoderosos padres o esposos.

La excusa acostumbraba  ser  la prevención de la promiscuidad o la infidelidad femenina: si la mujer no tiene deseo sexual, se reducen las posibilidades de que busque el sexo fuera del matrimonio, con lo cual el honor de la familia está a salvo. En muchos casos, se consideraba que sólo el hombre debe sentir el placer sexual. La mujer no tenía derecho al placer, como tampoco tenía derechos políticos o civiles.

En la Inglaterra victoriana el lesbianismo no era considerado delito. pero no por defender la autonomía sexual de las mujeres, mas bien todo lo contrario, pues no se les consideraba aptas para realizar determinadas actividades, el lesbianismo no era aceptado como causa de divorcio. Formaba parte de lo que concebían como "trastornos femeninos".

Una de las causas de los llamados "trastornos femeninos" era una actividad considerada "indecente": la masturbación.  Esta práctica, decían, producía la histeria, epilepsia, catalepsia, ninfomanía y lesbianismo. Para "curarla" se había ideado un remedio: la clitoridectomía (ablación de clítoris). El clítoris se le consideraba un órgano masculino, otro motivo para su eliminación.

Desconocemos en que momento se inició esta horrible práctica en Inglaterra, dado la escasa atención científica de los libros de medicina al clítoris o a los órganos sexuales de la mujer. Salió a la luz pública en 1866 cuando un médico ginecólogo inglés, Isaac Baker Brown,  defendió públicamente este tratamiento ante la comunidad médica. Al mostrarlo abiertamente provocó un duro debate en la comunidad médica londinense, lo que causó la expulsión de este médico de la Sociedad de Obstetricia de Londres (194 a 38 votos)  y la posterior prohibición médica de esta práctica.


Posteriores investigaciones en los registros de la oficina quirúrgica de  Cambritge, entre la pesca de la ballena y la salud del vice-rector, se encontraron una amplia relación de casos en los que un tutor masculino (padre o esposo) llevaba a una mujer para que le practicaran la clitoridectomía por unos 200 o 300 guineas. En Escocia también se encontraron registros que mostraban la realización de esta práctica.

En apoyo de Browm salió el periodico Times y el arzobispo de Canterbury. En su defensa alegaron que una treintena de colegas suyos la habían practicado y ahora eran los mismos que lo acusaban. 

Aunque la comunidad médica condenó esta practica en Inglaterra la ley no lo prohibió hasta 1985, por lo que se tiene la sospecha de que se siguieron realizándose de forma oculta. Se tiene constancia de que se practicaron en Escocia e Inglaterra, hay indicios de que está práctica se trasladó a la América colonial, aunque se desconoce su verdadero alcance,

Hoy la ablación de clítoris aun se realiza en 28 países. Sus orígenes pueden ser muy variados  y depende de los países y sus tradiciones, en algunos casos se defiende como una cuestión de “identidad cultural”. Estos países no conciben que haya mujeres sin circuncidar. También se habla de la cuestión de género: la ablación es una forma de distinguir a la mujer del varón. Se considera que el clítoris es semejante al pene masculino, y sólo extirpándolo la mujer consigue su feminidad.

Publicado en InOutPost: http://www.inoutpost.com/blogs/larmari-obert/la-ablacin-de-cltoris-en-la-inglaterra-de-los-siglos-xviii-y-xix-20130424100701.html


Información sobre matrimonios entre mujeres en Inglaterra:
Información sobre la ablación de clítoris en Inglaterra:



dimecres, 24 de juliol de 2013

HELIOGÁBALO, EL EMPERADOR QUE QUISO SER EMPERATRIZ.



Para la sociedad romana de inicios del s. III no era extraño ver que su emperador tuviera un amante masculino, tampoco que le gustara montar unas espectaculares orgías, lo que les escandalizó es que se quisiera convertir en emperatriz.



Tras la desastrosa campaña de Caracalla en Mesopotamia, las legiones romanas acabaron nombrando un emperador con sólo 14 años, se trataba Heliogábalo (203-222).  Su nombre, al parecer, procede de la deidad fenicia El Gabal, patrona del lugar donde nació. De niño, honraba ya a este dios y a otros dioses fálicos, interpretando ritos sodomíticos. También de manera precoz  fue "atormentador de animales, afeminado, ardiente amante y pasivo pederasta" (se dejaba seducir por personas mucho mayores que él). También importó un dios de Oriente que era totalmente extraño a los romanos, Baal; dios solar al que dedicó un templo y presidió sus rituales como su sacerdote.

El poder lo ejercía su propia madre, Julia Soemis Basiana, él se limitaba a tramitar sus ordenes. Sus excentricidades iban paralelas a las de su hijo, ejerciendo de gran meretriz en el mismo palacio. Para llegar al poder habían vendido la falsa idea de que el nuevo emperador era hijo ilegítimo de Caracalla. Durante su reinado las mujeres jugaron en papel esencial en la política romana, llegando a poder entrar en al Senado.



Según narra Elio Lampridio, historiador del silglo XV, en su "Historia augusta":"Los excesos de Heliogábalo no tuvieron fin. Buscaba emisarios por toda Roma que le procurasen hombres bien dotados y "representaba en la corte la leyenda de Paris, haciendo él mismo el papel de Venus, de tal manera que, inesperadamente, dejaba caer sus vestidos hasta los pies y se ponía desnudo, de rodillas, con una mano en pecho y otra en los genitales, echando hacia atrás sus nalgas y presentándoselas a su amante. Depilaba todo su cuerpo y configuraba además su rostro con la misma figura que a Venus, pues se consideraba capaz de satisfacer la pasión de muchísimas personas."

Las crónicas de Dión Casio, historiador romano coetáneo suyo,  señalan que este emperador mantuvo relaciones sexuales con parejas de ambos sexos, optando casi siempre por una posición pasiva, le gustaba mostrar sus nalgas depiladas, también rivalizar con su madre en el viejo oficio de meretriz romana.
Se enamoró de un esclavo de colosal estatura y enormes genitales llamado Hieracles. Pronto ordenó su propio casamiento, en el que él sería la mujer que se uniría al esclavo-esposo. Tras la boda tenía lugar una impresionante escena de "desfloración" y "luna de miel", en medio de una colosal orgía pública. No era su primera boda, antes se había casado en cuatro ocasiones, una de ellas con una vestal, lo que levantó los peores augurios sobre su persona.

Fascinado por la idea de castrarse,  y como se sentía mujer, este llegó a pedir a sus médicos que le practicasen una cirugía para cambiarse de sexo arrancándole el pene para en su lugar formar una vagina que hiciera posible su lascivia deseo de ser tomado y penetrado sexualmente, a cambio de una enorme suma de dinero. Ante la imposibilidad de lograrlo, los médicos tan sólo consiguieron hacerle un operación de fimosis, como solían hacer los egipcios o los judíos. Tras este incidente se vistió siempre de mujer.

Heliogábalo acabó siendo tiranizado por su superdotado gigante, siéndole fiel, de acuerdo con su estado, y efectuando los deberes domésticos así como los eróticos de una buena esposa. Pero fue su grotesca pasión por Hieracles lo que selló su destino. Concibió la fantástica idea de abdicar en favor de su esclavo, lo cual le habría convertido en emperador, mientras él, Heliogábalo, habría reinado como emperatriz pasiva.





El emperador Heliogábalo y su madre fueron asesinados ahogados en las letrinas de palacio por su propia guardia pretoriana. Su cuerpos fueron arrojados al río. Su imperio empezó con 14 años y acabó a los 19.

Inmediatamente después de su muerte comenzó una campaña de propaganda contra Heliogábalo. Circularon sobre él muchas historias aun mas denigrantes y falsas, sus excentricidades fueron exageradas. Sus edictos religiosos fueron revocados, sus amantes asesinados, se prohibió que las mujeres volvieran a acudir a las reuniones del Senado, su nombre fue borrado de las inscripciones públicas.

Este  emperador dejó, sin embargo, dos recuerdos que no han podido borrarse en la historia: la restauración del anfiteatro de Vespasiano, devastado por un incendio, y la conclusión de las gigantescas termas de su supuesto padre Caracalla.

La historia fascinó a literatos como Rubén Darío, Antonín Artaud o Edgar Allan Poe, a pintores como Alma-Tadema o Simeón Solomon, o incluso el cine mudo reflejó en varias ocasiones esta historia.



Mas información:
Comentarios sobre los textos de Elio Lampridio
Las orgías del joven dios-mujer
Relatos parecidos de la Antigüedad.

dimarts, 23 de juliol de 2013

EUGÈNE JANSSON, LA LIBERTAD DEL DESNUDO MASCULINO.

Eugène Fredrik Jansson (1862-1915) fue un pintor simbolista sueco, de ideas socialistas, célebre por sus paisajes en los que domina el color azul, por lo que mereció el apelativo de blåmålaren. La revista The Advocate lo define como el primer pintor gay de la historia de Suecia.



Sus primeras obras muestra los ambientes obreros que podía observar desde su propio hogar, lo que le granjeó la poca simpatía por parte de los coleccionistas de su tiempo, mucho mas elitistas.

A partir de 1904 se dedicó preferentemente a pintar desnudos masculinos. Fue tras un viaje a Italia motivado por su frágil salud. Es entonces cuando empiezan a aperecer en su obra los gimnastas, luchadores o levantadores de pesos desnudos. En 1907 pintaba uno de sus cuadros mas célebres, un amigo suyo desnudo, Nyman, con los brazos en cruz y enmarcado en una puerta, parecía animar a pasar dentro, tal vez pasando por encima suyo... Ambos vivieron juntos hasta 1912.



Cuando al final la crítica aceptó a Jansson obvió el evidente homoerotismo en su representación del denudo masculino, como suele ocurrir en otros artistas de su época la homosexualidad del artista era algo a ignorar, algo sin importancia. Debido a ello su obra homoerótica apenas fue conocida en su país hasta finales del siglo XX.




El desnudo en su obra es acorde con las corrientes naturistas de su época, en su caso también nos muestra una salud que él jamás tuvo y una libertad de movimientos de los que jamás gozó. Su colección de imágenes de nadadores recuerda a las realizadas 50 años después por David Hockney en California.










Un hemorragia cerebral acabó con su vida en 1915. Su hermano, también homosexual, destruyó gran parte de su correspondencia privada además de algunas de sus obras que evidenciaban su homosexualidad, ello ha dificultado poder conocer su vida mas íntima. Creía que con ello protegía su buen nombre. En Suecia los actos homosexuales fueron ilegales hasta 1944.









Mas información:

The advocate
Bajo el signo de libra:
Enciclopedia Glbtq

dilluns, 22 de juliol de 2013

LOS PAPAS SODOMITAS





Los primeros papas estaban casados y tenían su propia familia, a partir del momento en que se impone el celibato, aparecen las amantes, los hijos y la corrupción generalizada. Muchos papas tuvieron amantes de ambos sexos, mientras dictaban leyes contra el adulterio o la sodomía.

 Otros cobraban impuestos a los burdeles o a las cortesanas. Muchos siglos antes del holocausto, los papas obligaron a los judíos ir señalados con un gorro amarillo, crearon listas de libros prohibidos o organizaron quemas de estos en público.

 Cuando trasladaron el papado a Avignon, transformaron esta ciudad francesa en el mayor prostíbulo de la Europa Medieval. Por esta época un cónclave podía durar años, los cardenales lo transformaban en una fiesta continua con grandes comidas y orgías no menos importantes. La elección del sucesor de Clemente V en 1314 tardó más de dos años. Encerrados en Lyon los cardenales y sus pajes seguían con sus orgías particulares, cuando se les quitó comida y compañía optaron por nombrar a un Papa, al gusto de los franceses lógicamente.

 El concepto de sodomía no existía antes del siglo XI y la persecución contra ella era casi inexistente, el llamado pecado contra natura era condenado y a la vez practicado por monjes y clérigos, que acostumbraban a dormir juntos.   A principios de este siglo un Papa hizo levantar todas las alarmas, fue Benedicto IX, un golfillo que llegó al papado con solo once años. El "niño Papa" se le acusó de sodomizar animales, ordenar asesinatos, satanismo, violación, de mantener una relación sexual con su hermana de quince años y practicar sexo anal tanto con hombres como con mujeres.


El escandaloso papado de Benedicto IX motivó que un abad benedictino empezara a pregonar contra lo que él denominó la sodomía, entendida como práctica de penetración anal. Cuando Pedro Damián pidió la expulsión de los clérigos sodomitas, el Papa León IX le respondió que la iglesia se quedaría sin clérigos. A pesar de ello este abad inició una feroz persecución contra la sodomía en su región.

A finales del siglo XIII fue elegido un Papa, Celestino V, este rehusó todo tipo de riquezas y solicitó ejemplaridad a sus cardenales. Acabó encerrado en un calabozo donde lo dejaron morir de hambre. Le sucedió su propio verdugo Bonifacio VIII; a este Papa se le acusó de  de ser sodomita,  hereje y tirano. También se le acusó de haber violado al joven noble Giacomo de Pisis, como antes ya lo había hecho con su padre, y mantener relaciones sexuales con la esposa de éste y su hija de trece años

 Pero la época de mayor esplendor de la lujuria papal fueron los siglos XV-XVI, papas simoníacos, sodomitas, derrochadores, guerreros, asesinos y déspotas. Pietro Barbo se autodenominó Paulo II el hermoso (1417-1471), pero los cardenales le llamaban "Nuestra señora de la piedad". Se hizo famoso por sus fiestas continuas y sus orgías sadomasoquistas, donde apuestos jóvenes se dedicaban a atarlo y golpearlo.  Murió de un ataque cardiaco mientras era sodomizado por un mozo de caballerizas. Aunque oficialmente se atragantó mientras comía

 Le sucedió Sixto IV, padre del futuro Julio II (1414-1484). Tenía gran formación intelectual, era maquinador, maquiavélico, cínico, despótico y amante de jóvenes muchachos a los que llenaba de honores, entre ellos un joven y rico noble llamado Pietro Riario. Éste le compró su nombramiento papal. Una anécdota cuenta que estando enfermo llamó a sus médicos, estos le recomendaron leche de madre, el Papa les contestó que el jugo de jóvenes muchachos le sentiría mejor. Mientras gozaba de las relaciones homosexuales en Roma se dedicaba a nombrar a Torquemada primer Inquisidor de Castilla y Aragón.

 Su hijo Juliano della Rovere (Julio II) tuvo una amplia familia, varios hijos bastardos, fue un bebedor empedernido, sodomita, sanguinario, maquinador y gobernó Roma como un monarca absolutista, decretó la creación de prostíbulos masculinos a los que era asiduo. Los últimos años de su vida los vio afectados por la sífilis, se llegó a advertir a los peregrinos que no besaran sus pies por miedo a ser infectados.


Leon X (1475 -1521) era el hijo de Lorenzo de Médicis, llegó al papado con 33 años, a los 7 ya era prior, a los 8 abad ya los 13 cardenal. Este culto Papa no pudo coronarse erguido dadas las ulceraciones anales producidas tras años de practicar la sodomía. Le llamaron "el casto" por no tener ni hijos ni concubinas, al nuevo Papa le iban los más jóvenes. Le gustaba visitar los prostíbulos masculinos de Roma.

Para pagar sus muchos gastos obligó a las prostitutas romanas a pagar el 40% de  sus ingresos al Vaticano, traficó licencias para el  concubinato del clero, vendió títulos cardenalicios entre la nobleza romana y creó la Taxa Camarae, quien la podía pagar se le absolvían sus pecados. Así violadores de niños, asesinos, ladrones o estafadores fueron perdonados sin más. La sífilis y los excesos acabaron con él a los 46 años.

 Paulo III (1468- 1549) empezó su carrera eclesiástica vendiendo a su hija aun niña a Alejandro VII, el Papa Borja, a cambio del cardenalicio. Excomulgaba a Enrique VIII mientras nombraba a sus nietos de corta edad cardenales. Como un Nerón moderno asesinó a su madre y se acostó con su hija y su hermana. Le gustaban las sesiones de sexo duro con jóvenes pajes, en una de estas sesiones se les fue la mano muriendo asfixiado.

 Julio III(1487-1555) mientras convocaba el concilio de Trento se rodeaba de jóvenes rateros a los que llenaba de riquezas y títulos. El más conocido  Innocenzo Ciochi del Monte, apodado “Prevostino”  lo nombró cardenal con solo 17 años. No tuvo el más mínimo pudor de darle sus apellidos señalando claramente como su sobrino-amante. Roma lo ridiculizaba llamando a su joven amante "el mono". Su reinado fue una larga fiesta orgiástica. Están enterrados juntos en la iglesia de san Pietro Montorio en Roma.


Bibliografía:

Reyes sodomitas. Miguel Cabañas Agrela. Editorial Egales.
Los papas y el sexo, Eric Frattini. Editorial Espasa.
Papas en el armari, Blog L’ARMARI OBERT:

diumenge, 21 de juliol de 2013

DON ANTONIO DE ERAUSO.






En este primer artículo os voy a presentar a una persona que se sintió hombre, usó siempre nombres masculinos e incluso el rey, Felipe IV, y el Papa, Urbano VII, le autorizaron a usar el título de monja alférez y vestir ropas masculinas. A pesar de ello los historiadores aun utilizan el nombre con el que le bautizaron. (Publicado en la revista Inoutpost)

Cuando nació en 1592 le asignaron el nombre de
 Catalina de Erauso. A muy corta edad fue internado en un convento, allí su carácter pendenciero le creo graves problemas. A los 15 años escapó disfrazado de mozo tras haber intentado seducir a varias novicias.

Su aspecto no era nada femenino, de hecho siempre adoptó nombres masculinos (Pedro, Francisco, especialmente Antonio...) llevó una vida acorde a ello. Entro al servicio en varias haciendas donde intentaba conquistar a las doncellas y acababa peleándose con todos los mozos.



Al final marchó a América, recorrió el continente desde Cartagena de Indias hasta Chile, viéndose envuelto en multitud de reyertas. Ingresó como soldado en el ejército y participó en la Guerra del Arauco, en 1623, allí alcanzó fama por su valor y valentía. Le llegaron a nombrar alférez. Tras muchas disputas y huir de una posible ejecución regresó a España donde Felipe IV le recibió y le otorgó el título de monja alférez. También visitó al Papa Urbano VIII quien le dio permiso de seguir vistiendo como hombre.

De su visita a Italia nos ha llegado una anécdota, que está en sus propias memorias: "Paseando por el puerto de Nápoles,  unas jovencitas acompañadas de unos mozalbetes quisieron burlarse de ella, diciéndole: "Signora Catalina, dove si cammina?" A lo que ella respondió: "A darles a ustedes unos pescozones, señoras putas, y unas cuchilladas a quien se atreva a defenderlas."

Gracias a sus memorias tenemos uno de los mejores casos documentados de transexualidad masculina. Se le describe como "una mujer" bastante varonil, Antonio de Erauso utilizaba un lenguaje masculino, con voz ronca y grave (parecida a la de varón), con sus tonos varoniles y concisos. Además hablaba solamente en femenino en casos desesperados, momentos de suprema angustia, cuando  tenía miedo y esperaba angustiosamente la muerte en el infierno.

Era de gran estatura y no muy agraciado físicamente, carecía de los caracteres sexuales femeninos típicos. Algunos autores afirman la desaparición de sus pechos desde muy joven debido a muchos remedios para secarlos y dejarlos llanos, parecidos a los de un hombre.

Tras escribir o dictar sus memorias en España regresó a México con el nombre de Antonio de Erauso. Allí como hombre libre se dedicó a sus negocios del transporte, muriendo en 1650 en Quitlaxtla (México).  Su autobiografía tardó casi doscientos años en publicarse y desde aquel momento se vendió la idea de una mujer pendenciera y solo en algunos pocos casos señalándose la posibilidad de que se tratara de una mujer lesbiana y jamás como una persona transexual.

Bibliografía:
Historia de la monja alférez, autobiografía:

dijous, 18 de juliol de 2013

EL AMOR ENTRE MUJERES EN LA GRECIA CLASICA. I PARTE

Hubo un tiempo en la Grecia antigua, anterior a Homero, dónde las mujeres dispusieron de una libertad muy superior a la de siglos posteriores.

Las tres Gracias (1817), de Antonio Canova Museo del Hermitage de San Petersburgo


Mucho sabemos sobre el amor entre hombres en la Grecia Clásica, pero existe un gran desconocimiento cuando intentamos conocer como era el amor entre mujeres. A diferencia de la pederastia masculina, no existía algo parecido de forma generalizada al tratarse de la formación de las mujeres, ni siquiera era un tema de interés para la polis. Es decir, no existían espacios de discusión o formación, los filósofos no hablaban de ello, en el ágora raramente estaban presentes.

Decir que la Grecia Clásica fue un paraíso para las personas que amaban a los de su mismo sexo denota un gran desconocimiento de la realidad, salirse de los códigos de la pederastia griega estaba mal visto e incluso en ocasiones castigado. Los varones "que se comportaban como mujeres" eran perseguidos y solo eran aceptados en el mundo de la prostitución o de marginalidad social.

Y el amor entre mujeres quedó guardado en el armario de la historia, era algo que no se visibilizaba, que formaba parte de la vida privada de ellas, en un mundo de hombres en el que la mujer quedaba relegada a un segundo plano. Lo poco que sabemos ha sido contado por hombres, lo poco que hemos visto a través del arte ha sido mas bien para consumo heterosexual, nos quedan obras como la de Safo muy mutiladas por el paso del tiempo.

Calisto y Zeus


La mitología griega nos habla de Artemisa (Diana) que vivía rodeada me mujeres que jamás habían estado con varón (vírgenes) y era muy celosa de ellas, llegando a matar a la pobre Calisto por dejarse seducir por Zeus transformado en una bella mujer. Posiblemente ello inspiró a los "thiasoi", unas comunidades de mujeres que los historiadores nos han vendido como "escuelas de muchachas de clase alta" o cosas parecidas, eran esto y mucho mas.

Safo de Lesbos perteneció a una de estas comunidades y gracias a ella sabemos de los amores lésbicos que existían en los "thiasoi". Tenían sus propias divinidades y ceremónias y las relaciones se producían de forma muy similar a la educación masculina. Las relaciones amorosas entre mujeres eran mas paritarias que las masculinas, raramente existía el sometimiento y sumisión mas frecuente en las relaciones heterosexuales.

Safo no solo enseñaba a sus alumnos música o danza, también las armas de la belleza y la seducción, a través de sus poemas podemos ver que además se amaban apasionadamente:

...Te ruego,
Gongila, muéstrate con tu túnica
lechosa, en torno a ti
vuela el deseo,
en torno a ti, tan bella. este vestido
me turba el verbo: y yo me alegro.

Durante los siglos VI y VII a JC llegaron a celebrarse ceremonias de tipo iniciático en las que se unía a un par de mujeres en un ritual parecido al del matrimonio tradicional. En el Museo del Louvre se encuentra el mejor documento que ilustra este tipo de uniones, conocido como el "partenio de Alcman" el documento nos narra una ceremonia nupcial entre dos mujeres: Agido y Hagesícora





"Una unión por así decir oficial y que, como tal, era solemnizada por la recitación de un canto coral que (puesto que no todas dla directoras de thiasoi estaban en condiciones, como Safo, de hacerlo personalmente) fue escrito por encargo por Alcmán. Pero, ¿qué decía exactamente este canto? Agido y Hagesícora (que resulta ser la corega) aparecen, inequívocamente, en el papel de una pareja cuya unión, ya exclusiva, deja sin esperanzas a las muchachas del coro, conscientes del hecho de que nada, ningún regalo ni ninguna tentación podrá separar a Agido de Hagesícora, y convencerla para que ame a otra.


Agido entonces, ya no confiará sus amores a Ainesimbrota (evidentemente la directora de thiasos), ya no pedirá su intervención para obtener el amor de una de las compañeras: ella ama solamente a Hagesícora, para siempre. Los versos de Alcmán, señalados ya por A. Griffiths como un canto nupcial, celebran, en efecto, un matrimonio: pero no, como pensaba Griffiths, un matrimonio heterosexual. Son –como hemos dicho- la consagración en el interior del thiasos de una ceremonia iniciática del tipo de las que, como testimonia Himerio, eran celebradas también en el thiasos de Safo y a las cuales siempre refiriéndose al thiasos de Safo, alude también Aristéneto." (1)

Sabemos también poco sobre la continuidad de este tipo de amores, las mujeres se veían sometidas a unos matrimonios de conveniencia y debían sumisión a sus maridos. No tenían elección, su libertad era el adulterio y para una mujer podía tener graves consecuencias, sobre todo si era con otro hombre. Parece que las relaciones sexuales entre mujeres en el ámbito privado era mas frecuentes y pasaban mas desapercibidas.

Mas información.

Grecia Clásica, 
(1) Según natura, Eva Cantarella: http://www.akal.com/libros/SegUn-natura/9788476009949
Safo de Lesbos: