dimecres, 22 de juny de 2016

SAVONAROLA Y LA PERSECUCIÓN DE LA SODOMÍA

Girolamo Savonarola ( 1452 - 1498) fue un predicador italiano organizador de las célebres hogueras de vanidad  donde los florentinos estaban invitados a arrojar sus objetos de lujo y sus cosméticos, además de libros que consideraba licenciosos, como los de Giovanni Boccaccio. Su odio contra los sodomitas llevó a la ciudad italiana a vivir un horrible clima de terror. 





Durante la Edad Media la sodomía, las relaciones sexuales entre hombres, formaba parte de las relaciones sociales de la sociedad florentina. Las leyes lo toleraban, muchos de sus artistas la practicaban e incluso Lorenzo de Medicis era un ávido lector del "Simposium" de Platón, en el que defienden las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.


Esta liberalidad tiene su reflejo en el arte, donde la representación del desnudo masculino se realizó con absoluta naturalidad. A pesar de la oposición eclesiástica los siglos  XIV  y  XV  fueron para los florentinos uno de los mas largos periodos de libertad sexual.

En Siena un fraile, San Bernardino, inició a inicios del siglo XV una dura persecución de los sodomitas de su ciudad. Criticaba las vestimentas de los jóvenes y el hecho de que intimaran con otros hombres. Llegó a pedir que los practicantes del llamado "pecado contra narura" fueran quemados en la plaza pública. 





En Florencia los Médici protegían estas prácticas e incluso cerraban el paso a quienes no se avenían a estas costumbres, para mayor disgusto de los predicadores. Muy pocos florentinos se casaban antes de los 34 años, los poemas homoeróticos de la época dan una idea de hasta que punto estaban extendidas las relaciones homosexuales. Los sectores mas consevadores, apoyados por Francia, esperaban un oportunidad para echar a los Médicis e imponer unos duros códigos morales.


Lorenzo de 'Medici, En su hombro cuelga Angelo Poliziano (boina azul)  pinturas de Botticelli fragmento de "La Adoración de los Magos" (Adoración de los Magos)


En 1492 estalló una grave epidemia de sífilis en Italia y especialmente en Florencia, Rodrigo Borjamandaba en Roma y los franceses devastaban el norte de Italia. Un dominico fanático llamado Girolamo Savonarola (1452-1498) lo aprovechaba para en sus encendidos sermones prever las mayores desgracias para la ciudad toscana.

Y así se provocó una rebelión que expulsó a los Medicis de la ciudad y se proclamó una república. En 1494 la reforma que se aplicó prohibía la sodomía y preveía las peores condenas, se cerraron las tabernas, se favoreció la delación y se crearon patrullas que velaban por la moral pública formadas por los "piagnoni" (llorones). La dictadura de dios era especialmente cruel contra cualquier atisbo de relación homosexual. 

Florencia nunca se había caracterizado por la aplicación de la pena capital, pero aun así el dominico buscó las mas duras penas para castigar a los sodomitas, entre las que estuvo el cadalso. Como siempre ocurre en estos casos muchos aprovecharon para delatar a vecinos molestos o para acabar con opositores políticos.





Para Savonarola, que fue excomulgado por Alejandro (Rodrigo) Borja,  la misericordia no existía, sólo el castigo:

"In questi magistrati non è il timor di Dio.   Io dico  a voi, magistrati,  temete Iddio,  purgate  via lipeccati, levate via li vizii, fate iustizia di questo vizio maladetto contra naturam; non punite didenari né secretamente, ma fate un fuoco, che ne senta tutta la Italia" ("En estos jueces no es el temor de Dios Le digo a usted, los jueces, temen a Dios, purificado los pecados, los vicios planteados en ellas, JUSTICIA de este maldito vicio contra natura, no castigado, ni el dinero en secreto, pero hacer un fuego, que se extienda por toda Italia "


Poco a poco oposición y sodomía van adquiriendo el mismo significado; autores, como Botticelli, quemaron parte de su obra considerada pagana. Pero poco a poco fue un arma de doble filo.Los partidarios de los Medicis, los "Palleschi" empezaron a relacionar a los monjes dominicos con practicas de sodomización de jóvenes novicios, o llevando también denuncias falsas contra sus partidarios.

En 1497 hubo los primeros tumultos contra el dominico, en ellos era fácil ver a jóvenes mostrando sus parejas masculinas como forma de mostrar su oposición y exigir la eliminación de esta horrible legislación. 


En 1498 Savonarola bebía su propia bebida. El fallecimiento del rey francés Carlos VIII, su defensor, permite que las tropas de Alejandro VI entren en la ciudad y acaben con él y sus partidarios.  Fue ahorcado junto a sus partidarios, sus cuerpos después fueron quemados y los restos echados al Arno.


El regreso de los Medicis no representó volver a la situación anterior, pues las nuevas leyes que se dictaron ya no fueron tan permisivas, aunque la persecución contra el llamado "pecado nefando" practicamente desapareció.






Mas información:
http://www.giovannidallorto.com/saggistoria/savonarola/savonarola.html

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada