dijous, 12 d’abril de 2012

ANNE LISTER, LIBRE, ASTUTA, INTELIGENTE Y LESBIANA.


Antes del siglo XIX es difícil encontrar un caso bien documentado sobre la vida de una mujer lesbiana. Conocemos las cartas de Sor Juana Inés de la Cruz, la vida aventurera de Anne Bonny, los poemas de Safo. Podemos intuir que lo fueron reinas como Cristina de Suecia, la Emperatriz china  Wu Zetián, datos mas confusos nos señalan a Maria Antonieta o la propia Catalina de Medicis. 

Anne Lister (1791-1840) nos contó su propia vida y su amor hacia las mujeres en un críptico diario con mas de 4 millones de palabras codificadas (griego, álgebra...) en los que  muestra detalles íntimos de sus relaciones románticas y sexuales junto a  sus preocupaciones financieras o sus actividades industriales.


Anne era una rica terrateniente de Yorkside, viajera incansable, montañera (fue la primera mujer en escalar el Monte Perdido) y astuta empresaria. Ella nos contó su pasión hacia las mujeres, aunque jamás utilizó el término lésbiana, de hecho no se populariza hasta el siglo XX,  ni tampoco reivindicó derechos, ni tampoco fue una activista. Se limitó a vivir su sexualidad y a contarla de forma críptica. Hasta 1930 sus textos no pudieron ser descifrados.



Su vida no fue un jardín de rosas. Ella misma se describía de "aspecto masculino" ello llevó a que sus convecinos se burlaran de ella llamandole "Gentleman Jack". En 1805, mientras estudiaba en la Manor House School, York, Anne conoció a su primer amante. Brillante en sus estudios pero siempre aburrida no tardó en ocasionar problemas de conducta y terminó encerrada en una habitación de castigo, lejos de sus compañeras. Pronto llegó al solitario ático otra rebelde sancionada porque su "aspecto" era diferente, una joven heredera británica-hindú de nombre Eliza Raine (1791-1869) y el flechazo fue mutuo. 

Anne tuvo cuatro parejas femeninas  a lo largo de su vida, pero mantuvo relaciones ocasionales con decenas de mujeres, ya sea cuando estaba “soltera” o siendo infiel a sus parejas en una constante búsqueda de la “mujer de su vida”.  

En 1824 se trasladó a París para tratarse de una enfermedad venérea que le trasmitió su amante Marianne Lawton, esta se había casado recientemente y fue el marido quien infectó primero a su esposa y luego esta a Anne. Allí aprendió francés y conoció las técnicas de seducción de los homosexuales masculinos, cosa que le ayudó en sus futuras conquistas. También este conocimiento la hizo ser mas consciente de su propia sexualidad.

En 1832 inició una apasionada relación amorosa con una joven y rica heredera Anne Walker con la que vivió el resto de sus días. En 1840 con 49 fallecía de unas fiebres en el Cáucaso, Georgia. Su amante guardó su cuerpo embalsamado durante seis meses, siendo enterrada definitivamente en Halifax.



 En 2010 la BBC realizó un telefilm sobre su vida: "Los Diarios Secretos de Miss Anne Lister" protagonizada por Maxine Peake  


Mas información:



2 comentaris:

  1. Lo del encriptado para contar su vida me parece fascinante. Y una buena metáfora sobre la armarización obligada.

    ResponElimina