diumenge, 28 de desembre de 2014

LA SODOMIA EN EL MUNDO DE LA MARINA, SIGLOS XVI-XVIII

El mundo de la marina fue una sociedad masculina en la que las relaciones homosexuales fuero mucho mas frecuentes que en otros sectores sociales. Estas relaciones fueron toleradas, consentidas e incluso en ocasiones reguladas.




Al igual que en las cárceles, los colegios y los monasterios, las naos indianas eran espacios cerrados e integrados, básicamente, por población masculina; la presencia de mujeres en los galeones era casi inexistente, pero no las relaciones sexuales. Los siglos XVI-XVIII coincidió con la época de mayor persecución de la sodomía, especialmente en Castilla y los reinos de la Corona de Aragón. El mundo de la marinería fue el destino de muchos homosexuales, pues allí encontraron la posibilidad de tener unas relaciones sexuales mas normalizadas que en caulquier otro espacio.  

Anteriormente me he referido a la homosexualidad en el mundo de la pirateria:  De como se establecieron lazos de unión entre ellos, incluso como legaban sus posesiones con sus parejas. En este artículo también comento el único caso del que hay evidencia de una pereja de mujeres piratas.

Anne Bonny


La legislación indiana prohibía que la tripulación llevara a sus mujeres a bordo de las naos, por lo que para la mayoría de los marineros la única manera de desarrollar su sexualidad era con otros compañeros. Aquí la jerarquía establecida jugaba un papel muy importante.
La mayor fuente de datos que nos ha llegado es a través de los procesos por sodomía indagados por los distintos tribunales competentes en este tema. Las actas que nos han llegado hablan de relaciones en muchas ocasiones impuestas, es decir el de mayor cargo y edad se imponía al de menor rango o mas jóven. A éstos últimos se les llamaba "pacientes", es decir "pasivos". La relación de poder honraba al masculino poseedor, y penetrador, de los dominados, a los que se les consideraba de un rango inferior similar a las mujeres. Éstos, además, eran los que sufrieron las peores condenas.

Fernanda Molina nos cuenta:
"Una de las variables más recurrentes en la correspondencia entre las relaciones de poder y las relaciones sodomíticas fue la edad. Esta dependencia de los jóvenes a los adultos respondía al modelo patriarcal de familia, según el cual el patriarca no sólo tenía la capacidad de someter a su esposa sino también a sus hijos, como un amo poseea su esclavo." (1)



Normalmente se valían del rango para imponerse. Parece ser que los "contramaestres", las figuras mas despóticas en las naos, eran los que mas abusaban de su poder, los grumetes y los pages sus víctimas mas propìciatorias. Podían llevarles a sus dependencias y allí:
..."debían hacerle la cama, desatacarle la ropa y lo que parecía el principal deleite de la mayoría de los indiciadosen el vicio sodomítico: “rascarle y traerle las piernas”. Jerónimo Lemes de Mazuelos, paje de nao, declaraba que Ginés del Castillo lo “llamo a este testigo al comedor de la popa del dicho galeon y le mando que los descalçase y este testigo lo descalço”. Más tarde,“mandó a este testigo que le rascase las piernas” (…) y "estandoselas Xines del Castillo tomo a este testigo su mano con la suya y se la llevo a su natura y bergueza y con fuerza y luego el dicho metio la mano a este testigo entre las piernas y se las puso y truxo por sus verguenzas”.(1)

En el ejército USA parece ser que este tipo de relaciones tuvieron mejor fortuna. Durante la guerra contra los piratas berberiscos en 1798, una pareja de amantes se convirtieron en los primeros héroes navales de los Estados Unidos. Richard Somers y Stephen Decatur eran guardiamarinas tercero y cuarto en la nueva Marina de los Estados Unidos; compartían el mismo puesto de atraque, dormían juntos y se procesaban un intenso amor. Ambos sufrieron la intolerancia de su tiempo y el negacinismo de historiadores que señalan que ambos estaban casados para negar su homosexualidad. Somers fue asesinado después de ser voluntario para hacer estallar un bastión pirata, plan que salió mal. Al morir llevaba un anillo de oro testigo del amor que se procesaban. 



Siguiendo atentamente la lectura de las actas de la inquisición podemos llegar a la conclusión de que las relaciones homosexuales en el mundo de la marinería estaban sujetos a las relaciones de poder en las muy jerarquizadas tripulaciones de las naos que hacían el recorrido de las Indias. Aunque seguramente no siempre fue así, existieron las relaciones consentidas, especialmente aquellas entre marinos del mismo rango. Es muy dificil saber cuantos casos fueron consentidos o por "obligación", seguramente en los procesos el sentido de culpa y el deseo de justificación dio una sensación errónea en cuanto a la existencia de relaciones "no consentidas".

Xabier Lizárraga en su "Una historia sociocultural de la homosexualidad, Paidós, México) nos recuerda: "Los galeones españoles, por ejemplo, poseían un detallado código de marinería, que especificaba la parte de libertad sexual y fidelidad que se esperaba de todos los hombres que 'pertenecían' a otros durante un viaje; fue un intento de conrolar los celos furiosos y mantener mejor el orden en la nave" (2) .


(1) La sodomía a bordo. Sexualidad y poder en la Carrera de Indias (Siglos XVI-XVII) Fernanda Molina. Revista de Estudios Marítimos y sociales. Nº3, noviembre 2010.


(2) Tripp, C. A. La cuestión homosexual, EDAF,)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada