dissabte, 25 de setembre de 2010

AQUILES Y PATROCLO, HISTORIA DE UN AMOR TRÁGICO.

Patroclo y Aquiles fueron amantes, esto hoy casi ya no se cuestiona, pero ¿quien fue el erómenos y quien el erastés? El siglo IV a JC se cambió el rol de la pareja, pués un héroe como Aquiles no podía ser un amante "pasivo". 


Para los antiguos griegos la amistad entre dos hombres era una virtud, no sólo estaba bien vista también se potenciaba esta relación en el terreno de la enseñanza o el militar. Generalmente se unía a un joven adolescente de 16 años o mas (erómenos, amado) con un adulto (erastés, amante) Los griegos lo consideraban un elemento esencial de su cultura.


Los griegos consideraban normal que un hombre se sintiese atraído por la belleza de un joven, tanto o más que por la de una mujer. La mitología griega le daba una gran importancia: Zeus y Ganímedes, Apolo y Jacinto, Aquiles y Patroclo. La historia, también,  nos cuenta la vida de los miembros del batallón sagrado de Tebas. (clicar para más información)


En este contexto entra la historia de Aquiles y Patroclo, amigos y amantes desde muy jóvenes. Ambos se embarcaron en la aventura de Troya. Allí nada mas llegar el héroe troyano ofendió a Apolo asesinando en su templo a un joven de 19 años que se resistió a ser amando por él.

Las representaciones antiguas mostraban a Patrocolo como el adulto (erastés), mientras que Aquiles era el más joven, su amante pasivo (erómenos). Las contradicciones sobre las biografías de estos personajes mitológicos son bastante comunes. Platón en "El Banquete" señala a Patroclo como el "erastés" (adulto y activo) y Aquiles el "erómenos" (pasivo y mas joven).   A partir del siglo IV a JC cambiaron el rol. Esta imagen es del siglo V a JC, nos muestra a Patroclo, con barba, y Aquiles imberbe es posiblemente la representación mas conocida de la relación entre ambos  : 

Aquiles y Patroclo.
Tras un largo asedio Aquiles rapta a la princesa Briseida de la que enamora. Pero cuando el rey Agamenón la ve obliga a entregarsela. La disputa acaba con el abandono de los pelagios del asedio a Troya. Pero Patroclo no lo entiende, lleno de furia y celos, arrebata la armadura de su amante y reta a Héctor, príncipe troyano. A pesar de la desigual fuerza la lucha es equilibrada, hasta que el enojado dios Apolo golpea a joven guerrero y permite a Hector darle muerte.

Ayax y el cuerpo de Patroclo.
Cuando Aquiles oye las amargas noticias, llora y se revuelve en el suelo, transido de dolor. Sus amigos trajeron el cuerpo de Patroclo del campo de batalla pero él no les deja enterrarlo. Se echa sobre él, rodeándolo con sus brazos, sollozando desesperadamente. Su madre, Tetis, vino a consolarle. "Hijo mio, cuanto tiempo seguirás llorando con la mirada extraviada de pena, sin comer ni dormir? Yacer con mujeres y enamorarse de ellas también es bueno." Pero Aquiles no podrá pensar en otra cosa que no fuese su compañero enamorado, a quien recrimina amargamente haber jugado con su vida:

"No tuviste consideración por mi pura reverencia hacia tus muslos, ingrato a despecho de nuestros muchos besos."

Aquiles custodiando el cadaver de Patroclo.

3 comentaris: