dimecres, 29 de setembre de 2010

DE SODOMIAS y HOMOSEXUALIDADES. ORÍGENES Y CONTROVERSIAS

Todos sabemos que significan los términos sodomía u homosexualidad, pero generalmente desconocemos cual es su origen real.

A pesar que muchas traducciones de la Biblia utilizan de forma incorrecta el término sodomía, la realidad es que este concepto no empezó a utilizarse hasta entrada la Edad Media. En el siglo XI aparece por primera vez  la palabra «sodomía» en el Liber Gommorrhianus del monje benedictino Petrus Damianus, para el que la palabra incluía todas aquellas actividades sexuales que no servían para la reproducción, incluidas las relaciones lésbicas. Hasta entonces el término que se acuñaba era el de actos contra natura. El Emperador Teodosio dictó las primeras leyes persecutorias, leyes contra "los hombres que cometian "vicios contra natura", la palabra sodomia no aparecia en ninguna parte como tampoco aparece en las leyes que dictó el emperador Justiniano en el mismo sentido.

Petrus Damianus
El término homosexual aparece por primera vez en Alemania, 1869. Karl-Maria Kerbeny, de origen húngaro, en 1869 creo la palabra "homosexual", en un panfleto anónimo que apoyaba la revocación de las leyes contra la sodomía en Prusia. En 1886 aparece el libro Psychopathia Sexualis de Richard Freiherr von Krafft-Ebing en el que populariza el término, en un estudio acerca de lo que en esa época se consideraba una desviación sexual.
Karl-Maria Kerbeny,
 ¿Existia la homosexualidad antes de que se acuñara el término?¿Existia la sodomía?. La misma Biblia nos habla de Sodoma, en donde los hombres practicaban el "sexo anal", además de negarse a aplicar la Ley de la Hospitalidad por lo que la ciudad fue condenada.

El matrimonio heterosexual ha ido cambiando a través del tiempo y no es hasta el siglo XIX y el Romanticismo en el que la efectividad cuenta a la hora de crear una unión. Pero antes había hombres que se enamoraban de mujeres, de la misma manera había personas que tenían sexo con personas de su mismo sexo o tras tantas que se enamoraban y  si podían se unían (adelphopoiesis).
Japón siglo XVIII
¿La sexualidad la hemos inventado los occidentales del siglo XX? Siempre ha existido, existía desde antes de la iglesia ( esos cultos a la fertilidad de los paganos) y, cuando llegaron los del crucifijo y la hoguera, la sexualidad se escondió en unas cuantas órdenes secretas y en casas privadas. Luego volvió a la calle. Pero la gente tenía sexualidad, deseo y libido... ¿qué nos narra Bocaccio?: amantes, cuernos, gente que folla por aquí y por allá (por un sitio y por el otro). Que esa sexualidad (tan parecida "a la nuestra") no perteneciese a cierto discurso oficial no le arranca la existencia. Hay cosas en el ser humano que son imposibles de eliminar por ningún tipo de discurso oficial.(1)



Ulrichs utilizó el término uranistas(1865,personas del tercer sexo con psique femenino y cuerpo masculino) antes éramos llamados sodomitas. Antes de eso fuimos llamados de otras muchas formas. Pero siempre existimos. Veamos los grabados paleolíticos donde aparecen hombres teniendo sexo entre ellos. ¿Acaso Ulrich, un buen día, decidió inventar una "identidad" y que un montón de hombres dijeron "me apunto a eso de ser maricón"? Lo que hizo Ulrichs fue tratar de re-definir la "sodomía" y darle un aspecto más aceptable para la sociedad y para los propios "sodomitas" pero ni inventó ni creó conciencia de nada. Naturalmente que existía consciencia de que había hombres que amaban a otros hombres, pero el nombre que recibían (y su definición) era despectiva.(2)

 La misma Biblia o John Boswell (Las bodas de la semejanza) no narran historias de parejas del mismo sexo que unieron sus vidas o se amaron profundamente, Ruth y Noemí, David y Jonatán o los santos Sergio y Baco. Los negacionistas señalan que en realidad eran bisexuales, término que por cierto tampoco existía, en muchos casos el sexo heterosexual era por necesidades reproductivas, así lo podemos ver entre Eduardo II y su esposa Isabel, pero el rey inglés tenia una adelphopoiesis (Hermanamiento)  con su amado Piers gavestón. Lógicamente existian bisexuales, heterosexuales y, por qué no decirlo, homosexuales.
Sergio y Baco.
(1) y (2) Citas de Gabriel J. Martín, psicólogo, (CGL)


.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada