dimarts, 21 de setembre de 2010

QUEVEDO CONTRA GONGORA.

Quevedo, antisemita y homófobo, siempre intentó atacar a Góngora acusándolo de judío y sodomita. 



Conocida es la animadversión que Luís de Góngora y Francisco de Quevedo se tenían, y la larga rivalidad entre ellos. Góngora fue un frailecillo travieso, de vida poco ejemplar para un religioso de su tiempo, pero Quevedo, muy conservador y tradicionalista, iba mas allá y le lanzaba acusaciones terribles en aquella época de oscurantismo religioso: para el poeta el cordobés era  judío y homosexual :

 Peor es tu cabeza que mis pies
Yo, polo, no lo niego, por los dos;
tú, puto, no lo niegues , por los tres.(Insinúa que el amante de Góngora es un tal Polo)

Quevedo era muy homófobo y no le costaba nada mofarse de los homosexuales, en "Gracias y desgracias del ojo del culo" decía:

ÚLTIMA DESGRACIA: Finalmente, tan desgraciado es el culo que siendo así que todos los miembros del cuerpo se han holgado y huelgan muchas veces, los ojos de la cara gozando de lo hermoso, las narices de los buenos olores, la boca de lo bien sazonado y besando lo que ama, la lengua retozando entre los dientes, deleitándose con el reír, conversar y con ser pródiga y una vez que quiso holgar el pobre culo le quemaron.

El tiempo deja las cosas en su sitio y parece ser que Quevedo vivió los últimos años de su vida amancebado con un joven casi 30 años mas joven que él.




SONETO

Yo te untaré mis obras con tocino
Porque no me las muerdas, Gongorilla,
Perro de las ingenios de Castilla,
Docto en pullas, cual mozo de caminos.

Apenas hombre, sacerdote indigno,
Que aprendistes sin christus la cartilla,
Chocarrero de Córdoba y Sevilla,
Y en la corte, bufón a lo divino.

¿Porqué censuras tú la lengua griega
siendo sólo rabí de la judia,
cosa que tu nariz aun no lo niega.

No escribas mas, por la vida mia,
Aunque aquesto de escribas se te pega
Por tener se sayón la rebeldia.




 El retrógrado Francisco de Quevedo condenó y ridiculizó la sodomía en muchos de sus poemas (Guárdate del varón que aquí reposa,//que tras un rabo, bujarrón profundo,//si le dejan, vendrá del otro mundo! ...Pero si honrar pretendes su memoria,//di que goze de mierda, y no de gloria;//y pues tanta lisonja se le hace,//di: «Requiescat in culo, mas no in pace.» )  La homofobia de Quevedo le llevó a escribir poemas como éste:


Aquí yace Misser de la Florida,
y dicen que le hizo buen provecho
a Satanás su vida.
Ningún coño le vio jamás arrecho.
De Herodes fue enemigo, y de sus gentes,
no porque degolló los inocentes,
mas porque, siendo niños, y tan bellos,
los mando degollar, y no jodellos,
pues tanto amó los niños, y de suerte
(inmenso bujarrón hasta la muerte)
que si él en Babilonia se hallara,
por los tres niños en el horno entrara.

¡Oh tú, cualquiera cosa que seas,
pues por su sepultura te paseas,
o niño o sabandija,
o perro o lagartija,
o mico o gallo o mulo,
o sierpe o animal que tengas cosa
que de mil leguas se parezca a culo:
Guárdate del varón que aquí reposa,
que tras un rabo, bujarrón profundo,
si le dejan, vendrá del otro mundo!

No en tormentos eternos
condenaron su alma a los infiernos;
mas los infiernos fueron condenados
a que tengan su alma y sus pecados.
Pero si honrar pretendes su memoria,
di que goze de mierda, y no de gloria;
y pues tanta lisonja se le hace,
di: «Requiescat in culo, mas no in pace.»


La homofobia de Quevedo puede verse en este texto de La España defendida de los tiempos de ahora y de las calumnias de noveleros y sediciosos, 1609, arremetía contra el "afeminamiento" de los hombres:

"Y lo que es mas de sentir es que los hombres las imitan(a las mujeres) en las galas y lo afeminado, pues es de suerte que no es un hombre ahora más apetecible a una mujer, que una mujer a otra... Al fin hacen dudoso el sexo, lo cual ha dado ocasión a nuevas pragmáticas, por haber introducido vicios desconocidos de naturaleza." 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada