dimecres, 25 de març de 2015

EL MITO DE APOLO Y JACINTO

El amor entre el divino Apolo y el bello mortal Jacinto ha inspirado a  muchos artistas que lo han plasmado en su obra artística durante siglos.


La muerte de Jacinto, Jean Broc.

Apolo, hijo de Zeus y Leto y  hermano de Artesisa/Diana, fue el dios de la luz y el sol; la verdad y la profecía; la medicina y la curación; la música, la poesía y las artes; también el ideal de la eterna juventud. La lista de amantes que tuvo es infinita, destacan de ella tres jóvenes muchachos: Tamiris, Jacinto y Cipariso. Pero su belleza no fue paralela a su fortuna en sus lances amatorios ni con mujeres, ni con hombres.

Según Hesíodo Jacinto era el hijo de Amiclas, Rey de Esparta, su hermosura era tal que enamoró a Apolo. Tras varios encuentros amorosos, un día él y su amante estaban compitiendo con el lanzamiento de disco, cuando Apolo para demostrar su poder e impresionar a Jacinto lo lanzó con todas sus fuerzas. Jacinto, para a su vez impresionar a Apolo, intentó atraparlo, fue golpeado por el disco y cayó muerto.



La muerte de Jacinto - Nicolas-Rene Jollain 1769

Otra versión del mito añade que el responsable de la muerte de Jacinto fueron los dios del viento Céfiro y Boreas. La belleza del muchacho provocó una disputa amorosa entre ambos y Apolo. Celosos de que Jacinto hubiese preferido el amor de Apolo, desviaron el disco con la intención de herir y matar a Jacinto.


La muerte de Jacinto, Méry-Joseph Blondel 




Esta última versión sugiere  que el disco de Apolo fue apartado de su trayectoria por un golpe de viento. "Para explicar el origen del Jacinto, se creó un mito de transformación en el que una flor rija marcada con las letras AI AI (que significa ¡Ay, ay!) surgió de la sangre de Jacinto (o de sus cenizas), y desde entonces lleva su nombre. Evidentemente, se trataba de una planta diferente del moderno Jacinto, que, por lo que parece, tenía forma de iris. El nombre de Jacinto (Hyakinthos) tiene un componente –nth- no indoeuropeo. Fue una divinidad prehelénica especialmente venerada en Amiclas y dio su nombre a la antigua fiesta doria de la Jacintias. Se discute si su mito principal pretendía dar cuenta de su subordinación al culto de Apolo."



Mientras Jacinto agonizaba, Apolo no permitió que Hades, el dios de los muertos, reclamara al muchacho; de la sangre derramada del joven hizo brotar una flor, el jacinto. Según la versión de Ovidio, las lágrimas de Apolo cayeron sobre los pétalos de la flor y la convirtieron en una señal de luto. En otras variaciones Céfiro tiene una forma física y en castigo Apolo lo convierte en viento para que no dañe a nadie más.

Esta historia pronto inspiró a poetas y artistas. Ovidio lo refleja en su Metamófosis, que inspira a Mozart para su ópera Apollo et Hyacinthus. Las iglesias cristianas orientales cristianizaron su figura, celebran el 3 de julio su santidad y es patrón de las parejas de amantes, muy heterosexuales ellas. Mayor ridículo imposible. 



El magnífico blog heleno Gay ekfansi ofrece una muy completa selección sobre la representación de este mito griego. Os ofrezco una breve muestra, para mas información cliquear los textos en azul que he compartido. 


Benjamin West (1738-1820)

Alexander Kiselev (1838-1911)

Jean Broc (1771-1850).

490 a JC. Museo Bellas artes de Boston. 

1 comentari:

  1. Soy católica y demás, pero hasta a mi me parece una estupidez eso del 3 de julio xD

    ResponElimina