dissabte, 12 d’agost de 2017

LA HISTORIA DE MARY JONES, A QUIEN LA PRENSA LLAMÓ THE MAN MONSTER.

Cuando en 1836 Mary Jones fue detenida por la policía, se le acusó de ser una carterista y prostituta. La prensa aireó que su nombre real era Peter Sewly, y durante meses usaron la historia de forma sensacionalista con el único objetivo de vender periódicos.





Los hombres afeminados o transvestidos y las mujeres masculinas no eran aceptadas en la puritana sociedad norteamericana del siglo XIX. Se distaron leyes que eran normas de obligado cumplimiento sobre las vestimentas masculinas o femeninas, como las que ya cité de Chicago (clic). Pero hasta entrado el siglo XX no se empezó a diferenciar el concepto de homosexualidad al de las identidades transgénero. Para prensa, médicos o policía todos eran unos "invertidos", sin diferenciar. La prensa iba más allá y hablaba de "mostruosa perversión". Esto ocurría principalmente en las ciudades del este: Nueva York, Filadelfia, Boston. En San Francisco (clic) ya aparecieron las primeras redes para proteger los lugares de encuentro pagando a la policía.






Mary Jones lo tenía todo, era afroamericana, carterista, prostituta y además oficialmente un hombre. La prensa amarilla la nombró como "the man monster", editaron la litografía que he publicado al inicio y llenaron la ciudad con ella. Otro seudónimo que utilizaron fue el de "Beefsteak Peter" (Filete de ternera), pues decían que debajo la ropa los llevaba para aparentar que era una mujer.

Mary acudió al juicio con ropa femenina, según ella siempre vistió así desde que empezó a trabajar en Nueva Orleans. A pesar de ello y de la terrible presión mediática no se la condenó por sodomia, cosa habitual entonces, sino por hurto y prostitución. Fue condenada a 5 años de trabajos forzados. Poco más se sabe de ella, solo que en 1945 y 1946 volvió a ser detenida por la policía.

Al parecer la defensa de su identidad femenina en la corte fue alentada por sus propias compañeras prostitutas negras y fue aceptado por la comunidad afroamericana. De ser cierto revelaría un hecho desconocido, pues esta comunidad tan estigmatizada en épocas posteriores optaría por una evidente homofobia.



dimecres, 9 d’agost de 2017

COMUNIDADES EXCLUSIVAS DE MUJERES

Se ha prestado atención a las comunidades formadas exclusivamente por hombres, como pude ser el ejército, la marina, las prisiones o determinados clubs privados, señalando las evidentes relaciones sexuales que se producían en su seno. Pero, ¿y en las comunidades formadas exclusivamente por mujeres?, en este artículo me centraré en este tipo de comunidades. 



Clubs, sociedades, internados, grupos religiosos...  multitud de fórmulas, orígenes y finalidades, pero siempre formados exclusivamente por mujeres sin presencia masculina,  y aunque la información que nos ha llegado es siempre escasa hay evidencias de relaciones sexuales y también emocionales. Intentaré hacer un resumen de todo aquello que conocemos en la actualidad. 

La mitología griega nos habla de Artemisa (Diana) que vivía rodeada de virginales mujeres que jamás habían estado con varón. La entrada de varones en su círculo podía acabar con su vida, o con la de la muchacha que yaciera con él.  Posiblemente ello inspiró a los "thiasoi", unas comunidades de mujeres que los historiadores nos han vendido como "escuelas de muchachas de clase alta" o cosas parecidas, eran esto y mucho mas.

Safo de Lesbos perteneció a una de estas comunidades y gracias a ella sabemos de los amores lésbicos que existían en los "thiasoi". Tenían sus propias divinidades y ceremónias y las relaciones se producían de forma muy similar a la educación masculina. Las relaciones amorosas entre mujeres eran mas paritarias que las masculinas, raramente existía el sometimiento y sumisión mas frecuente en las relaciones heterosexuales.

Durante los siglos VI y VII a JC llegaron a celebrarse ceremonias de tipo iniciático en las que se unía a un par de mujeres en un ritual parecido al del matrimonio tradicional. En el Museo del Louvre se encuentra el mejor documento que ilustra este tipo de uniones, conocido como el "partenio de Alcman" el documento nos narra una ceremonia nupcial entre dos mujeres: Agido y Hagesícora.

Las tres Gracias (1817), de Antonio Canova Museo del Hermitage de San Petersburgo
Estas comunidades exclusivas tendrán continuidad en el mundo cristiano. Los conventos de monjas serán lugar de refugio de muchas mujeres que huirán de entornos poco favorables. Aquellas que tenían dotes, también disponían de libertades destro del convento. Es necesario recordar que hasta entrado el siglo XIII, el sádico Papa Gregorio IX no prohibió que las monjas pudieran dormir juntas o compartir habitaciones. Pero durante siglos aquellas que disponían de medios podían tener sus doncellas particulares. 

El epistolario de muchas de ellas nos ha permitido conocer los amores lésbicos de figuras tan importantes como Hildegar Von Bingen, una monja mística, poeta, artista, compositora, curandera y científica alemana de la edad media. Fundó varios monasterios, luchó por el papel de las mujeres en la iglesia. Su apasionada  historia de amor con la monja  Richardis ha llegado a nosotros a partir de la obligada separación entre ambas. Hildegard escribió varios tratados sobre la salud de las mujeres, entre los que se encontraban consejos sobre el aborto. También podemos citar a sor Juana Inés de la Cruz, que escribió unos bellos poemas de amor dedicados a la virreina María Luisa Gonzaga Manrique de Lara, condesa de Paredes, protectora suya y promotora de su obra tanto en México como sobre todo en España.
Facsímil de Eibingen del códice de Ruperstberg.

Alberto Mira señala la posibilidad de que las monjas organizaran comunidades lésbicas con "Santa Teresa como matriarca"  en la dura Castilla del siglo XVI, "hecho que no pasa de ser algo fascinante que requiere una mente brillante y más investigación" (1)

Hay un cierto paralelismo en las biografías de  Antonio de Erauso, la monja alférez, y Calamity Jane. Ambas fueron expulsadas de sus respectivas comunidades por corromper a las internas. Al donostiarra de un convento de monjas, a la pionera de un burdel. No és el único elemento en que coinciden, pero ya se sale de este tema, hablaré de ello otro día.

Hay muchos indicios de que el los burdeles norteamericanos, anteriores al siglo XX, las relaciones lésbicas era muy frecuentes. En un mundo sin mujeres, la prostitución jugó un papel muy importante y una importante actividad económica. Robert Aldrich (2) señala que "aunque las prostitutas iban a los pueblos del Oeste a sacar dinero, las había que tenían relaciones con clientas o entre ellas mismas" El mismo Aldrich explica la existencia del eufemismo "estrellarse" en la ciudad de Nueva Orleans, tras el cual se escondía la costumbre de muchas jóvenes de mantener relaciones sexuales con otras compañeras en los internados femeninos. Algunas una vez fuera no volvieron a tener relaciones lésbicas, otras formaron uniones estables y perdurables.




Posiblemente para poder mantener estos contactos se formaron clubs privados como el club Darnet de Staten Island . Este fue un lugar exclusivo para mujeres de finales del siglo XIX en Nueva York. Un lugar donde ellas se podían reunir para fumar, andar en bicicleta, vestirse como los hombres o amarse libremente. Este club sobrevivió hasta mediados del siglo XX, cuando entró en bancarrota y se cerró.

Club Darnet, 1899



Paralelamente a la Revolución Francesa y a partir de 1789, año de la toma de la Bastilla, París vivió un florecimiento de varios clubes semisecretos formados exclusivamente por mujeres, muchas de ellas lesbianas. Se cree que estos clubes tuvieron su origen en una secta secreta que llevaba años funcionando. Su constancia nos ha llegado a través de las publicaciones de la época fomentadas por ellas mismas. .

Muchas de ellas eran miembros de la llamada "Secta de las Anandrinas" que presuntamente ya funcionaba en la década de 1770. Mathieu de Mairobert fundaba una especie de folletín-revista llamado "L'espion Anglais". Éste contienía desde unas supuestas confesiones de la poetisa Safo a relatos de una alto contenido lesboerótico. Inicialmente esta revista se editaba en Londres para difundirse en París, con la Revolución Francesa pasó a editarse en Francia.

Miembro también de estos clubes fue la actriz Françoise-Marie-Antoinette Saucerotte, amante de Henriette Simonnet de Ponty y colaboradora años después de Napoleón, se la conoció como Mademoiselle Raucourt, "raucourt" legó a ser sinónimo de lesbiana . La mayoría de sus integrantes eran aristócratas, actrices famosas y no muy partidarias de la Revolución Francesa. 


Desconocemos en que momento se creó la "Sociedad de la Orquídea de Oro" en China. Si que existió entre los siglos XVII hasta inicios del XX. Se trataba de un grupo con un nexo común: se trataba de mujeres que se negaban a casarse con hombres. Esta sociedad tuvo cierta influencia en el sur de la China, especialmente en la provincia de Guanddong, (en la que se encuentra Cantón, hoy Guangshou).

A esta sociedad acudían mujeres que deseaban formar una familia con otra mujer,casándose con ella. Antes del celebrarse el matrimonio se realizaba el noviazgo, al igual que en las relaciones heterosexuales. Cuando una mujer quería casarse con otra acudía con regalos a la familia de la solicitada, si se aceptaban estos se consideraba que el compromiso estaba aceptado. En la ceremonia de boda las parejas se comprometían a ser fieles, a honrar a sus antepasados y a sus respectivas familias. Las novias acudían vestidas con velos de color rojo y peinadas con largas trenzas.

Una vez formada la familia podían adoptar fácilmente, pues a la asociación acudían huérfanos o niños abandonados con la esperanza de ser adoptados. Se les consideraba como hijos propios y eran amados y educados como tal. Al morir las madres ellos heredaban los bienes familiares.




A esta relación podríamos unir otro tipo de uniones y estrategias femeninas para sortear las dificultades que la sociedad ponía a muchas mujeres en su deseo de libertad. Podríamos citar como ejemplos a el llamado "matrimonio de Boston", las "vírgenes juradas" no solo en Albania, los matrimonios femeninos en la Inglaterra de los siglos XVII-XVIII.



(1) Para entendernos. Alberto Mira. Ediciones de la Tempestad. 
(2) Gays y lesbianas. Vida y cultura.Robert Aldrich. Nerea Ed.




dimarts, 8 d’agost de 2017

LA DISCRETA HOMOSEXUALIDAD DE GUILLERMO DE ORANGE

La magnífica serie francesa "Versailles" nos muestra este personaje como uno de los grandes rivales de Luís XIV, aunque hasta el momento no ha mostrado uno de los secretos que llevó con mayor discreción: sus relaciones sexuales con sus propios favoritos. 



Guillermo de Orange (1650-1703) aprovechó toda una serie de calamidades en los Países Bajos para acabar con un sistema republicano y acumular en su persona el poder máximo sobre estos territorios, tanto como estatúder, como capitán general de los ejércitos. Hijo de una estuardo y casado con la hermana del rei Jaime II Estuardo, aprovechó la llamada "revolución Gloriosa" para proclamarse rey de Inglaterra, pasando por encima de los derechos de su propia esposa. A diferencia de Felipe II, al moriri su esposa Guillermo III siguió reinando en Inglaterra.

Al igual que Luis XIV, su matrimonio fue de conveniencia y jamás funcionó, y como el rey francés tuvo su amante oficial. Pero no tuvo hijos con ninguna de ellas. Muchos creen que era para mantener la apariencias, relacionándole con varios cortesanos holandeses e ingleses.  
Retrato de Guillermo III, de Willem Wissing -Rijksmuseum.


Miguel Cabañas Agrela (1) señala que "el verdadero amor de Guillermo III "el hombre que le acompañó durante toda su vida hasta el lecho de muerte, el compañero ideal y complementario en quien mas confió y que mejor le conoció fue Hans Willem Bentinck, un noble holandés un año mayor que él".

A pesar de la discreción con la que llevaron esta relación, los jacobitas ingleses aprovecharon para lanzar pasquines con una sátira de la Coronación (la Balada de la Coronación), en la que se presentaba a Bentinck como un berdache (homosexual pasivo). Se le acusó de "jugar a la italiana" con su favorito (como siempre la homosexualidad venía de fuera) o de dejar el gobierno en manos de un catamita. La acusación de pasividad era mucho más grave, pasando como inadvertidos los activos. 

Hans Willem Bentinck, por Hyacinthe Rigaud


Los favores a los favoritos del rey desataron todo tipo de rumores, destacando lo generoso que era con los más atractivos, seguramente a cambio de favores sexuales. Pero como señala Alberto Mira (2) el secreto y la censura evitó que estos hechos fueran a más. 

Murió por las heridas sufridas en un accidente de cacería, su gran rival Luís XIV le sobrevivió 13 años más. 

(1) Reyes sodomitas, Miguel Cabañas Agreda. Ed Egales. 
(2) Para entendernos. Alberto Mira. Ediciones de la Tempestad. 

dimecres, 2 d’agost de 2017

GUILLERMO II, EL REY ODIOSO A DIOS.

Pocas biografías dejan en buen lugar al segundo rey normando de Inglaterra. Todas ellas dan mil vueltas para omitir un dato evidente: era homosexual.

Guillermo II de Inglaterra

Conocido como Guillermo Rufo (rojo) se le señala como un rei despiadado, poco amante de el sometido pueblo sajón y mucho menos de su cultura. Su belicosidad dio pocos resultados pues ni logró conquistar Gales, ni recuperar Normandía en manos de su hermano mayor.

Rey inculto, se caracterizó por sus constantes enfrentamientos con la iglesia, a la que intentó saquear en diversas ocasiones. Se le acusó de haber llevado a Inglaterra ""vicios antes desconocidos, los vicios de Oriente, el pecado especial ..." El Papa Urbano, seguramente más preocupado por las riquezas saqueadas de sus partidarios, intentó excomulgarlo por practicar el "crimen del que no se habla entre cristianos" (1)

Sus biografías señalan que la suya fue "una corte disoluta, en términos que, en tiempos modernos, habrían suscitado preguntas sobre su sexualidad" o "No se casó, ni tuvo hijos, legítimos ni ilegítimos" para señalar que no existe "ningún comentario específico en relación con la sexualidad del rey" (2) Como siempre se niega una evidente homosexualidad.

New Forest, donde fue alcanzado por una flecha. 



Robert Aldrich señala que fue el único rey adulto de Inglaterra que jamás llegó a casarse, que además en su corte corrían crónicas que "satirizaban su afeminamiento" y señalaban que "estaba rodeado de bardajes y repugnantes calamitas" (3)


Con tan brillante biografía no es de extrañar que muriera en extrañas al ser alcanzado por una flecha que casualmente "pasaba por allí" mientras cazaba.

Muerte de Guillermo II por Alphonse de Neuville, 1895


(1) Rictor Norton, Biografía de William Rufus II
(2) Wikipedia, Guillermo II de Inglaterra.
(3) Robert Aldrich. Gays y lesbianas, vida y cultura. Nerea Ed.

dimarts, 1 d’agost de 2017

LOS AMANTES MASCULINOS DEL DIVINO DIONISO.

Dioniso, como buen dios griego, tuvo sus amantes masculinos. El dios de la embriaguez y las experiencias místicas no fue diferente a toda su real y divina familia.
Baco de Aldaya, escultura hispanorromana del siglo II (M.A.N.)

El dios mas femenino del Olimpo nació de su padre Zeus, que lo parió tras la muerte de su madre. Eso sí, no de su vientre, sino de una pierna, que a masculino no había quien lo ganara.
Dioniso vivió en una permanente orgía, siempre seguido de su séquito con las mènades y los sátiros en permanente estado de erección. Aunque se le relaciona con la abandonada Ariadna, con la que tuvo una abundante prole, el semidiós tuvo tiempo para amar a otros hombres, o simplemente tener sexo con ellos.

El Dioniso Ludovisi con una pantera, un sátiro y uvas sobre una viña (siglo II d. C., Palazzo Altemps, Roma).

En esta última relación podríamos señalar su relación con el luchador Prosimno. Según la mitologia Dioniso quiso bajar al Hades a rescatar a su madre Semele, pero no conocía bien el camino por lo que buscó ayuda en el fornido luchador, éste a cambio le pidió sus favores sexuales, cosa a la que con alegría se entregó. Al final de la aventura el amante estaba muerto, en agradecimiento suyo tomó una rama de olivo, le dio forma de pene y la clavó en la tumba. La costumbre de levantar falos en honor de este dios parece tiene el origen aquí, según Robert Aldrich (1) "El falo llegó a representar el derecho a ser penetrado" De Dionisio se decía que "hacía lo que hacían los hombres y experimentaba lo que experimentaba las mujeres" (1).

Nicolas Poussin (1594 - 1665): Prosimno, desnudo explica a Dionisio la ruta a seguir. 



En las inacabables bacanales en las que participaba el propio semidiós, jóvenes desnudos i embriagados bailaban y se penetraban entre sí, o se dejaban penetrar por sátiros con enormes penes. Los roles clásicos aquí no se seguían, pero todas las representaciones que se conservan son del siglo VI a C. A partir del siglo V esto habría sido imposible. 

Reproducción de una pintura de Nicostenes, 510 a C. 



El bueno de Ampelo enamoró a Dionisio tan pronto como lo vió. Celosamente enamorado y temeroso que su final fuera el mismo de otros bellos jóvenes amados por los dioses, intentó protegerlo. Éste para atraer la atención de su amante cabalgaba sobre animales bravos para desesperación del hijo de Zeus. Pero uns conspiración encabezada por la propia Hera acabó con la vida del desafortunado muchacho. El lamento de Dioniso fue tan grande que consiguió que su amado no acabara en el Hades, transformándose en una parra de la que pronto salió un racimo, y de él goteó por primera vez el vino que jamás abandonaría a su amado.
Giovanni Domenico Campiglia, Bacchus cum Ampelo
 (1)  Aldrich Robert, Gays y lesbianas, Vida y cultura. Nerea Ed.