dilluns, 23 de març de 2015

PAPAS SODOMITAS: JUAN XXIII EL ANTIPAPA PIRATA DEL SIGLO XV

Impuesto por la fuerza de las armas de la familia Anjou, el pirata napolitano Baldassare Cossa reinó con el nombre de Juan XXIII entre 1410 y 1415. Durante esta época occidente llegó a tener 3 papas.



En 1408 Occidente tenía dos papas, uno en Roma, Gregorio XII, otro en Avignon, Benedicto XIII (de la familia valenciana Luna) con sus respectivas cortes y cortesanas/os. En Pisa se celebró un Concilio para superar este cisma, se eligió un nuevo Papa, Alejandro V, y se declararon antipapas a los otros dos. Pero nadie abdicó.

Alejando V, se rodeó por una opulenta corte en Pisa, digna de las otras dos cortes papales, quiso vivir como un Papa de su tiempo rodeado de cortesanas y abandonado a la buena vida.  Murió por los excesos gastronómicos poco después. Con el apoyo de Luís de Anjou, era nombrado Papa el napolitano Baldassare Cossa, con el nombre de Juan XXIII. Jamás llegó a ser reconocido y su nombre no figura en la lista oficial de papas del Vaticano. 

Con el nombre de Juan nos encontramos con algunas curiosidades en la relación de papas católicos. Por ejemplo jamás hubo un Juan XX, Juan XXII (s XIV) fue elegido tras una monumental orgía de casi 3 años, Juan VIII (s IX, conocido como la Papisa Juana) fue asesinado a golpes de martillo en la cabeza por miembros de su propia familia. Juan XI (s X) fue depuesto como Papa . Juan XII (tambén s X ) también  fue depuesto tras una vida disoluta  por oden de Otón, rey de Roma, Italia, Germania y Borgoña. Mas tarde fue asesinado por un marido al que había supuestamente violado a su esposa. Recomiendo la lectura de mi entrada sobre los Papas Sodomitas.

Volviendo a Juan XXIII, Eric Frattini en su divertido y poco riguroso "Los Papas y el sexo" le dedica los siguientes adjetivos: pirata, mercenario, lujurioso, pederasta, violador avaro, codicioso y asesino.  Cualidades muy comunes a muchos príncipes de la iglesia al final de la Edad Media. Curiosamente no lo señala como sodomita. Pero entre las acusaciones para justificar su destitución estaba la denuncia de haber vendido una abadía a un joven toscano a cambio de sus favores sexuales. También algo muy común en la santa iglesia católica por aquella época, y posteriores.

Baldassare, antes de ser Papa, dejó huella por donde pasó. No se contentaba en seducir las mujeres de las ciudades que le sufrieron (Bolonia o Pisa), también comerció con ellas, llegando a venderlas al mejor postor. Fueron siglos en los que los papas regulaban y cobraban por los servicios de las trabajadoras sexuales (y trabajadores) a su servicio, tareas que ayudaron a levantar el actual complejo de la Ciudad del Vaticano. Mirad el libro de Edward Gibbon, "Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano".

Cuando se le acusaba de ser un depravado, él respondía en su descargo que el suyo era un pecado menor, pues no practicaba la penetración vaginal, sino la anal (sodomía). Por presiones del emperador Segismundo convocó un concilio, pero allí se eligió a un nuevo Papa Martin V, y Baldassare huyó dejando atrás acusaciones absolutamente  terroríficas, entre ellas de haber envenenado a su antecesor. Finalmente pagó una inmensa fortuna a Martín V y se le permitió seguir como obispo en Tusculum, a pesar de estar acusado de crímenes execrables. Está enterrado en el Baptisterio de Florencia, su tumba es obra de Donatello.



Seguramente estas acusaciones fueron exageradas, cuando un Papa caía en desgracia y moría, sus enemigos elaboraban su biografía y se le acusaba de todas aquellas cosas que, por lo que hoy conocemos, eran bastante comunes entre los príncipes de la iglesia de los siglos XV y XVI. 

El nombre  de Juan Papa quedó tan manchada, que ningún Papa quiso llamarse así en los siguientes  500 años. Pero Angelo Roncalli en 1958 y para sorpresa general, tomó el nombre de Juan XXIII. Cuando le preguntaron el por qué había adoptado el nombre de un antipapa como el suyo propio, respondió que antes del "antipapa", habían existido 22 Papas legítimos de nombre Juan y este nombre está por todas partes...






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada