dimecres, 3 de febrer de 2016

ALVIN BALTROP, HOMOEROTISMO ENTRE CHATARRA

Alvin Baltrop retrató el mundo cladentino en que vivían los gays en el barrio West Side de Manhattan durante los años 70-80. 



Baltrop  participó en la Guerra de Vietnam, donde empezó a hacer retratos a sus compañeros de la Armada. Estudió en la School of Visual Arts de Nueva York entre 1973 y 1975, antes de intalarse en West Side fue vendedor callejero, diseñador de joyas, impresor.





Se instaló en almacenes abandonados para tomar gran parte de sus fotografías, casi siempre centradas en el mundo de la marginalidad infantil y juvenil y de la prostitución masculina. Un mundo frecuentado por los amantes del cruising, el consumo de drogas, un submundo donde el sexo se compra y el suicidio forma parte del paisaje. Con todos ellos captaba figuras de chicos semidesnudos o escenas de sexo con un fondo de arquitecturas mutiladas. Intentaba captar la libertad de los jóvenes gays que deambulaban por West Side, libertad atrapada en un mundo en ruinas. Paralelamente se dedicó a proteger a estos niños sin hogar, tanto a gays como a lesbianas.















Baltrop, como Peter Hujar, retrata la otra cara del Nueva York glamuroso. En una època que se inicia con las revueltas de Stonewall y acaba con la aparición de la pandemia del sida. Aparece en el documental Gay Sex in the 70s del 2005.





Baltrop tuvo relaciones sexuales y afectivas con hombres y mujeres. Sin embargo, rechazaba calificarse con el término bisexual y siempre se definía como gay. Su pareja más importante se llamó Mark y murió en 1996, con dieciséis años, víctima del sida. A finales de la década de 1990 se le diagnosticó un cáncer. Baltrop carecía de seguro médico y no recibió la atención médica adecuada.6 También padeció diabetes.1 Murió en 2004.















Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada