dilluns, 8 de desembre de 2014

ENTREVISTA REALIZADA A LEOPOLD ESTAPE POR DIARIO PROGRESISTA EL 8/12/2014

Comparto la entrevista realizada por Eduardo Nabal para Diario Progresista e 8 diciembre de 2014,






Voluntario y vicepresidente de Gais Positius. Colabora en la formación de voluntarios, representa a la asociación en diferentes actos o reuniones (comisión gente mayor LGTB Ajuntament de Barcelona, por ejemplo). Colaborando con distintas asociaciones, como voluntario, ha organizado las exposiciones "Las relaciones homosexuales a través de la historia" (2010) o VIH en POSITIU (2011).Diario Progresista. ¿Qué es el grupo de Estudios Sobre la Homosexualidad? ¿Por qué supongo que tendrá un origen y unas personas que se han encargado de su continuidad?

Leopoldo Estapé:
 El Grupo de Estudios sobre Homosexualidad fue un grupo de trabajo creado en el seno de la Coordinadora LGTB de Catalunya, los materiales que se fueron recopilando dieron origen a este grupo de Factbook y el blog L’ARMARI OBERT. 


D.P: La idea de los gays y lesbianas notables es en principio bien válida. Los heteros tienen sus héroes o antihéroes e incluso la Historia Oficial ha negado la verdadera orientación o identidad de muchos personajes célebres. Pero surge la pregunta del millón ¿A quién van dirigidos en el fondo a la comunidad LGTB o a una sociedad que debe vernos llenos de excelencias?

Leopoldo E:
 Los historiadores supuestamente serios han despreciado la sexualidad de los personajes históricos, llegando a negar cualquier indicio de homosexualidad y heterosexualizando el contenido de sus conclusiones históricas. Visibilizar esta realidad no es por curiosidad o morbo, ni es anecdótico. Es imposible conocer como era una sociedad sin conocer como toleraban, respetaban o perseguían a las diferencias. Intento que estas publicaciones lleguen al conjunto de la sociedad, aunque cuando escribo en medios generalistas siempre aparece un grupo minoritario que opta por la descalificación y el insulto.


D.P: Hace poco celebrábamos el Día Mundial Contra el SIDA, un campo en el que habéis trabajado mucho desde el activismo (cultural o no). Nos encontramos con retrocesos preocupantes como ha ocurrido con las mujeres y la ley del aborto. ¿Hay redes o grupos suficientes para dar respuesta a la desinformación o la serofobia renovadas?

L.E:
 Vivimos un momento crucial a la hora de dar respuestas al VIH/sida. Los avances biomédicos en el terreno de la prevención o la investigación de las vacunas abren nuevas vías de respuesta. Pero los recortes o la ausencia de liderazgo de las autoridades sanitarias (especialmente la nefasta actuación de la ministra Ana Mato) ha cerrado servicios esenciales o ha motivado que las ONG que trabajamos en este sector estemos en una situación muy precaria. El estigma o la discriminación contra las personas que vivimos con VIH sigue siendo muy alto y esto repercute tanto en nuestra calidad de vida y nuestros derechos, como dificulta el avance contra la epidemia. 


Gracias a la TARGA, en España, hoy mas del 60% de las personas VIH+ tienen la carga viral indetectable, pero los porcentajes de nuevos positivos entre HSH (hombres que tienen sexo con otros hombres) siguen aumentando. Es importante dar una respuesta serena a esta realidad, con información sobre reducción de riesgos, potenciación de la prueba del VIH e información y acceso a terapias complementarias que eviten nuevas infecciones. 

Esta falta de liderazgo, junto a la ausencia de campañas de prevención e información, está significando un considerable aumento de nuevos casos de ITS, con diagnósticos positivos entre una población cada vez mas joven. No olvidemos que España está a la cola en la UE a la hora de dar una formación sexual en las escuelas.
D.P: Las mujeres también han tenido sus grandes nombres. Incluso las transfeministas han reivindicado a sus pioneras. Pero la impresión que se da es que la gente -como decía Billy Wilder en “Sunset Boulevard”- muy amable con uno cuando se está muerta pero en vida nadie es profeta ni en su tierra ni en su tiempo. ¿Es algo muy del estado español o no conoce fronteras?

L.E:
 El estado español ha sido pionero a la hora de reconocer la igualdad de derechos, pero subyace una cultura machista y heterosexista que aparece constantemente. No olvidemos el lamentable espectáculo del “Caso Arny” de hace solo dos décadas en donde se criminalizó a los homosexuales que acudían a este local, o que las denuncias por agresión homofóbica en España son superiores a las agresiones por xenofobia o racismo. Hace escasos días hemos visto con estupefacción como el regulador publicitario ha pedido explicaciones a un anunciante por la presencia de dos hombres besándose.


Esto se traduce también en un lenguaje discriminador utilizado en muchas ocasiones por los medios de comunicación que aún tratan en masculino a mujeres trans. Este trato también lo podemos encontrar en los historiadores “serios” que hablan en femenino de personajes históricos como Antonio de Erauso, “La monja alférez”, a pesar de que estos fueron su nombre e identidad escogidos libremente. En el año Greco se ha omitido deliberadamente los indicios que señalan una supuesta homosexualidad de este genial pintor. 

D.P: La mitología tiene sus pros y sus contras. A veces conocer a tus ídolos puede ser todo un chasco. ¿Cómo has vivido tu eso? ¿Debemos aprender a separar al autor de su obra o nunca del todo?

L.E:
 El mito sirvió en la antigüedad para interpretar una realidad que no se entendía, la razón los transformó en leyendas o literatura. Idealizar a un referente histórico es huir de la realidad. Personalmente apuesto por conocer la vida de las personas tal cual, con sus pros y sus contras, ya que se aprende de las virtudes, pero aun mas de los errores. 




D.P: Ahora se empieza a hablar no solo de los adolescentes y el bullyng o de los niños mariquitas y bolleras sino del ostracismo al que se ven sometidos los gays de la tercera edad. Pero me parece peligrosa la generalización. Es cierto que en la comunidad gay también existe el machismo, el racismo y el edadismo. Pero estos fenómenos no son exclusivos de la comunidad LGTB. Solo que se pueden acentuar por ofensas simbólicas o materiales que muchas veces vienen también de una sociedad heterosexista. ¿Cómo ves tú el futuro de las viejas generaciones?

L.E:
 Cuando planificamos el futuro de los espacios y residencias para personas mayores LGTB, imaginamos una sociedad tolerante y respetuosa en que estos espacios puedan compartirse libremente y sin ningún tipo de discriminación por parte de nadie. Pero la realidad es muy dura. 

El estudio elaborado por parte de la FELGTB el pasado año, “Diversidad y convivencia en los centros educativos" nos muestra un alto grado de homofobia en las escuelas del estado español. Los insultos, las burlas, las agresiones siguen presentes, ser distinto significa pagar peaje desde la infancia. Hay escuelas que niegan la identidad trans de sus alumnos y la justicia les la razón. Los docentes que trabajan esta realidad lo hacen por iniciativa propia, pero con escaso apoyo de las autoridades educativas.

No podemos olvidar que nuestro colectivo no está libre de fobias, que tendemos a agruparnos en sub-etiquetas y despreciamos también a quien no forma parte de ellas. Que muchos homosexuales desprecian a lesbianas, bisexuales o identidades trans, que se valora lo joven y se desprecia a los mayores y que hay un alto grado de serofobia, a pesar de la elevada incidencia del VIH entre nosotros. Los resultados actualizados del estudio “La percepción del estigma en las personas con VIH” de Maria José Fuster Ruiz de Apocada (SEISIDA) son altamente descorazonadores.

Nos queda mucho por hacer, el trabajo debe empezar en las escuelas, las leyes deben penalizar la discriminación y la agresión lgtbfóbica, y el machismo homofóbico debe ser expulsado de los canes de tv. Para ello es esencial que el activismo LGTB sea fuerte, independiente de los poderes públicos y con medios propios que le permitan luchar por sus objetivos. Nuestra presencia en este tiempo de regresión democrática es sumamente importante.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada