dimarts, 12 d’octubre de 2010

JULIO III PAPA Y PEDERASTA.

"No te preocupes, Prevostino, ya te enseñaré yo la manera de robar algo de aquí y que te vayas contento" Julio III a un amante adolescente llamado Alessandro. (1)


Las excentricidades en el Vaticano de a inicios del s. XVI fueron enormes. Guerras de familias, nepotismo, corrupción... Los Papas nombraban cardenales a sus propios hijos, cobraban tributos a las meretrices por sus servicios y gastaban enormes sumas de dinero procedentes de la venta de indulgencias.


En esta situación apareció el cardenal Giovanni María Ciochi del Monte, mas tarde Julio III, cuyo papado fue uno de los mayores escándalos de toda la historia de la iglesia.

Siendo cardenal fue uno de los iniciadores del Concilio de Trento, que a parte de iniciar la Contrareforma supuso el inicio de un largo período de persecución contra la homosexualidad. Por esta época conoció en Parma a un raterillo, que se ganaba la vida junto a su mono. Se prendió de su belleza y vivacidad, hizo que su hermano lo adoptara y lo transformó en su compañero inseparable.

Julio III (Papa entre 1550 –1555): Fue elegido a los 63 años, tras un largo Cónclave de Cardenales en la recién acabada Capilla Sixtina. En medio de las disputas entre Francia y el emperador Carlos, la sucecsión de Pedro se discutía en medio de un lamentable espectáculo. Cuando al final se quiso poner orden dentro, fueron expulsados cerca de 100 "no electores". Sin duda las fiestas que se montaban sus eminencias tenían mucho que ver con estas presencias y en tan dilatado cónclave, como en los lejanos años del papado en Aviñón.



Imagen de la Villa Julia.


Su elección no fue impedimento para seguir su afición hacia los niños. El niño parmesano de 13 años, Innocenzo Ciochi del Monte, apodado “Prevostino”  rápidamente fue nombrado cardenal con solo 17 años. No tuvo el más mínimo pudor de darle sus apellidos señalando claramente como su sobrino-amante. Roma los ridiculizaba llamando a su joven amante "el mono".

En el momento de la elección ya le acompañaba como paje personal. Al estar casi seguro de su elección (y como para que no quedasen  dudas de que eran amantes) pasó su brazo alrededor del  muchacho y dijo: “Si me hacen Papa, al día siguiente haré que Prevostino sea  uno más entre ustedes, como miembro del cardenalato”. (1)No solo cumplió su palabra sino que el Cardenal Prevostino fue nombrado Secretario de Estado, cargo reservado a los de más alto rango.



No fue el único amante de corta edad. Eric Frattini señala a Santino un sirviente de 13 años (2), Robert Aldrich llega a señalar a Bertuccino de 14 años, su propio hijo natural (3).

A pesar de estar el Estado en bancarrota, no dejó de gastar desenfrenadamente.  Sea para comprar voluntades, o para la construcción de edificios como la Vila Julia, hoy Museo etrusco de Roma.

El reinado de Julio III  se pareció mas a una larga fiesta orgiástica que a un Papado (4). Uno de los asiduos participantes a esas orgías fue el arzobispo de Benevento, Giovanni Della Casa que le dedicó al Papa su libro titulado “In Laudem Sodomiae” (Elogio de la Sodomía). Señala que en sus fiestas, tras finalizarlas  no acostumbraba a regresar a su habitación.  Según Eric Frattini (2) el Papa falleció al no resistir las cometidas de un musculoso y vigoroso manate, oficilmente estaba rezando.

Prevostino no moderó su actitud, al contrario, utilizó su cargo para actuar con más osadía, acumulando una importante fortuna que le permitió llevar una vida aun más escandalosa.




Tras la muerte de Julio III, la voluptuosa vida del cardenal Innocenzo  fue cuestionada por la curia romana. Tras el asesinato de dos de sus sirvientes fue confinado a varios monasterios donde falleció.

Innocenzo y Julio III estan enterrados juntos en la Iglesia de San Pietro Montorio, Roma. Con este Papa acaba esta etapa de excesos en el seno del vaticano, su sucesor Paolo IV reanuda el Concilio de Trento y la Contrareforma se impone en el seno de la iglesia.

(1) Ludwig von Pastor, Historia de los Papas.
(2) Eric Frattini, Los Papas y el sexo”
(3) Robert Aldrich. “Gais y lesbianas en la historia”
(4) Miquel Cabañas. “Reyes sodomitas”



 Mas información: http://www.enkidumagazine.com/art/2005/040505/E_008_040505.htm


15 comentaris:

  1. Mil gracias por lo que publicas, como siempre, rescatas fragmentos de la historia silenciada del deseo homoerótico... y denuncias hipocresías ahí donde las hay. La nota, breve pero interesante, algo sabía del mentado Papa, pero no detalles, que siempre vienen bien para cerrarles la boca a los fundamentalistas católicos.

    ResponElimina
  2. IGLESIA HIPÓCRITA, HOMOFOBICA, INCONGRUENTE Y PEDERASTA QUE CRITICAN LO MISMO QUE HACEN.

    ResponElimina
  3. Este señor es el que organizó el Concilio de Trento, que supuso un punto de inflexión en la represión de la sodomia (el término homosexual aparece en el siglo XIX.
    Es increible e indignante.

    ResponElimina
  4. Lujurioso y también Leopold detestado por ser un gran comedor de cebollas, se hacía traer carros enteros de las mismas. Este fue uno de ellos, se dice que en la historia de la iglesia hubo cinco.
    Tal vez se me escape alguno...¿ no sé?

    ResponElimina
  5. Soy católico pero reconozco la gran corrupción e hipocresía de la Madre Iglesia. Afortunadamente, hoy es día el control hacia ellos es un "poco" más efectivo.

    ResponElimina
  6. Pues la verdad que interezante articulo, no soy creyente de ningun tipo de religion pero.es interezante conocer los malos manejos de la intitucion mas grande economicamente y sicial del mundo.

    ResponElimina
  7. cuanta miseria humana. cuanta hipocresía. y sin embargo la Iglesia la fundó Jesucristo. X eso es Santa. hoy día la hipocresía se viste de bondad y sencillez.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Demuéstrame en la Biblia o en algún otro documento histórico que la iglesia católica la fundara Jesucristo.

      Elimina
    2. Las religiones son uno de los cánceres de nuestra sociedad. Y no olvidemos que religión y espiritualidad no tiene nada que ver. Son totalmente antagónicas, pero que éstas se han aprovechado para su perversión y poder de la Humanidad.

      Elimina
  8. cuanta miseria humana. cuanta hipocresía. y sin embargo la Iglesia la fundó Jesucristo. X eso es Santa. hoy día la hipocresía se viste de bondad y sencillez.

    ResponElimina
  9. No se inquietan, la iglesia católica. la fundó Jesucristo. la parte humana indigna pecadora corrupta. pero es Santa X su fundador.hoy a más de muchas cosas toma la careta de sencillez y ternura. hipocresía.

    ResponElimina
  10. Si bien los protestantes dicen que la iglesia Católica es la gran ramera que se menciona en Apocalipsis, un exámen más concienzudo apunta a que dicha gran ramera incluye también a iglesias protestantes y religiones no cristianas, que en conjunto no obedecen los mandatos divinos. Lujuria e inmoralidad, la vida ostentosa de sacerdotes y pastores, la parcialidad en los conflictos armados en la historia, y otras cosas más, es un reflejo de que no se enseña ni se practica el cristianismo que fundó Jesús. La iglesia Católica se fundó como iglesia-estado, una herramienta política del imperio romano, de allí el origen de sus errores y horrores. Por tanto, a esta no la fundó Jesucristo.

    ResponElimina
  11. CRIMEN SOLLICITATIONIS: “El llanto de menores que el pontífice ha encubierto”. (28jun2010) | «Comienzo de 0».
    https://comienzodecero.wordpress.com/2015/03/06/crimen-sollicitationis-el-llanto-de-menores-que-pontifices-han-encubierto-28jun2010/

    ResponElimina
  12. Como siempre al criticar se cae en la hipocrecia. Solo dios pude ver la paja en el ojo ajeno.Asi notiene que sacar la viga o tronco en su ojo.

    ResponElimina
  13. La iglesia católica es la institución más anti cristiana del planeta. Es la gran ramera que anuncia la Biblia.

    ResponElimina

POEMA DE MUHAMMAD SHAMS AL-DIN HAFIZ