divendres, 22 d’octubre de 2010

JAUME D'ARAGO I ANJOU

 Conocer como se vivía la homosexalidad en Catalunya durante la Edad Media es tarea difícil. Ni el arte ni la literatura, ni en las crónicas, nos han dejado muestras evidentes. Solo en las actas de la Inquisición, y aun así hemos de tener en cuenta que muchas acusaciones de sodomía se hacían por motivos políticos o religiosos, por ejemplo contra los cátaros o los templarios. Es necesario recordar  que la Inquisición entra en catalunya en 1.250.
Disponemos una abundante información sobre los hijos naturales del los reyes de la Casa de Barcelona, pero a diferencia de otras dinastías europeas desconocemos  si tuvieron relaciones homosexuales. Los dos casos en los que hay mas indicios no pertenecían a esta dinastía. En el caso de Alfonso el Batallador, hermano de Ramiro el Monje o Alfonso el Magnánimo, Trastámara que vivió entre Valencia y Nápoles.

El único miembro de esta dinastía del que hay importantes indicios es Jaume d'Aragó i Anjou. Creció en tiempos de persecución contra los templarios a los que se acusaba de sodomía. Su propio padre; Jaume II, procesó al Conde de Empuries defensor de los templarios y acusado de sodomita.

Se le señala como desequilibrado, débil mental o depravado. Posiblemente su extrema religiosidad le hacia avergonzarse de su propia sexualidad. La realidad es que ocupaba el cargo mas importante después de el rey dentro de la Corona de Aragón, lo cual indica que tenia toda la confianza por parte de su padre. Jerónimo Zurita (s. XVI) en sus Anales de la Corona de Aragón, nos dice:

..."antes pareció que haber dejado la dignidad que tenía y la que esperaba tener como una pesada y molesta carga para que con más libertad se pudiese entregar a todo género de vicios, según después se conoció, con gran indignidad no sólo de su casa y sangre, sino incluso de la religión que había profesado."

Siempre indicó su deseo de no casarse y rehusó tener relaciones sexuales con mujeres, en época en que ser clérigo no implicaba castidad. Los rumores se dispararon cuando tras su boda con Leonor de Castilla huyó y se refugió en un Monasterio. Mas tarde renunció a sus derechos a la Corona e ingresó en la Orden de Montesa. Murió en Tarragona en 1.334.


Recientemente se ha elaborado un cómic basado en este Infante. Su ubicación geográfica o la propia historia narrada poco tiene que ver con la figura de Jaume d'Aragó.

2 comentaris:

  1. Jaume d'Aragó no fue arzobispo de Tarragona, sino su hermano Joan d'Aragó, cuya sepultura se encuentra, precisamente, en la seo tarraconense,

    ResponElimina
  2. Tienes razón, gracias por el aviso.

    ResponElimina