dijous, 28 de juliol de 2011

LAS FOTOGRAFIAS "INDECENTES" DEL BARÓN CARL VON PLATEN

En el otoño de 1903, un rico miembro de una familia aristocrática muy famosa de Estocolmo, Carl von Platen, conocido en ciertos círculos como el Barón fotógrafo,  fue llamado para ser interrogado por la policía. Tres de sus álbumes de fotos fueron confiscados como evidencia en un caso de sospecha de indecencia. En el curso de la investigación, varios de los hombres que había posado para von Platen fueron interrogados por la policía.

Sus fotografías estaban cerca del límite de lo permisible de la época. No salía nadie  desnudo (pero  las imágenes eran claramente insinuantes). Tampoco había indicios de haber tenido sexo o, menos aun, violado alguno de sus modelos, ni siquiera haber pagado por ellos.

Sin embargo tenia notas detalladas de sus nombres y direcciones, lo que facilitó a la policía encontrar a los testigos. Excepto los soldados fotografiados en la casa de von Platen, todos eran  anónimos, lo más probable, a fin de protegerlos y de protegerse a sí mismo.





A finales del siglo XIX  los jóvenes reclutas en Estocolmo tenían  escasos ingresos y ejercían la prostitución. En otras palabras, los jóvenes representados con uniforme en la colección von Platen podrían haber sido prostitutos a la vez que soldados. Por otra parte, el uniforme militar era un reclamo erótico en el mercado negro homosexual.




Los cargos de indecencia llevaron a Carl von Platen ante el tribunal de la ciudad de Estocolmo, sobre la base de la investigación policial que se realizó el 19 de diciembre de 1903. Pero antes el padre de Carl von Platen declaró a la Corte que  su hijo era un desequilibrado psíquico, debido a su inclinación homosexual,  por lo tanto debía ser declarado incapacitado. No sabemos si la intención era salvar a su hijo de la cárcel o de su familia de la desgracia, pero su acción fue un éxito. La familia se libró de ser puesta en la picota  y Carl salió de la prisión de Långholmen.



El hecho de que von Platen fuera declarado incapacitado no tuvo un efecto adverso en su estilo de vida de clase alta. Después de una estancia en un centro psiquiátrico, continuó sus viajes y su actividad como poeta y escritor. No se conocen más fotografías que las confiscadas por la policía de Estocolmo. No obstante, von Platen fue detenido por la policía por segunda vez, 15 años después. Esta vez en Malmö, cuando trató de besar a un chico en el ascensor  del hotel Kramer.






a

2 comentaris:

  1. Bien interesante, algún día me gustaría escribir una novela sobre él.

    ResponElimina