divendres, 15 de juliol de 2011

ARTE CENSURADO.

Durante siglos la censura sobre distintas obras de arte, por ser consideradas obscenas o impías, fue ejercido por grupos religiosos y fundamentalistas. Así pudimos observar como se dibujaban uns espléndidos taparrabos a los desnudos de la Capilla Sixtina, o como le cortaban las partes sexuales a muchos desnudos masculinos, sin contar autores como Botticelli que acabaron destruyendo parte de su propia obra.

En la actualidad son las propias redes sociales o entes semioficiales los que ejercitan este papel censor. Facebook, el Metropolitano de Londres o el mismo British Museum pueden ser buenos ejemplos de ello.

Uno de los casos mas sorprendentes que he conocido es la censura de la Venus del Espejo de Velázquez por ser considerada pornográfica. Pero el autor predilecto de los censores es Gustave Courbet. La inmensa sensualidad de su cuadro "La siesta" no es del gusto de los responsables del facebook que la han censurado en varias ocasiones.
La Venus del Espejo.
La siesta, Gustave Courbet.
 La palma de la mano se la lleva el cuadro "El origen del mundo" de este autor francés. Hoy expuesta en el Musée D'Orsay de París. En sus orígenes era un cuadro que sólo se podía contemplar en privado, en 1977 se expuso por primera vez en público y en 1995 se mostró en su actual destino. FB eliminó una página de arte que administraba, y tuvo 8 días mi cuenta en suspenso, por publicarla.
L'origine du monde, 1866.
No se salvan de la censura ni imágenes que podemos contemplar en recintos religiosos (Colegiatas, Monasterios, etc) de nuestro país. La colegiata de San Pedro Cervatos no es del agrado de los censores:

Venus es sin duda una de las figuras mas censuradas en todas las épocas. La historia mas curiosa es la de "Venus y Cupido" de Lucas Cranach, del Museo Nacional de Frankfurt. Seleccionada para una exposición de este autor en Londres, fue utilizada para anunciarla. El metropolitano londinense la censuró:"Millones de personas viajan diariamente en metro y no tienen más remedio que ver la publicidad allí colocada. Debemos tener en cuenta a todos los viajeros y procurar no ofender a nadie"
Otra historia curiosa es la la Copa Warren. Edward Perry Warren (1860-1928)  fue un coleccionista de obras de arte estadounidense, que la localizó a principios del siglo XX, al intentar llevarla a Boston no pudo entrar en USA al ser considerada pornográfica. Durante décadas fue deambulando por varios lugares, el Museo Británico la rechazó en varias ocasiones para acabar pagando 1.800.000 libras por ella en 1999.



3 comentaris:

  1. Son tan ridículos y enfermizos estos "centinelas" de la moral que no sé si me provocan más pena que asco.

    Jon Hernández.-

    ResponElimina
  2. Lo más triste es que no te informan sobre cómo recuperar tu perfil, o, al menos, como recuperar tus datos personales y tus fotografías. Creo que Facebook abusa y desinforma a sus usuarios, merece que le demanden.

    ResponElimina
  3. Es tan alucinante que pase esto, que nos tengan apresados en sus mentes estrechas...
    Mónica
    http://lakarcoma.blogspot.com/

    ResponElimina