dimarts, 7 de maig de 2013

CHICAGO Y LA LEY DE VESTIMENTA TRANFOBICA


Hace pocos días hemos visto como el Ministerio del Interior rehusaba dar asilo político a Yasira, mujer transexual de Panamá. Su argumento sorprende: en Panamá la homosexualidad está despenalizada. Es cierto, pero Yasira es transexual y este país tiene leyes transfóbicas, por las que las personas no pueden vestirse con ropas "distintas a su sexo". Es decir, en este país una mujer transexual debe vestir como un hombre. Si no lo hacen les pasa lo que ha Yasira: cárcel, violaciones, malos tratos, etc.

Un ley similar tuvo la ciudad de Chicago que aprobó una ley contra el travestismo en 1851 y que estuvo vigente durante mas de cien años. Leyes similares fueron elaboradas en varias ciudades americanas durante el siglo XIX. A partir de 1970 la transgresión de los códigos de vestimenta se hace general, hippies, jóvenes con pelo largo, feministas, jóvenes de los institutos o incluso los ejecutivos se revelan contra unas normas que dictan como deben vestir en todo momento.

Pero la ley quedó tocada a mediados de siglo. En 1943 Jackie Bross (Evelyn según su documentación) fue detenido por la policía con un   "vestido con pantalones de franela azul, una camisa sport a cuadros, una chaqueta a cuadros y mackinaw oxfords" y llevando un "un corte de pelo varonil." Fue detenido junto a Catherine Barscz también con vestimenta "inadecuada".



Eran tiempos de guerra y muchas mujeres trabajaban en astilleros y ocupaban en numerosos lugares el puesto de trabajo de muchos jóvenes que estaban luchando. Gracias a ello esta detención levantó muchas simpatías hacía Jackie. Los defensores a ultranza de la ley intentaron enmendarla con la coletilla " si hay intención de ocultar el sexo". La ley fue modificada dejando en manos de jueces y policía la potestad de decidir en qué momento se trataba de un acto obsceno. 

En el juicio estaba junto a Theodora Fitzpatrick mujer neoyorkina que acudía a recibir a su marido vestida con "pantalones". El juez reconoció el derecho a la neoyorkina a llevar pantalones, pero puso a Jackie en manos de la policía de "género" y la obligó a acudir a la terapia psiquiátrica. Jackie contestó "Puedo vestirme de mujer, dejarme el pelo largo, pero entonces sí que estaré suplantando a una chica". También hizo referencia a la tradición del pueblo Cherokee. (Vid.: abajo explico esta tradición ).



A pesar de la presión popular la policía de Chicago siguió deteniendo a personas trans, gais y lesbianas por las calles de la ciudad o en sus propios locales. De Jackie poco mas sabemos, parece ser que su familia le apoyaba.  A partir de 1943, el código permitió a las personas a usar ropa del sexo opuesto, siempre y cuando no se usa "con la intención de ocultar su sexo."  Esta norma estuvo vigente hasta 1978.

Mas información:

Two spirits, una realidad actual
La detención de "Evelyn" Jackie Jacson:


1 comentari:

  1. Con lo fácil que es respetar al otro, por qué esa contiada ostinación en imponerse los unos a los otros en vez de movernos en planos de igualdad.

    ResponElimina