dijous, 10 de maig de 2018

BARCELONA: MUJERES, SODOMÍA E INQUISICIÓN.

Tan sólo se tiene conocimiento de dos acusaciones de sodomía contra mujeres en Barcelona, ​​por parte de la Inquisición. Una en el siglo XVI, la otra en el XVII.

Escudo de la Inquisición. Palau Reial Major, Barcelona.
El concepto sodomía como acto criminal y punible fue creado el siglo XI por el monje Pedro Damián, Hacía referencia a toda actividad sexual no reproductiva, la iglesia católica tardó más de cien años en asumirlo, Aquí lo explico:   http://leopoldest.blogspot.com.es/2015/03/leon-ix-el-papa-que-no-quiso-condenar.html

Uno de los casos que hizo frente la inquisición fue a lo que definían como "conocer por detras, especialmente entre los siglos XVI y XVII. En este periodo hay varios casos de hombres condenados por haber conocido mujer por detrás (1). Rocío Rodríguez (2) nos señala tres casos, dos franceses y un ermitaño. El primer caso era 1578, quien tuvo condena fue la mujer, acusada de adulterio. El segundo en 1578, en este caso el francés natural de Elna, fue acusado de haber forzado a la mujer a tener sexo por detrás, y para aconseguirlo la castigaba con "golpes i asotes", fue condenado por sodomía y enviado a galeras. El tercero fue un ermitaño en 1661, este confesó haber tenido sexo anal con chicos y mujeres, la última de ellas era María Caminades, con la que convivió unos 8 años. La condición de religioso lo salvó de la condena.

Raramente encontramos acusaciones de sodomía contra mujeres, tanto en los tribunales inquisitoriales como en los civiles, ni el Principado, ni al resto de reinos de la Corona de Aragón. Si existieron procesadas ​​por herejía o brujería. Estos últimos especialmente en las zonas rurales en torno a las Guilleries.


La acusación por sodomía contra una mujer que más me ha llamado la atención fue en Aragón, el siglo XVI. Rocío Rodríguez (2) cuenta como una mujer visiblemente asustada confesó: "Mi esposo en alguna ocasión me ha conocido por detrás" (1). El marido tuvo que presentarse ante el tribunal, fue torturado y azotado, después condenado a 5 años de galeras. Ella tuvo pagar las costas del juicio.

Los dos casos que conocemos en Barcelona son el de Eulalia Cogullada al 1531. Fue unos de los primeros casos a juicio por el Tribunal de la Inquisición de Barcelona. Fue acusada y condenada por "crimen sodomítico". Se desconocen más detalles, difícilmente la condena era por mantener relaciones sexuales con otro mujer.

El segundo fue el de María Caminades, de quien ya he hablado antes. Ella vivía con el presbítero Agustín Díaz de Vera, éste había confesado que había tenido relaciones sexuales con varios jóvenes y que vivía con ella desde hacía unos 8 años. Reconoció tener "actos carnales por la parte póstera", y que los tuvo a solicitud de ella. Por este hecho fue procesada, mientras él fue puesto en libertad después de señalar a su arrepentimiento.

Después de pasar por las terribles cárceles secretas de la Inquisición, María fue juzgada. Pero el informe de los infames cirujanos inquisitoriales la salvó. Declararon que la "parte prepóstera de la rea ​​.. no habia vestigio alguna por dónde hubiese entrada en él el miembro viril violentamente" (3). Tras esto fue puesta en libertad. 

Ante los tribunales inquisitoriales era más fácil que una persona que hubiera sido violada sexualmente tuviera condena, en cambio alguien con experiencia se consideraba que si no había sangre o desgarros, no había delito.

(1) Conocer por detrás era un eufemismo utilizado por la Inquisición para señalar el sexo anal.

(2) Rocío Rodriguez, "Sodomía y inquisición"
http://www.ushuaiaediciones.es/libro-sodomiaeinquisicion.html

(3) Jaume Riera y Sans. Sodomites catalans "
http://www.editorialbase.cat/llibres/289

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada