dijous, 12 de juny de 2014

VIH/sida Y PERSONAS MAYORES

En Barcelona y su área metropolitana posiblemente viven unas 5000 HSH personas mayores de 50 años que viven con VIH. Unos 1500 ni siquiera lo saben, muchos de los que lo saben, en la medida que va aumentando su edad, irán sufiendo problemas neurológicos que dificultan la adherencia al tratamiento. ¿Cómo podemos afrontar estos problemas?


Uno de cada cinco diagnósticos de VIH lo son en mayores de 50 años, cuando se trata de diagnósticos tardíos, en fase sida, la cifra aumenta a uno de cada cuatro. Ello indica que las personas mayores apenas se realizan el test del VIH.

En el actual marco de recortes apenas hay campañas de prevención, pero si acudimos a las campañas realizadas hasta hoy es muy dificil encontrar una dirigida hacia ellos. Se han realizado  campañas dirigidas a jóvenes , bears, personas de mediana edad, mujeres, personas trans... pero la gente mayor es invisible. En una ciudad como Barcelona es muy fácil encontrarlos en determinados locales de ambiente. Gracias a la viagra o el cialis hoy pueden desarrollar plenamente sus relaciones sexuales. No podemos dar la espalda a esta realidad.

Hablamos de un sector de la población que ha vivido la dictadura, que está armarizado, muchos aún viven escondidos en una relación heterosexual. El estigma del VIH o una salida traumática del armario les hace vivir aterrorizados, por ello raramente se hacen la prueba del VIH y los diagnósticos son tardíos y en el régimen hospitalario. 

Un diagnóstico a tiempo permite iniciar la TARGA antes de que las defensas empiecen a bajar y hace que la calidad y esperanza de vida del afectado sea similar al resto de la población. Lo contrario implica complicaciones, en el caso de una persona mayor es necesario recordar que la recuperación siempre es mucho mas lenta.

La relación paciente médico en estos casos acostumbra a ser fría y distante, cualquier posible ITS, problemas con las drogas, información sobre VIH o incluso el viagra no es frecuente, también los profesionales no acostumbran a presuponer que sus pacientes pueden ser homosexuales y tener una importante actividad sexual. En el ámbito sanitario, como también en el social, se cree que las personas mayores son seres asexuados.




Son necesarios programas y campañas específicas dedicadas a este segmento de la población, información sobre las ventajas de la indetectabilidad o las complicaciones que puede significar una ITS, las distintas opciones preventivas  o dónde puede dirigirse para realizarse la prueba del VIH de forma anónima, gratuita y confidencial.  Pero esto no será efectivo si paralelamente no se sigue trabajando contra el estigma y la discriminación contra las personas que viven con VIH.

En este estado de cosas los espacios que ofrecen las ciudades a las personas LGTB mayores no reúnen las mejores condiciones, los profesionales no han recibido ningún tipo de formación, los usuarios no son muy receptivos a la presencia de nuevos miembros "diferentes", la homofobia acostumbra a ser mayor que otros grupos sociales. Otros tipos de agrupaciones hoy por hoy son aun difíciles de poder organizar. 


Según ONUSIDA, cerca de 4 millones y medio de personas viven con VIH. En gran parte es gracias al TARGA que ha permitido descender la cifra de fallecimientos y un aumento de la esperanza de vida. Su calidad y esperanza de vida irá ligada a la posibilidad de que reciban un tratamiento y éste pueda ser al inicio de la infección.

Con el aumento de la edad de las personas que viven con VIH irán aumentando los problemas de las personas que además sufran algún problema neurológico. Hoy por hoy no tenemos ninguna respuesta ante este grave problema. 


Mas información:

Documental Fundació Enllaç "A les teves mans"
VIH/sida y personas mayores:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada