dimarts, 22 de desembre de 2015

ESPAÑA LGTB, UNA HISTORIA DEL SIGLO XX I PARTE.

Primera entrega de las publicaciones sobre la historia LGTB de la España de la Restauración Borbónica . Recuerdo que para acceder a toda la información es necesario cliquear los enlaces en azul.





España no penalizó la homosexualidad hasta 1954. Solo el código de justicia militar o una estrecha interpretación del concepto jurídico "escándalo público" podían ser utilizados contra las relaciones homosexuales. Aun así la prensa sensacionalista, el clero y algunos intelectuales socialistas ejercieron una enorme presión contra los homosexuales, posiblemente frente a la indiferencia popular. La homosexualidad estaba considerada como una pérdida de masculinidad, ello en plena crisis del 98 era un desastre para las grandes mentes pensantes del país

Emilio Castelar jamás hizo pública su orientación sexual, pero la prensa satírica de la época le llamaba Doña Inés del Tenorio. Con poco mas de cincuenta años conoció a un joven navarro de apenas veinte y se enamoraron fervientemente. El joven en aquel momento era desconocido, pero con los años jugaría un importante papel en la vida cultural de Madrid, se trataba de José Lázaro Galdiano. Ambos fundaron la que fue una de las mas brillantes revistas de arte: "La España Moderna", revista por la que pasaron la gran mayoría de escritores de la llamada Generación del 98.




A finales del siglo XIX las artístas de los espectáculos de varietés estaban mal consideradas socialmente, se les asociaba al "mal vivir" y la prostitución. Los hombres no salían en estos escenarios hasta la llegada a España del tranformista italiano Leopoldo Fregoli.





50 años antes de la manifestación de junio 1977 por las Ramblas de Barcelona, tuvo lugar una importante movilización de jóvenes travestidos entre la zona baja de ese paseo y las viajas Drassanes. Fue lo que Genet denominó la revuelta de las Carolinas




Jean Genet en Diario de un Ladrón o Querelle de Brest inmortalizó sus vivencias mas canallas por el Raval barcelonés. Entre Arc del Teatre, el burdel de Madame le Petit o la Criolla...











El trato que recibió la homosexualidad en la literatura española de finales de siglo XIX y principios del XX no fue distinta a la de otros países. Las obras en las que aparece la homosexualidad son para utilizarla como denuncia contra la aristocracia, el clero o las clases dirigentes, formaba parte del ambiente "depravado" y "decadente" en el que vivía.






Marcela y Elisa eran dos maestras gallegas que vivían en secreto su relación amorosa. Un día sintieron la necesidad de oficializar su amor y decidieron casarse por la Iglesia. Para engañar al sacerdote Elisa se hizo pasar por Mario y llevó al altar a su amada, hija de un capitán del Ejército. Ocurrió en A Coruña, el 8 de junio de 1901.






Durante la primera mitad del siglo XX algunos intelectuales progresistas españoles utilizaron la injuria homofóbica para ridiculizar a muchos homosexuales españoles. El escritor socialista español Rafael Cansinos fue uno de los "literatos" que mas la utilizó, la usó para atacar a sus competidores artísticos y desacreditar al modernismo. Aprovechaba cualquier anecdota negativa relacionada con una persona homosexual para señalar que todos los homosexuales eran así (todismo).






En Álvaro Retana nada es lo que parece. En su biografía decía que había nacido en 1898 en un viaje de placer de sus padres por Ceylán. La realidad es que había nacido en 1890 en Batangas, Filipinas. Su coquetería le hacía quitarse años que tampoco aparentaba. Tampoco una "prima dona" como él no podía haber nacido en cualquier lugar.






A pesar de ser uno de los escritores mas populares de los años 20, raramente encontramos referencias de Antonio de Hoyos (1885-1940) en los manuales que nos hablan de la literatura castellana de inicio de siglo, y cuando encontramos alguna referencia raramente es positiva. Para estos doctores de la oficialidad literaria era un cursi, fantasioso y de estilo poco elaborado. Otros escritores de menor valía, en cambio, fueron ensalzados de forma seguramente inmerecida.




La Dictadura de Miguel Primo de Rivera dio alas a los sectores mas reaccionarios, que defendían unos modelos tronados y trasnochados basados en la exaltación de una España eterna, En esta España antimoderna la homosexualidad no tenía sitio, se debía volver a los tiempos de los Reyes Católicos, tiempos en que los sodomitas eran perseguidos pues se trataba de una España "única, grande y libre".




La España anterior a la Guerra Civil desarrolló una importante industria de imágenes, revistas y libros de contenido erótico, en ocasiones incluso pornográficas. Sólo durante la época de la dictadura dePrimo de Rivera hubo algún intento de persecución. El propio rey Alfonso XIII era un importante consumidor-coleccionista de este tipo de material. Existían prohibiciones y poco ánimo para hacerlas cumplir. 





En el estudio titulado 'Una historia de la homosexualidad masculina en España, 1850-1939 encontramos un interesante análisis de como se vivía la homosexualidad en ciudades como Barcelona, Madrid o Cádiz. Sus sociedades clandestinas, los puntos de encuentro, así como el trato que recibían desde el punto de vista psiquiátrico, criminalístico o pedagógico.









Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada