dimarts, 26 d’abril de 2016

DE COMO EN LOS APOSENTOS DE UN MIEMBRO DE LA REALEZA BRITÁNICA, UN CRIADO DECIDIÓ DEGOLLARSE.



A inicios del siglo XIX una serie de suicidios o muertes repentinas fueron una sorprendente enfermedad que afectó a muchos homosexuales ingleses. Uno de ellos se "degolló" en los aposentos del hijo del rey Jorge III.





Era tiempos de durísima represión moral. Rictor Norton cita a Mathusalah Spalding, ajusticiado en la horca en 1804 por tener "un asunto venéreas" con James Hankinson. En 1808 la víctima ahorcada fue Richard Vecino, por actos de sodomía con Joshua Archer. En 1809 Richard Thomas Dudman y Edward Wood fueron declarados culpables de "conspiración" para cometer sodomía, y condenados a dos años de prisión yca una hora de reposo en la picota...



En 1810 una redada en un molly house londinense del Vere Street acabó con la detención de un importante núemero de homosexuales, a los que se les aplicó las duras leyes de la época de Enrique VIII, aunque solo fueron condenados 6 de los encausados, los que no tenían medios económicos.

Parece ser que uno de los asiduos a este famoso local, en el que se celebraban matrimonios entre homosexuales, era Ernesto Augusto de Hannover, duque de Cumberland, octavo hijo del rey Jorge III. Hombre de talante ultraconservador, muy impopular por su carácter antipático, aun hoy su figura levanta controversia.

Los historiadores conservadores hablan de un redomado y sádico asesino que invadió los aposentos del príncipe, wikipedia habla de "infames historias" sobre este personaje. Tanto fervor hace suponer que la historia pudo ser muy distinta. En realidad el pobre "auto-degollado" era un simple criado llamado Sellis, un fantasma que perseguiría al duque de por vida.

Dentro de la mancha marrón a la derecha puede verse el fantasma del criado.


La vinculación del hijo menor del rey con el célebre local homosexual fue algo más que un rumor después de que un lacayo del futuro rey Jorge IV se suicidaba oportunamente tras ser relacionado con este lugar, la prensa empezó a destapar historias, "oficialmente jamás demostradas", en las que Ernesto Augusto estaba involucrado.

Según Rictor Norton, el criado pudo descubrir al duque manteniendo relaciones sexuales con un ayudante de cámara; ante un posible chantaje lo degollaron, intentado tapar el asunto. Cuando la prensa intentó publicar estos hechos, la justicia actuó con extrema dureza, un periodista fue condenado a 15 meses en 1813, otro a 6 en 1832.  En 1861  finalmente aparecía la historia en una publicación, fuente de chismes nunca verificados, lo que ha servido a la oficialidad a negar todos los hechos y defender que el criado se suicidó degollándose. 

Ennesto Augusto se casó por poderes y fue rey de Hannover a partir de 1837. Murió sin descendencia. Su reinado se caracterizó por eliminar la constitución y gobernar como monarca absoluto. 

1 comentari:

  1. Muy interesante texto sobre las costumbres de los hijos de Jorge III, y en particular el turbulento Ernesto Augusto de Hannover, de quien en efecto, era sumamente desagradable como persona: Conocido por sus posturas ultraconservadoras en la cámara de los lores. Sin embargo, eso que murio sin descendencia, no es correcto: Al morir la princesa Carlota, unica nieta legitima de Jorge III, los hijos de este tenian mas de cuarenta años, sin nietos legítimos: De una celebre carrera de dar un heredero a Inglaterra, los hijos solteros se casaron, nació Victoria, hija del Duque de Kent, y Cumberland, Jorge V de Hannover, presunto heredero de esta hasta 1840. Jorge de Hannover, quedo ciego a los 14 años.

    ResponElimina