dimarts, 12 d’abril de 2016

APUNTES PARA UNA HISTORIA LGTB DE ESPAÑA

Publicaciones sobre la historia LGTB de España publicados en éste bloc. Recuerdo que para acceder a toda la información es necesario cliquear los enlaces en rojo. 






Algo que me ha llamado siempre la atención, al entrar en un museo de historia o arqueología, es la representación que hacen de las familias: los padres guerreros, trabajadores o artistas y con el cuerpo semidesnudo, las mujeres tapadas y cocinando o cuidando a los niños, los niños jugando y vestidos con las normas que el buen decoro marcan. ¿Y los ancianos?  raramente aparecen. Es como si una familia actual se pegara unas vacaciones en un parque temático sobre la Prehistoria.





Pelayo era un joven capturado por la milicia hispano-musulmana del Califato. Cuenta la leyenda que el califa Abderramán III cuando lo vio se prendó de él, no en vano tenia en su Corte un buen número de bellos muchachos. Cuentan que el Califa requirió sus favores sexuales y al negarse fue martirizado por despedazamiento o desmembramiento mediante tenazas de hierro.





En la Península Ibérica las leyes antisodomitas visigóticas y romanas siguieron en vigor hasta abanzado el siglo XIII. Alfonso X el Sabio promulga las Siete Partidas que condenaban a muerte a los que practicaban el pecado nefando.







El caso documentado de una boda entre dos personas el mismo sexo en la Galicia del s. XI nos muestra una realidad que posiblemente fue mas extendida de lo que se cree. Se trataba de la unión entre Pedro Díaz y Muño Vandilazen el año 1061 en una pequeña ermita de Santa María de Ordes, hoy provincia de Ourense. Es el caso mas antiguo que conocemos de España y de la Europa Occidental. en la Era Cristiana.( Los celtas e incluso los romanos celebraron ceremonias parecidas).



Desde el siglo IX, reinado del emir Abderramán II hasta la llegada de los almorávides el siglo XI, Al Andalús vivió una época de esplendor cultural, brillando una poesía que empezó siendo de contenidos ambiguos y que llegó a expresar temas homoeróticos con absoluta libertad. En ellos se describía la belleza de jóvenes efebos o bellas doncellas, junto a un nada disimulado goce por el vino y el buen vivir.





Al-Mutamid (1040-1095) fue un poderoso Rey Taifa de Sevilla. Mutamid, era apuesto, sensible, valeroso, delicado y feroz. Poeta, mecenas, político maquiavélico estamos ante una de las figuras mas importantes de nuestra historia. Posiblemente por ser andalusí (hispano-musulmán) su figura ha sido marginada y a veces ridiculizada.




La naturalidad con que se vivía la sexualidad en la Edad Media se reflejaba incluso en los mismos recintos eclesiásticos. Era muy fácil encontrar esculpidas imágenes que representaran personas desnudas o teniendo relaciones sexuales, especialmente en Francia y el el recorrido del Camino de Santiago español.




La Inquisición empezó a actuar en la Península Ibérica en los territorios del norte de Catalunya, lugares que ocuparon los cátaros al ser expulsados del sur de Francia. Raimon de Peñafort fue el primer inquisidor. Éste  fue un fraile la orden de los dominicos predicadores que persiguió implacablemente a la herejía, creo el concepto de pecado nefando como delito e intenté perseguir a las muejeres libres acusándolas de brujería. La iglesia le premió santificándolo, los abogados los hicieron su patrón y su implacable intolerancia ha llevado a la creación de la Cruz de la Orden de San Raimundo de Penyafort por la que se premia a los abogados que se han caracterizado por la defensa de los derechos humanos. 





Un error muy extendido es la creencia de que la denominación de cátaros viene del griego kataros, y que quería decir puros, en realidad se trata de un mote despectivo que le dedicaban sus enemigos y que significa adoradores del diablo en forma de gato, o sea brujos. De hecho, ellos nunca se autodenominaron con este nombre peyorativo, sino que se llamaban simplemente cristianos. En Occitania se les llamaba popularmente buenos hombres y buenas mujeres. También se les ha conocido con muchos otros nombres, como albigenses, bogomilos, arrianos, etc.






La Corona de Aragón siempre había apoyado a la Orden del Temple, con el proyecto elaborado por Ramón Llull del Rex Bellator pretendía unir todas las ordenes militares y lograr un mayor protagonismo catalano-aragonés. Pero la persecución decretada por el papado y el ambicioso rey francés Felipe IV. en el 1307, lo cambió todo.



El conde Ponç Hug de Empuries estuvo enfrentado durante muchos años al Conde-rey Jaume II el Justo. Las disputas entre ambos procedían de su etapa en Sicilia, en donde el conde llegó a apoyar a las tropas del rey Federico enemigo de la Corona de Aragón. Finalmente fue procesado por sodomía.





Don Alvaro de Luna, condestable de Castilla, válido y amante de Juan II y posiblemente también de su hijo Enrique, con quien tuvo una larga relación de amor-odio. Juan II de castilla creció bajo la tutela de Don Alvaro, compartiendo cama y conocimientos. Se repartieron los asuntos de estado, el rey se dedicó a hacer florecer las artes y su válido a administrar el reino. Se favoreció los derechos de las ciudades en detrimento del clero y la nobleza, lo cual llevó a continuas intrigas contra el amante real al que acusaban de tener al rey hechizado. Vivieron juntos 35 años.



Pedro IV, Condestable de Portugal, reinó en Catalunya apenas 4 años durante la Guerra Civil entre Catalunya y el rey Juan II. Su paso por Barcelona se caracterizó por una feroz persecución de la herejía y la sodomía.




La Inquisición se implanta en la Corona de Aragón y el Reino de Castilla en 1478. Su objetivo era mantener la ortodoxia religiosa y perseguir la herejía. Institución ligada a la monarquía no tenía las mismas competencias en todos los territorios. Inicialmente en Castilla podía perseguir a la sodomía, en los territorios de la Corona de Aragón no.




.




Transexual, lesbiana, intersexual, endemoniada, transgresora... Aun hoy los historiadores se discuten sobre la realidad de Elena/o de Céspedes que ejerció como cirujano, fue madre y esposo y llevó por la calle de la amargura a la inquisición. 


Pedro Luis Garcerán de Borja (1528-1592) Biznieto del papa Borja Alejandro VII, nieto de Fernando el Católico, hermano de San Francisco de Borja, Gran Maestre de la Orden de Montesa, etc. Todos estos títulos hacían de él un rival incómodo para el todopoderoso rey Felipe II, que utilizó su homosexualidad para desacreditarlo. 




Según Gregorio Marañón el todopoderoso secretario de Felipe II, Antonio Pérez (1540-1611), era conocido con el sobrenombre de Pimpollo. De aspecto extremadamente aseado, utilizaba colonias elaboradas por él y era un gran amante de los placeres de la vida. Esta forma de ser contrastaba en una corte que aparentaba austeridad y discreción.





El siglo XVI y el reinado de Felipe II fue la época mas dura y que mas casos quedan reflejados en las actas de la Inquisición: 791 en Zaragoza, 453 en Barcelona, 380 en Valencia, etc. Entre 1616 y 1630 todos los casos en Castilla fueron sentenciados a la hoguera. Muchas personas preferían suicidarse antes de ser detenidos y cruelmente torturados, otros eran asesinados por su propio entorno para evitar el descrédito que suponía convivir con un sodomita.


Se consideraba que la sodomia era un vicio importado de Italia, incluso se señalaba a Antonio Pérez, secretario de Felipe II caído en desgracia, como la persona que lo había introducido. Artistas y pintores eran especialmente vigilados para evitar que introdujeran ideas contrarias a los establecido o practicaran "actos impuros". Aludir o citar la sodomía estaba mal visto y cuando se hacía era siempre para criticarla.








Hay datos que sugieren que Doménico Teotocopoulos, el Greco,  pudo ser homosexual, y esto se reflejó en su magistral obra pictórica. Pero los historiadores han preferido buscarle parejas heterosexuales imposibles a intentar llegar al fondo de esta realidad. 





La biografía de Cervantes ofrece aun hoy muchas dudas, especialmente en lo referente a su supuesta homosexualidad. Su relación con el cardenal Acquaviva puede darnos alguna pista interesante.







Don Antonio de Erauso, la monja alférez, fue una persona que se sintió hombre, usó siempre nombres masculinos e incluso el rey, Felipe IV, y el Papa, Urbano VII, le autorizaron a usar el título de monja alférez y vestir ropas masculinas. A pesar de ello los historiadores aun utilizan el nombre con el que le bautizaron y con el que él jamás se sintió identificado.


Juan Rana (1.593-1.672) era el nombre artístico de Cosme Pérez. Vivió en la época de mayor represión de la Inquisición contra la sodomía de la que no se salvaba ni el mismo monarca, Felipe IV, que parece ser llegó a ser investigado. Se especializó en papeles de bobo, cornudo, amanerado o de "ambigua" sexualidad, incluso llegó a representar mujeres.. En sus personajes podían aparecer alusiones a la homosexualidad, llegando a interpretar a una parturienta ("El parto de Juan Rana") .






El mundo de la marina fue una sociedad masculina en la que las relaciones homosexuales fuero mucho mas frecuentes que en otros sectores sociales. Estas relaciones fueron toleradas, consentidas e incluso en ocasiones reguladas.




Aunque en ningún momento utiliza la palabra transexualidad, Jaume Riera i Sants en su "Sodomites Catalans" nos describe perfectamente un caso que trató el Tribunal de la Inquisición de Barcelona entre los años 1732-1733. es la historia de Blas Ramírez:




En el estudio titulado 'Una historia de la homosexualidad masculina en España, 1850-1939 encontramos un interesante análisis de como se vivía la homosexualidad en ciudades como Barcelona, Madrid o Cádiz. Sus sociedades clandestinas, los puntos de encuentro, así como el trato que recibían desde el punto de vista psiquiátrico, criminalístico o pedagógico.
Aunque la homosexualidad estaba despenalizada, a menudo se utilizaban leyes contra las buenas costumbres para perseguirlos. La homosexualidad estaba considerada como una pérdida de masculinidad, ello en plena crisis del 98 era un desastre para las grandes mentes pensantes del país.




Emilio Castelar jamás hizo pública su orientación sexual, pero la prensa satírica de la época le llamaba Doña Inés del Tenorio. Con poco mas de cincuenta años conoció a un joven navarro de apenas veinte y se enamoraron fervientemente. El joven en aquel momento era desconocido, pero con los años jugaría un importante papel en la vida cultural de Madrid, se trataba de José Lázaro Galdiano. Ambos fundaron la que fue una de las mas brillantes revistas de arte: "La Edad Moderna", revista por la que pasaron la gran mayoría de escritores de la llamada Generación del 98.




A finales del siglo XIX las artístas de los espectáculos de varietés estaban mal consideradas socialmente, se les asociaba al "mal vivir" y la prostitución. Los hombres no salían en estos escenarios hasta la llegada a España del tranformista italiano Leopoldo Fregoli.





El trato que recibió la homosexualidad en la literatura española de finales de siglo XIX y principios del XX no fue distinta a la de otros países. Las obras en las que aparece la homosexualidad son para utilizarla como denuncia contra la aristocracia, el clero o las clases dirigentes, formaba parte del ambiente "depravado" y "decadente" en el que vivía.





Marcela y Elisa eran dos maestras gallegas que vivían en secreto su relación amorosa. Un día sintieron la necesidad de oficializar su amor y decidieron casarse por la Iglesia. Para engañar al sacerdote Elisa se hizo pasar por Mario y llevó al altar a su amada, hija de un capitán del Ejército. Ocurrió en A Coruña, el 8 de junio de 1901.









Durante la primera mitad del siglo XX algunos intelectuales progresistas españoles utilizaron la injuria homofóbica para ridiculizar a muchos homosexuales españoles. El escritor socialista español Rafael Cansinos fue uno de los "literatos" que mas la utilizó, la usó para atacar a sus competidores artísticos y desacreditar al modernismo. Aprovechaba cualquier anecdota negativa relacionada con una persona homosexual para señalar que todos los homosexuales eran así (todismo).






En Álvaro Retana nada es lo que parece. En su biografía decía que había nacido en 1898 en un viaje de placer de sus padres por Ceylán. La realidad es que había nacido en 1890 en Batangas, Filipinas. Su coquetería le hacía quitarse años que tampoco aparentaba. Tampoco una "prima dona" como él no podía haber nacido en cualquier lugar.



A pesar de ser uno de los escritores mas populares de los años 20, raramente encontramos referencias de Antonio de Hoyos (1885-1940) en los manuales que nos hablan de la literatura castellana de inicio de siglo, y cuando encontramos alguna referencia raramente es positiva. Para estos doctores de la oficialidad literaria era un cursi, fantasioso y de estilo poco elaborado. Otros escritores de menor valía, en cambio, fueron ensalzados de forma seguramente inmerecida.





La Dictadura de Miguel Primo de Rivera dio alas a los sectores mas reaccionarios, que defendían unos modelos tronados y trasnochados basados en la exaltación de una España eterna, En esta España antimoderna la homosexualidad no tenía sitio, se debía volver a los tiempos de los Reyes Católicos, tiempos en que los sodomitas eran perseguidos pues se trataba de una España "única, grande y libre".







La original Ley de vagos y maleantes fue aprobada en agosto de 1933. Ley conocida popularmente como "La Gandula", fue aprobada por unanimidad. Representó la segunda ocasión en que despenalizaba la homosexualidad, la primera ocasión fue en 1821, en tiempos de Fernando VII. De facto la homosexualidad en España no estuvo penalizada entre 1921 y 1954. 


Durante los 30 primeros años del siglo XX muchos intelectuales optaron por desacreditar cualquier apariencia de homosexualidad en sus rivales políticos o intelectuales, usaron ura práctica muy extendida en la literatura hispánica: la injuria homofóbica. 





Pasados mas de 75 años del asesinato de Federico García Lorca periódicos como el ABC o la Razón raramente citan su homosexualidad, cómo si este hecho fuera ajeno a su poesía. Incluso cuando citan los "Sonetos de Amor Oscuro" suelen insinuar que van dirigidos a una mujer. El mismo Vicente Aleixandre se sorprendía en 1983 sobre cómo se evitaba este término, pues para él  "había que aceptar en Lorca al hombre entero", y planteaba que "no se puede comprender su obra sin tener en cuenta su homosexualidad".




Miguel de Molina (1908-1993) fallecía en Buenos Aires negándose a volver a España, el estado que lo maltrató y lo obligó a exiliarse. Fue uno de los grandes representantes de la copla o la llamada "canción española". Pasó la mayor parte de su vida en el exilio donde murió sin querer regresar a España.



Durante el franquismo la homosexualidad se consideraba una enfermedad y el homosexual un pervertido. El régimen franquista se basaba en la moral católica ultraconservadora que la consideraba aberrante y contraria a la ley natural. El homosexual era considerado una amenaza para el prototipo de "varón macho falangista" y era tratado como un delincuente enfermo, como los violadores o los infanticidas. 



La exaltación del macho, dentro del ejército y especialmente la legión, llegaba a la exageración. Al igual que en la Alemania nazi esta exaltación no estaba exenta de un evidente homoeritismo, que incluso se evidenció en films como "A mi la legión" (1942) o "Harka"(1941).






La biografia de Juan Soto nos muestra como fueron estos centros y como se vivía en ellos. El origen de su mote procede de su internamiento en el horrible Campo de Concentración de Nanclares de Oca. Nada mas entrar les formaron: "Los que sean invertidos que den un paso al frente", sabían que si daban un paso al frente lo iban a pasar mal, pero ni no lo daban sería mucho peor. Dio el paso al frente y le pusieron mote, como su última detención fue en Barcelona le tocó "La Catalina", mas adelante lo transformó en Katy.





Nadie como las personas transexuales sufrieron la terrible represión del franquismo. Se considera que la mayor parte de los 5000 represaliados lo eran, por el simple hecho de visualizarse, pues ser transexual era un delito.

La Guerra Civil significó el cierre de todos los locales en los que podían acudir. Salir con ropas del "sexo opuesto" a las calles podía significar palizas, detenciones y todo tipo de humillaciones públicas. El franquismo no distinguía homosexualidad de transexualidad, una persona trans visualizaba aquello a lo que el fascismo reinante mas temía "el afeminamiento de la especie".




La función de la mujer bajo el franquismo era la de dar placer e hijos al hombre (macho), ser el ama de casa y una buena madre de familia. No tenía sexualidad, ni se podía hablar de ello. La idea de que dos mujeres podían sentir satisfacción manteniendo sexo entre ellas era inadmisible. La mujer debía ser sumisa y jugar un papel pasivo en el sexo evitando demostrar placer.

Los hombres homosexuales tenían mas o menos conciencia de su condición, la mujeres raramente. Las lesbianas no existían, no se hablaba de ello. Sufrían una doble discriminación: por ser mujeres y por ser lesbianas.



En 1959 Manuel de Pedrolo escribía "Un amor fora ciutat", en él contaba la historia paralela de dos homosexuales que se confiesan a sus esposas. Corren los años 50 y, en España, la homosexualidad es un delito. Pedrolo presenta una realidad que se daba, la de los matrimonios como tapadera y la profunda infelicidad que se producia por ambas partes.





En 1970 se vivía un ambiente de liberación sexual que no gustaba a las mentalidades carpetovetónicas que gobernaban el país. La mayoría de países estaban despenalizando la homosexualidad, en nuestro país las personas trans, al igual que las lesbianas y gais, eran cada vez mas conscientes de su identidad y orientación, y luchaban para salir a la calle y visualizarse. La juventud masculina se dejaba crecer el pelo, las chicas dejaron las faldas para ponerse pantalones. El franquismo creía que esto iba acabar con las esencias patrias.


Y como suele ocurrir en nuestra historia en lugar de optar por la apertura, al grito de "Santiago y cierra España" optaron por una de las leyes mas retrógradas y represivas en contra de la homosexualidad: La Ley sobre Peligrosidad y Rehabilitación Social.


Mas influidos por el mayo francés que por los sucesos de Stonewall, en 1970 Armand de Fluvià (Roger de Gaimón) y Francesc Francino (Mir Bellgai) crean la Agrupación Homófila para la Igualdad Sexual (AGHOIS) que un año mas tarde es la base del Movimiento Español de Liberación Homosexual. En 1972 se reúne por primera vez, existiendo también ya algún grupo en Bilbao y Madrid.





El poeta Julio Mariscal (1922-1977) optó por el aislamiento, por un lento y terrible suicidio. Queda huérfano a los 11 años de edad, siendo desde entonces su gran refugio afectivo su madre, a la cual veneraba, ella será su refugio, pero también la causa de la negación de su propia sexualidad y de una exagerada religiosidad.




En marzo de 1976, Antoni Ruiz tenía solo 17 años y confesó a su familia su homosexualidad. La reacción no fue la esperada, la madre pidió ayuda a una monja que inmediatamente informa a la Brigada Regional de Investigación Criminal. A la madrugada era detenido, eran las 6 de la mañana.


Aquí empezó un largo periplo: primero en la Jefatura Superior de Policía donde estuvo tres noches sin dormir, sufrió malos tratos, vejaciones y fue violado (un policía lo puso en contacto con otro preso "Este es maricón como tu, aprovecha"). Mas tarde pasó al Juzgado de Peligrosidad Social, allí siendo menor le obligan a firmar el ingreso a "un colegio", le engañaron.





Intelectuales y políticos españoles de la transición defendían argumentos abiertamente homófobos. Durante la república la situación no fue muy distinta. 



A partir de los años 80 empieza un lento cambio en el trato que la izquierda española daba a la homosexualidad. Sin duda la labor de activistas como Armand de Fluvià, Jordi Petit, Empar Pineda o Germà Pedra provocó un cambio de actitud en las fuerzas progresistas. España era una sociedad mayoritariamente homófoba y defender los derechos LGTB podía hacer perder apoyos.




1 comentari:

  1. hola noi, he tornat a llegit el teu post, calidoscopi del que ha estat la nostra historia, i com sempre, m'agradat. Felicitats.

    ResponElimina