dijous, 22 de febrer de 2018

LA NADA DISCRETA HOMOSEXUALIDAD DE JACINTO BENAVENTE (ANECDOTAS)

La homosexualidad de Jacinto Benavente fue un secreto a voces que él tampoco se preocupó mucho en desmentir. Defendió la revolución rusa, fue republicano hasta la médula y defendió la dictadura como si le fuera la vida. 



El contenido homoerótico de muchos de sus poemas es evidente. Podemos encontrar elogios a los efebos: "Por ti, por ti clamaba cuando surgiste, infernal arquetipo, del hondo Erebo, con tus neutros encantos, tu faz de efebo, tus senos pectorales y a mí viniste..." O este poema dedicado a los jóvenes marineros (1)

 TIENES ojos marineros, 
marinero es su color, 
esmeraldas y zafiros, 
celos y esperanzas son, 
entre verdes y entre azules, 
color de mar y de amor. 
Mar adentro de tus ojos s
e ha entrado mi corazón, 
mar adentro en tu mirada 
quisiera perderme yo, 
marinero de mi vida, 
marinero de mi amor.

Algunas anédotas ya os las he comentado en otras ocasiones. Un ejemplo es su relación con la cupletista Raquel Meller, de quien llegó a decir que necesitaba un bozal. 

Don Jacinto sufrió el acoso y la maledicencias del grupo de inetelectuales de izquierda próximos a Ramón Gómez de la Serna, como Carmen del Burgo o Rafael Cansino. El propio Gómez de la Serna le llamaba "Flordeliseado Pirrimplinplin" y a él se le debe esta copla con motivo del estreno de su obra Una Señora:

El ilustre Benavente
ha estrenado "Una señora"
y a coro dice la gente:
!! ya era hora¡¡

Jacinto Sorolla retratado por Sorolla.

Otra anécdota le coloca frente el comentario homófobo del periodista José María Carretero, quien ante su presencia le espetó “yo no cedo el paso a maricones”. Y muy dignamente Jacinto Benavente se bajó de la acera y dijo: “Pues yo sí”

En "El Plural" (2) encontramos otra divertida anécdota con la madre de Estrellita Castro, la Sebastiana, una gitana de armas tomar.  En una ocasión al coincidir con ella, esta le dijo que entre su numerosa prole ella tenía un hijo como él, don Jacinto preguntó  “¿dramaturgo?” y ella con ternura respondió “No, maricón”.

En el blog "Bajo el signo de libra" encontramos este comentario: "Rafael Cansinos-Asséns en su obra "La novela de un literato" introduce un comentario sobre la dificultad de escribir sobre las mujeres, cosa en la que Benavente había tenido mucho éxito, a lo que la escritora Colombine contesta "Es que para conocer a la mujer hay que ser algo mujer"." (3)



(1) LA POESÍA DE JACINTO BENAVENTE ESTUDIO Y EDICIÓN CRÍTICA DE VERSOS (1893)   http://www.fuesp.com/pdfs_revistas/cilh/33/cilh-33-11.pdf

(2)  El orgullo gay en la historia de España:   https://www.elplural.com/sociedad/2017/06/29/el-orgullo-gay-en-la-historia-de-espana

(3) Reivindicando a Jacinto Benavente
https://bajoelsignodelibra.blogspot.com.es/2009/09/rehivindicando-jacinto-benavente.html

2 comentaris:

  1. Jacinto Benavente tenía una chispa inusitada. Las mujeres del Lyceum Club Femeniso, que se dedicaban a apoyar la causa de la intelectualidad femenina un día quisieron invitar a don Jacinto a dar una conferencia y el nobel, que no tenía ninguna gana de hacerlo soltó como quien no quiere la cosa "Ni hablar, no tengo tiempo y a mí no me gusta hablar a tontas y a locas". Gran doble sentido, pelín misógino, eso sí. Alberti sí que daba conferencias en el lyceum club femenino, pero, el muy cabroncete se dedicaba a soltar ratones entre la concurrencia mujeril para partirse la caja. Cosas de intelectuales.

    ResponElimina

Ryan McGinley, el artista skater.