dimecres, 28 de març de 2018

CALAMITY JANE, UNA MUJER LIBRE.

El cine dio una imagen grotesca y distorsionada de Calamity Jane, la seria de la HBO seguramente se acercó más a ella.



Calamity Jane (1852-1903) fue una célebre exploradora norteamericana. Huérfana de padre y madre, hermana mayor de seis hermanos, desde niña asumió el papel de padre de familia. En 1870 optó por hacerse exploradora, vistiendo con ropas masculinas y comportándose como tal, y aquí empezó una vida llena de aventuras, fantasías y falsedades. No se le conocen amantes masculinos, aunque ella insinuó haber conocido intimamente al general Custer y al aventurero Wild Bill Hickok, pero no hay evidencia de ello. Ella decía que estuvo brevemente casada y que tuvo un hijo, pero el matrimonio apenas duró un par de años, y los datos son muy confusos. 

Calamity Jane vivió en un mundo de hombres, optó por vestir como ellos, comportarse como ellos y fantasear con un buen número de aventuras sexuales, aunque ninguna de ellas parece ser cierta. Entre sus escarceos aparece a menudo la figura de Wild Bill Hickok, según ella llegaron a estar casados, pero parece más una fantasía que una realidad. Lo que si es cierto es la amistad entre ambos, una prueba de ello es que están enterrados juntos en la localidad de Dakota del Norte, Deadwood. 


Calamity y Hickok


Quien había detrás de esta fachada es algo que difícilmente podremos conocer. Aun hoy su biografía levanta polémica, en muchas ocasiones con elementos más ideológico que contrastados. Lesbiana, transexual masculino, prostituta, madre de dos hijas, casada, soltera, heterosexual, bisexual.... muy difícil de comprobar todo. Sabemos que quiso vivir con la libertad que vivían los hombres, en un mundo de hombres. Mascaba tabaco, bebía whisky y blasfemaba con frecuencia. No se le conoce ningún escarceo sexual con hombres o mujeres, por lo que decir que era lesbiana o bisexual es una temeridad. Pero decir que no hay evidencias, no es negar que pudiera ser cierto.

El las películas de los años '40-'60 no era fácil visualizar la homosexualidad, y menos aún la femenina. Cuando ello ocurría siempre se hacía de forma negativa. Tenían que ser mujeres rematadamente malas, o bien debían ser curadas por la masculinidad exuberante de un hombre hecho y derecho, o bien iban directas al desastre. 
El ama de llaves de Rebeca es un ejemplo de ello, como lo son muchos de los papeles que tuvo que realizar la actriz Mercedes McCambridge, motera, villana, soltera empedernida o demonio.

En la magnifica película de William Wyler, "La calumnia" (1961) cuando al final se descubre que una de las protagonistas (Shirley McLaine ) es lesbiana, a ésta sólo le queda un recurso: el suicidio. El film está basado en una obra de la escritora Lillian Hellman. Doris Day (Doris Mary Ann von Kappelhoff) representó en varias ocasiones el papel de mujer de "aires" masculinos que descubre su feminidad tras acostarse con un galán muy masculino, especialmente con Rock Hudson. Así la podemos ver en el musical "Calamity Jane", en el que interpreta a la célebre pionera americana. El musical llega a insinuar una atracción entre Calamity y Katie. Pero necesitará caer en los brazos de un robusto pistolero ( Wild Bill Hickok) para convertirse en mujer.



Algo parecido ocurre en la comedia americana "Pijama para dos" ("Lover come back", Delbert Mann, 1962). El aspecto masculino de la actriz al inicio de la película lleva a Rock Hudson a ironizar sobre el sexo de su rival. Pero al final un buen revolcón en la cama y Doris Day se transforma completamente en mujer. La ironía es que el ejemplo de masculinidad utilizado fuera nada más y nada menos que el propio Rock Hudson!

La serie Deadwood nos acerca mejor a esta pionera. Señala su amistad con Hickok, su afición por el alcohol, su pose masculina o su compromiso con los mas débiles y enfermos. Pero evita señalar cualquier actividad sexual.



La segunda mitad del siglo XIX en USA se produjeron muchas historias parecidas. La más conocida fue la de Deborah Sampson, (clic) durante un año y medio sirvió en el ejército, siendo licenciada tras ser herida en 1782. Su nombre de soldado fue Robert Shirtliff.

Una sonrisa para acabar. Es una frase de Groucho Marx: "Soy tan viejo, que recuerdo a Doris Day antes de que fuese virgen."


Tumba de Calamity Jane, junto a Hickok en Deadwood.

2 comentaris:

  1. Me leí el interesantísimo libro de Alberto Mira sobre la homosexualidad en el cine titulado "Miradas insumisas. Gays y lesbianas en el cine" y, de las dos cosas y media que dice de esas desconocidas lesbianas (Bueno, también habla del "círculo de costura" de Hollywood) cuenta que esa peli sobre Calamity Jane que en España se tituló como "Doris Day en el oeste" (Olé las gónadas del titulador) era un icono para las lesbianas de aquella época, en EEUU, claro. A mí me entró la risa imparable, porque mira que de ninguna manera Doris Day puede ser un icono sexual, pobre Rock Hudson, por cierto. Con permiso te enlazo mi artículo de cuando era joven. http://labasquebondissante.blogspot.com.es/2010/01/icono-calamidad.html

    ResponElimina

SILA EL MEJOR AMIGO EL PEOR ENEMIGO