dimecres, 8 de maig de 2019

SERAFIN FERRO, EL PLACER PROHIBIDO DE LUIS CERNUDA.

En 1957 fallecía en México Serafín Ferro. Tenia apenas 45 años, vivía en la indigencia y el olvido con el único consuelo del alcohol que ayudó a finalizar sus días. Su tiempo de gloria quedaba lejos, como el de la Segunda República a la que sirvió. 


Serafín Ferro, 1923
Cuando en 1931 Federico García Lorca lo presentó a Luís Cernuda y Vicente Aleixandre no era mas que un golfillo de diecinueve años que vivía en la calle, un golfillo "de gracioso gesto y voz dulce" (1) que enamoró al poeta sevillano conmovido por los relatos de su vida en las calles madrileñas.

Se inició una relación tormentosa, en la que el poeta mantiene al muchacho cuyo mayor interés por Cernura fue su dinero. Es Aleixandre quien nos cuenta que Serafín era "un chulito de barrio que le hizo sufrir mucho, pues el pobre Luís se enamoró perdidamente y el tal Serafín le hacía poco caso, salvo para pedirle dinero". (1) No fue la única relación de Cernuda con jóvenes muchachos, de hecho siempre mostró su predilección por los hombres más jóvenes. Su último amante, Salvador Alighieri, tenia 20 años cunado él le conoció con ya 50.


Cernuda y Ferro, 1931

Tras la separación, Cernuda publicó "Donde habite el olvido" en el que manifiesta sus sentimientos de desengaño. Una S enorme decoraba la portada de aquella primera edición, seguramente dedicada a su amor prohibido. En este libro podemos encontrar un poema "Mi arcángel", se refiere a su joven protegido  (creo es evidente el juego que hace de arcángel/Serafín):

Mi arcángel
No solicito ya ese favor celeste, tu presencia;
Como incesante filo contra el pecho,
Como el recuerdo, como el llanto,
Como la vida misma vas conmigo.

Tú fluyes en mis venas, respiras en mis labios,
Te siento en mi dolor;
Bien vivo estás en mí, vives en mi amor mismo,
Aunque a veces
Pesa la luz, la soledad….

Los siguientes años el actorcillo consigue pequeños trabajos en imprentas y varios papeles en el teatro, compartiendo las tertulias políticas y literarias de la Generación del 27. Al inicio de la Guerra Civil se alistó con el bando fascista, pero desertó y se unió a los republicanos, donde llegó al grado de teniente. En estos años escribió para la revista "Nova Galiza" y "Hora de España". En 1939 interpreta un papel en "L'Espoir" de André Malraux. Con todos los actores huye a México al acabar la Guerra. Pero allí su vida se diluye entre el olvido y el tequila.


Serafín Ferro, fotograma de L'Espoir. 


El filólogo gallego Ernesto Guerra da Cal le escribió el epitafio: “Nació para oscuro malabarista de la vida y desempeñó con valor e ironía el papel de esa aventura acrobática”. 

(1)  Santiago Romero, Los placeres. La Opinión a Coruña. 

Mas información:

Los placeres prohibidos de Cernuda
http://bajoelsignodelibra.blogspot.com/2008/09/los-placeres-prohibidos-de-luis-cernuda.html
Si el hombre pudiera decir lo que ama. Luís Cernuda: 
https://leopoldest.blogspot.com/2011/01/si-el-hombre-pudiera-decir-lo-que-ama.html

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada