dimecres, 1 d’abril de 2020

SELECCIÓN POÉTICA. V PARTE

Poemas que he publicado en los últimos tres meses.




Para acceder a anteriores entregas:


T.E.Lawrence (de Arabia) a Ahmed Salim "Dahoum"

"Te amaba, entonces alcé una manera humana
entre mis manos
y escribí con las estrellas mi voluntad
en la bóveda celeste
Para ofrecerte la Libertad,
el séptimo pilar digno de la casa
con el fin de que tus ojos
puedan brillar para mí
cuando lleguemos."




AL BERTO Poemas SIDA y O Medo (El miedo)
"O Medo es una antología de su trabajo poético de 1974 a 1986, Es su obra más importante y su testimonio artístico definitivo,"


SIDA.

"los que tienen un nombre y nos llaman
un día pierden peso, se van
déjanos inclinados al abandono
dentro de un dolor inútil
y voraz

archivamos el amor en el abismo del tiempo
y más allá de la piel negra del fastidio
nos sentimos vivos
el ardiente pasajero de las arenas - el viajero
que irradia un olor a violetas nocturnas

luego encendemos una llama en los dedos
nos despertamos temblorosos confundidos - la mano quemada
cerca del corazón

y nada más se mueve en la centrifugado
de los segundos: falta todo

ni la vida ni lo que de ella queda nos consuela
y la ausencia de luz en la madrugada
y con la cara aún sucia por el sueño, escuchamos
el rumor del cuerpo lleno de dolor

así cuidamos las nubes breves los gestos
el invierno, el reposo, la somnolencia
el viento
arrastrando las imágenes borrosas
de los que amamos pero no volverán
a llamarnos por teléfono "

POEMA O MEDO

fueron breves y espantosas las noches de amor
y regresar de aquella intimidad le deshilachaba el cuerpo
habitado aún por titubeantes manos

estaba desnudo
sin agua y sin luz que le enseñase cómo era
o cómo podría construir la perfección

los días se fueron consumiendo color de plomo
en la búsqueda incesante de otra amistad
que le prolongase la vida

y una vez despertó
caminó lentamente por encima de la edad
tan lejos como pudo
a donde fuera posible inventar otra infancia
que no le dañara el corazón.






Laura y Lizzie dormidas, poema de Christina Rossetti. 1840

Sien dorada y rubia sien,
cual dos palomas se ven;
abrazándose en el nido
de su cama con dosel.
Son dos copos de aguanieve,
doble copo de azahar,
dos varas amarfiladas
con oro puntidoradas
para los reyes del mal.
Luna y noche, estrella y luna
no las dejan de mirar;
viene una nana en el viento;
y hasta el búho soñoliento
se contiene de su vuelo.
Ni un murciélago revuela
sobre el nido donde están:
seno y seno, sien con sien,
guareciéndose en su nido
las palomas de la miel

NOTA: el poema va ligado a "La siesta" de Coubet (1866) autor que pone de los nervios a los ignorantes censores de facebook, por ello opto por "Safo y Erina" de Simeón Solomon


Don Juan, no tengo por bueno
(Atribuido a fray Damián Cornejo, poeta gallego de origen asturiano del siglo XVII)
"Pidiendo celos una dama a su galán de un fraile italiano
de quien el dicho galán confesaba era querido; y siendo
muy lindo, se alababa de ello"


Don Juan, no tengo por bueno
que te quiera un fraile tanto,
que eres muy lindo, y él no santo,
y te dará algún barreno.
Mucho mi suerte condeno,
pues quiere que en celos pene
de un italiano, que tiene
a tu beldad por despojo;
que al fin le llenaste el ojo,
y temo que te le llene.
NOTA: italiano era tambien una forma de decir sodomita. Ojo, un eufemismo para decir ano.



August VonPlaten (1796-1835) fue un poeta bàvaro considerado uno de los grandes poetas románticos, precursor del estecismo parnesiano del siglo XIX.

OJALÁ FUERA AMARTE...

Ojalá fuera amarte mi único trabajo:
que la naturaleza me creó adorador y a ti te hizo mi ídolo.
El creador desplegó los mundos, como alfombra,
para el sagrado rito de inclinarnos a ti.
atravesaste, al alba de la creación, los cielos aun desiertos
y surgieron del casco de tu caballo las estrellas.
El amor es sin límites, sin final su alabanza:
se doblega a lo bello bien creó la belleza.
Sólo por el amor de tu buen nombre permanezco alejado,
porque nadie lo asocie con mi pésima fama.

Raúl Gómez Jattin (1945-1997) Poeta maldito colombiano. Dejó este mundo por su imprudencia voluntaria o por su bella locura.
Prostituto ante el espejo
Sabía agradar con su belleza y sus sonrisas
y su juventud sensual de hembra en flor.
perezoso.
no le gustaba pensar ni trabajar.
Vivía de los hombres.

Y pasaron hombres por su vida
como un tren por encima de un tierno animal
y sólo dejaron un gato viejo y reseco.
una sonrisa decrépita y lastimosa.
Ah endeble señor de piel manchada y ojos tristes
cómo debes sufrir ante el espejo
añorando lo perdido.
Avaro esplendor que se comió la vida
que vuelve en sueños cada noche
exigiendo memoria.

Yo tengo para ti mi buen amigo

Yo tengo para ti mi buen amigo
un corazón de mango del Sinú
oloroso
genuino
amable y tierno
(Mi resto es una llaga
una tierra de nadie
una pedrada
un abrir y cerrar de ojos
en noche ajena
unas manos que asesinan fantasmas)
Y un consejo
no te encuentres conmigo



ALLEN GINSBERG. Indescriptible.
Fue uno de los fundadores de la poesía beat, escritor homosexual autor del poema titulado Aullido (1956) cuya versión de 1957 fue censurada y sacada de circulación de las librerías.

Dulce Chico, Dame tu ....

Déjame besarte la cara, lamerte el cuello tocarte los labios,
que la lengua cosquillee la punta de la lengua,
nariz con nariz, calladas preguntas.
¿Nunca te has acostado con un hombre?
La mano acariciándote la espalda lentamente
bajando hacia las nalgas vello húmedo suave ano,
los ojos, a los ojos borrosos, una lágrima se desliza al verlo.
Ven chico, pásame los dedos por el pelo,
cógeme la barba, bésame los párpados, lámeme la oreja,
pasa los labios suavemente por mi frente
—te encontré en la calle cargaste mi equipaje—
pásame la mano por las piernas,
toca si esta allí, la delicada polla saeta
caliente en el hueco de tu palma, suave pulgar en el capullo.
Ven bésame los labios, la lengua húmeda, los ojos abiertos.
Un animal en el zoológico mirando desde su jaula
cráneo tu sonrisa, estoy aquí contigo, la mano resigue tu abdomen
desde el pezón baja por las costillas
suave piel hacia las venas de mi vientre,
a lo largo del músculo de tu entrepierna de seda brillante,
a través de tu larga polla
hacia el muslo derecho,
vuelve a subir por el suave canal de su músculo hacia la polla.
Ven cógeme en tu cuello
Trágate la saeta hasta la raíz de la lengua
Chupa la polla sólida —Yo haré lo mismo con la mojada piel
suave de tu polla, te lameré el culo—
Ven, ábrete, separa las piernas ponte este cojín bajo las nalgas
Ven tómala aquí, hay vaselina
en la erección está tu suave culo al aire
—hay una polla caliente en tu suave ano goloso—
relájate y déjala entrar—
sí relájate y déjame entrar, te quiero, sí vamos
¿te correrás aquí de todas formas
por contar con ese beso
con este abrazo
esa boca
estos dos ojos mirando,
esa dureza lenta a través de esa blandura
esta relajada dulce visión?


ARTHUR RIMBAUD Y PAUL VERLAINE (Poema al ojo del culo)

Poema de 1872, Verlaine hizo los dos cuartetos, Rimbaud los tercetos, El "Sonnet du trou du cul" nace de la voluntat de los dos poetas amantes de burlarse de un poema parnasiano L'idole que celebra los encantos de la mujer... todos menos el ojo del culo.


Oscuro y arrugado como un clavel violeta
entre le musgo respira humildemente oculto,
húmedo aún del amor que la pendiente sigue
de las nalgas blancas al borde su abismo.

Hilillos parecidos a lágrimas de leche
lloraron, bajo el áfrico cruel que los empuja,
a través de coagulitos de marga rojiza
para llegar ahí donde llama el declive.

Mi boca se acopla frecuente a su ventosa,
y mi alma, del coito material celosa,
de él hace salvaje lagrimal, nido de llanto.

Es la oliva extendida y la flauta mimosa,
es el tubo al que cae la garrapiña célica,
Canaán femenino de humedades abiertas.




WENCESLAO MALDONADO. (1940-2016, Poema "deseo del esperado...)


1
deseo
del esperado
de tenerle la cabeza
apoyada sobre el pecho
y acariciarle el aire
de tranquilidad en el pelo
2
deseo
de un mar remoto y abierto
la libertad sin confines
y caminar de la mano
desnudos los dos por la arena
sin necesidad de hablarnos
mientras se escriben las huellas
3
deseo
de una palabra entredicha
no sé si el nombre en silencio
rasguido en la oscuridad
para repetir tan sólo
que lo amo y que lo sueño
4
deseo
de sus brazos extendidos
para rodearme los hombros
mientras su respiración de flores
una brisa enamorada
se va durmiendo en mi cuello
5
deseo
de estar los dos acostados
uno en otro yo despierto
y él dormido o como haciendo
que está dormido y despierto
deja que su corazón me lata
para que la piel lo sienta
como un fuego que recorre
toda mi sangre en el cuerpo
6
deseo
de recorrer con la lengua
el pabellón de su oreja
la mejilla hasta los labios
y sellarles la humedad
nada más que con un beso
7
deseo
de acariciarle la espalda
con la yema de los dedos
itinerario que sube
y repite su camino
cuando su torso me cubre
y me entrelaza las piernas
8
deseo
de penetrar el calor
del secreto entre sus nalgas
placer que tiembla y jadea
hasta el grito de victoria
bandera de haber amado
asta elevada a la gloria
los dos la misma emoción
y un mismo estremecimiento
9
deseo
de un tiempo que se detiene
de un cuerpo que no se cansa
de una cópula que vibra
de un abrazo que se extiende
de un beso que no se apaga
de un amor que se eterniza
10
deseo
del deseo de esperarlo
siempre.




Vicente Núñez Casado, poeta considerado como uno de los más importantes poetas andaluces de la segunda mitad del siglo XX. También vinculado al Grupo Cántico.

EN Taormina —¿en Junio?—,
en el año catorce de la era de Augusto,
sitúo mi extravío,
jovencísimo dios de los perfumes.
Era tarde en la estancia,
y advertí, en lo disperso
de las pasas y el garum,
que, al menos esa noche,
fue muy frugal tu mesa.
Me arrodillé desnudo —estaba así
pactado—
para besar tu cuerpo,
y me invadió una ráfaga
de fétidos aromas.
Huí despavorido
hacia el camastro de tus servidores,
no del todo embriagados a esa avanzada hora.
Y fue con ellos donde
aspiré, gocé y supe
el perfume que arrancas
de quienes te rodean.
Más dioses que tú mismo,
Carísimo Diorísimo.



Agustín Gómez Arcos.Fue un escritor excluido de la historiografía literaria, ha sido víctima de una doble censura: la dictadura franquista, y la de la transición política. El Franquismo prohibió su obra y la democracia la ignoró.

Oh tu tacto.

Tu tacto debe ser

un misterio, o un signo

zodiacal. Cáncer, que significa

voluntad de querer.

Sólo tu tacto. Abrir

la flor inusitada

de mi piel a tu tacto.

o tocarme, en tu tacto.

Si acaso conociera

la palabra imposible

para calificarlo…

Mira, tu tacto es

esa ausencia que siento

de pronto, cuando duermo.

o mejor, la constancia

de buscarte. O tal vez

¡cuánto dudar, ahora!

ese relampagueo

de dolor, cuando a solas

inicio tu presagio

(Ese árbol verde, tan

impunemente alzado

me oculta la distancia)

Oh, la revelación:

tu tacto es mi buscar.

Puedo jurarlo.




César Moro. Poema La leve pisada del demonio nocturno (1938). Poeta peruano.
...
En el gran contacto del olvido
A ciencia cierta muerto
Tratando de robarte a la realidad
Al ensordecedor rumor de lo real
Levanto una estatua de fango purísimo
De barro de mi sangre
De sombra lúcida de hambre intacto
De jadear interminable
Y te levantas como un astro desconocido
Con tu cabellera de centellas negras
Con tu cuerpo rabioso e indomable
Con tu aliento de piedra húmeda
Con tu cabeza de cristal
Con tus orejas de adormidera
Con tus labios de fanal
Con tu lengua de helecho
Con tu saliva de fluido magnético
Con tus narices de ritmo
Con tus pies de lengua de fuego
Con tus piernas de millares de lágrimas petrificadas
Con tus ojos de salto nocturno
Con tus dientes de tigre
Con tus venas de arco de violín
Con tus dedos de orquesta
Con tus uñas para abrir las entrañas del mundo
Y vaticinar la pérdida del mundo
En las entrañas del alba
Con tus axilas de bosque tibio
Bajo la lluvia de tu sangre
Con tus labios elásticos de planta carnívora
Con tu sombra que intercepta el ruido
Demonio nocturno
Así te levantas para siempre
Pisoteando el mundo que te ignora
Y que ama sin saber tu nombre
Y que gime tras el olor de tu paso
De fuego de azufre de aire de tempestad
De catástrofe intangible y que merma cada día
Esa porción en que se esconden los designios nefastos y la sospecha
que tuerce la boca del tigre que en las mañanas escupe para
hacer el día




Poema pornográfico. John Giorno(1936-2019)
Poeta a caballo de la generación beat y underground y activista por los derechos LGTB. Fue amigo de Warhol, de Mapplethorpe, de Ginsberg y también de William Burroughs.


Siete marineros cubanos
exiliados estuvieron en mí
toda la noche.
Altos, pulcros, esbeltos
de rasgos hispanos
con suaves y oscuros
cuerpos musculosos
y pelos como carbón húmedo
sobre sus cabezas
y entre las piernas.
Dejé de contar
las veces que ellos
me follaron
en todas las poses
posibles.
En un momento
se pusieron de pie
a mi alrededor
formando un círculo
y tuve que arrastrarme
desde una entrepierna
hasta la otra succionando
cada pene
hasta la erección.
Cuando lo logré
con los siete me puse a temblar
observando
esas pollas rígidas
todas de distintos tamaños
y grosores
sabiendo que cada una de ellas
me iría a entrar por el culo.
Cada uno
de ellos se corrió
al menos dos
y algunos hasta tres veces.
Me colocaron en la cama
de rodillas, alguno me dio
por detrás,
otro por la boca,
mientras hacía pajas
con cada mano
libre y dos del resto
rozaban sus pingas
en mis pies desnudos
esperando el turno
de entrar
en mi agujero.
Justo al creer
que estaban todos
satisfechos dos de ellos
se juntaron follándome
al mismo tiempo.
Las posiciones asumidas
eran grotescas pero con dos
inmensas y gruesas
pollas cubanas
dentro del culo al mismo tiempo
estaba en el paraíso.



2 comentaris:

  1. Que maravilla!
    Tengo que volver, que no puedo disfrutarlos todos al mismo tiempo...

    XOXO

    ResponSuprimeix
  2. Gracias por compartir estos bellos poemas. Un abrazo desde México. Manuel López.

    ResponSuprimeix