dilluns, 30 de desembre de 2019

SELECCIÓN POÉTICA IV PARTE

En esta ocasión publico poemas que he mostrado en mi página de facebook "Grupo de Estudios sobre homosexualidad"


Para acceder a anteriores entregas:


RICHARD BARNFIELD  (1574-1627)

Richard Barnfield Uno de los poetas menos conocidos del siglo XVI,  se le relaciona para bien o para mal   con William Shakespeare. La oficialidad le denomina como el poeta de la amistad, pero en sus primeros poemas esta amistad no era un simple ejercicio literario, Así se puede ver en su poema homoerótico "El pastor cariñoso",(1) censurado en parte por su evidente temática homosexual:

"Unos hablan de Ganímedes, el joven Idalio,
Otros al bello Adonis en exceso alaban
Unos hablan del que amorosamente sedujo a Leda,
Otros al que Eco enamoró, que era tan esquivo,
Todos hablan de oídas, yo de la pura verdad" (Fragmento)

Uno de sus mas bellos poemas aparece en la Antología de la poesía erótica inglesa, 1991, Jesús Díaz García. 


Hay veces que quisiera ser su almohada,
y que robando un beso, no me viera;
que le mirara yo -cuando durmiera-,
aunque temblara el miedo en mi mirada.

Más ya mi vana sed considerada,
loca la abeja, pienso, de la cera
que en él no bese miel, y que se fuera
libando hasta la flor, que es amargada.

Pues que te resucita con un beso,
bésalo, no lo muerdas, en tu vida,
pues su voz persigue como loca.

Más al oír su voz, y al embeleso
¿quién no regresa? pues se ve enseguida
todo un panal cayendo de su boca.






DIÁLOGOS DE PLATÓN.  


  PREGUNTA: ¿Por qué estás tan pendiente, admirable Sócrates, de este muchacho? ¿No conoces nada superior? ¿Por qué tu mirada lo contempla con tanto amor, como si vieras a los dioses? 

SÓCRATES: Quien piensa lo más profundo, estima lo más vivo; aprecia la elevada juventud aquel que contempla el mundo. Y los sabios tienden con frecuencia al final a la belleza “Alcibíades y Sócrates”, Hölderlin 

..../....


-Sócrates, ¿estás durmiendo?

-En absoluto -dijo él.

-¿Sabes lo que he decidido?

-¿Qué exactamente?, -dijo.

–**Creo -dije yo- que tú eres el único digno de convertirse en mi amante y me parece que vacilas en mencionármelo.** Yo, en cambio, pienso lo siguiente: considero que es insensato no complacerte en esto como en cualquier otra cosa que necesites de mi patrimonio o de mis amigos. Para mí, en efecto, nada es más importante que el que yo llegue a ser lo mejor posible y creo que en esto ninguno puede serme colaborador más eficaz que tú. En consecuencia, yo me avergonzaría mucho más ante los sensatos por no complacer a un hombre tal, que ante la multitud de insensatos por haberlo hecho.

Cuando Sócrates oyó esto, muy irónicamente, según su estilo tan característico y usual, dijo:

-Querido Alcibíades, parece que realmente no eres un tonto, si efectivamente es verdad lo que dices de mí y hay en mí un poder por el cual tú podrías llegar a ser mejor. En tal caso, debes estar viendo en mí, supongo, una belleza irresistible y muy diferente a tu buen aspecto físico. A**hora bien, si intentas, al verla, compartirla conmigo y cambiar belleza por belleza, no en poco piensas aventajarme, pues pretendes adquirir lo que es verdaderamente bello a cambio de lo que lo es sólo en apariencia, y de hecho te propones intercambiar “oro por bronce”.** P**ero, mi feliz amigo, examínalo mejor, no sea que te pase desapercibido que no soy nada. La vista del entendimiento, ten por cierto, empieza a ver agudamente cuando la de los ojos comienza  a perder su fuerza, y tú todavía estás lejos de eso**. Y yo, al oírle, dije:

-En lo que a mí se refiere, ésos son mis sentimientos y no se ha dicho nada de distinta manera a como pienso. Siendo ello así, delibera tú mismo lo que consideres mejor para ti y para mí. ...

Llegada de Alcibíades (1871–1874). Anselm Feuerbach. Alte Nationalgalerie, Berlín. 



IBN AL-KATTANI (951-1029)


Fue un intelectual (poeta, médico, filósofo, matemático...) de la corte cordobesa de Almanzor.

Poema 177 de Ibn al-Kattānī, Tašbīhāt,
¡Cuántas noches me han servido las copas
las manos de un corzo que me compromete!
Me hacía beber de sus ojos y de su mano

y era embriaguez sobre embriaguez, pasión sobre pasión.
Yo tomaba los besos de sus mejillas y mojaba mis labios
en su boca, ambas más dulces que la miel.






OVIDIO


METAMÓFOSIS, LIBRO X (83-85)
Imágen: Orfeo enseña a los tracios el arte de amar a los jóvenes.
(Este texto ha sido mutilado, o cambiado a través de las traducciones) El original parece era así:


"Mientras tanto, enseñó a los hombres de Tracia el arte
de amar a los jóvenes y les mostró también
que relaciones tales renovaban su antiguo vigor
la inocencia de la juventud, las flores de la primavera."



Traducción de Horace Gregory, 1958
. (https://www.britannica.com/biography/Horace-Gregory


Orfeo enseña a los tracios el arte de amar a los jóvenes.



POEMA DE Abi-l- Husayn. (S XI)

Gacela en árabe es masculino, pero muchos traductores no lo transcriben como corzo, sino que lo feminizan, cambiando el significado inicial. Este poema es un buen ejemplo:


¡Cuántas noches me han servido las copas
las manos de un corzo que me compromete!
Me hacía beber de sus ojos y de su mano
Y era embriaguez sobre embriaguez, pasión sobre pasión.
Yo tomaba los besos de sus mejillas y mojaba mis labios
en su boca, ambas más dulces que la miel.





JEAN COCTEAU 

UN AMI DORT(Traducción al final del texto)

Tes mains jonchant les draps étaient mes feuilles mortes.
Mon automne aimait ton été.
Le vent du souvenir faisait claquer les portes
Des lieux où nous avons été.

Je te laissais mentir ton sommeil égoïste
Où le rêve efface tes pas.
Tu crois être où tu es. Il est tellement triste
D’être toujours où l’on n’est pas.

Tu vivais enfoncé dans un autre toi-même
Et de ton corps si bien abstrait,
Que tu semblais de pierre. Il est dur, quand on aime,
De ne posséder qu’un portrait.

Immobile, éveillé, je visitais les chambres
Où nous ne retournerons point.
Ma course folle était sans remuer les membres,
Le menton posé sur mon poing.

Lorsque je revenais de cette course inerte,
Je retrouvais avec ennui,
Tes yeux fermés, ton souffle et ta main grande ouverte,
Et ta bouche pleine de nuit.


Un amigo duerme

Tus manos por las sábanas eran mis hojas muertas. Mi otoño era un amor por tu verano.
El viento del recuerdo resonaba en las puertas de lugares que nunca visitáramos.
Permití la mentira de tu sueño egoísta allá donde tus pasos borra el sueño. Crees estar donde estás.
Qué triste nos resulta estar donde no estamos, así siempre.
Tu vivías hundido dentro de otro tú mismo, abstraído a tal punto de tu cuerpo que eras como de piedra.
Duro para el que ama es tener un retrato solamente.
Inmóvil, desvelado, yo visitaba estancias a las que nunca ya retornaremos.
Corría como un loco sin remover los miembros: el mentón apoyado sobre el puño.
Y, cuando regresaba de esa carrera inerte, te encontraba aburrido, con los ojos cerrados,
con tu aliento y con tu enorme mano abiertos, y tu boca rebosante de noche.




IBN SARA AS-SANTARINI (1043-1123)
Poeta y prosista andalusí
Poema Joven Hermoso.

Es un antílope cuyas mejillas
son un jardín de rosas, defendido
del alacrán del aladar
por el granizo de sus dientes.
Cuando bebe en la copa se parece
a una luna bebiendo las estrellas.

Jeque y joven de fiesta en un jardín, por Mohammad Ali, 1530; Museo Reza Abbasi, Teherán.


(1) Poema El Pastor Cariñoso en inglés:  
https://www.gutenberg.org/files/19902/19902-h/19902-h.htm

1 comentari:

  1. Belllisimos!
    No me sorprende que en las traducciones se pierda el homoeroticismo.

    XOXO

    ResponSuprimeix