dimarts, 6 de març de 2012

LA HOMOSEXUALIDAD EN IRAN ANTES DEL SIGLO XX






Durante siglos las relaciones homosexuales se vivieron de una forma natural en Irán. A través del mundo helénico conocemos la existencia de eunucos que estaban al servicio de los grandes señores, costumbre que no se perdería ni tras su helenización, ni tampoco tras su islamización. La arqueología nos ha mostrado la representación del hombre desnudo siglos antes de la era cristiana.







 El mundo islámico y en especial el chií, no lo persiguió, incluso sus líderes se mostraban orgullosos de tener jóvenes amantes. Muchos padres permitian y favorecian que sus hijos  se iniciaran en la sexualidad con otros jovenes feminizados. Durante el siglo XVI se produjo una abundante producción de miniaturas:









Los hombres mas poderosos les gustaba mostrarse junto a sus jovenes amantes. Uno de sus mas poderosos lideres, el Sha Abbás I fue representado de forma claramente amorosa en numerosas miniaturas con sus pajes. (Sha con paje, 1627, Museo del Louvre)

Sha con paje.






Aunque los líderes religiosos  condenaban la sodomia, la moral sexual era menos estricta con este tema, siempre y cuando se realizara en privado. La práctica de la pederastia era corriente durante el  Califato Abbasí.  Los historiadores han apuntado que el interés por el contacto con los muchachos se incrementa paralelamente a medida que se van haciendo más estrictas las normas de protección e internamiento de las mujeres en el ámbito doméstico.Durante esta época encontramos referencias a las relaciones pederastas masculinas en la poesía y la pintura desde las tierras de Al Andalus hasta la India.



En los países musulmanes, famosos poetas árabes e iraníes, tales como Hafiz i-Shirazi y Abu Nuwas loaron y maldijeron a la vez las bellezas de los jóvenes (a los que a veces emborrachaban para seducirlos).


Desde la India hasta Turquía intentaron encontrar a Alá en la belleza de jóvenes imberbes. Los escritores inmortalizaron historias de amor homosexual en Las Mil y Una Noches. Hubo artistas tales como Riza i-Abassi, que deleitaron a reyes y príncipes con miniaturas y caligrafías persas exquisitamente trabajadas. Los mulás y los censores se revolvieron contra estas historias de amor entre homberes, pero éstas eran celebradas por hombres de todos los extractos de la sociedad, desde califas a porteadores, y todos deseaban ser servidos por "chicos de juventud eterna, tan bellos como las perlas" (ghilman)cuando llegasen al paraíso.



Los ghilman eran una especie de esclavos sexuales. La mitologia los situa en el Paraiso al que llegaban célibes para satisfacer los deseos de los musulmanes justos.
En la tierra estaban al servicio de sultanes o generales. Generalmente eran eunucos.

Los dos amantes. Riza-i AbbasiAño: 1630. Iran




A inicios del siglo XX aun existía una abundante producción homoerótica, Una invasión occidental alentada por Rusia acabó con una monarquía parlamentaria, restableció a la familia Reza en el poder, aumentó el integrismo y se prohibieron este tipo de ilustraciones.








Mas información:
http://homodesiribus.blogspot.com/2009/07/art-homoerotique-perse-aux-alentours-du.html
http://www.homoerotimuseum.net/asi/asi02.html



1 comentari:

  1. ¡Oh corazón!, pues te entristece el mundo.
    de pronto el alma pura de tu cuerpo alejas.
    Siéntate en la hierba y goza de tus días
    antes de que brote, de tu tierra, hierba.

    Rubayat, Omar Jayyam

    ResponElimina