divendres, 2 d’agost de 2013

EL GRECO: EN CASO DE DUDA HETEROSEXUALES TODOS.



La historia normalmente ha sido contada por personas para quienes solo existía la heterosexualidad y se negaban a aceptar cualquier hipótesis que mostrara realidades distintas. Éste es un ejemplo de ello.




La historia ha sido contada casi siempre por varones heterosexuales, poco dados a reconocer otras sexualidades distintas a las oficialmente establecidas. Si aparecía un contrato de hermanamiento, una tumba con dos personas del mismo sexo, un “viviremos juntos y compartiremos vida y riquezas hasta la muerte”, la respuesta siempre la misma: esto no significa que hubiera sexo.

Si tenemos un hombre y una mujer mas un niño la cosa está muy clara, uno mas uno igual a tres. En caso de duda, heterosexuales todos. Pero  ¿qué ocurre si aparecen dos hombres y un niño?  Pues a saber quién es la madre, de eso se trata. Y sino aparece se inventa.

Doménico Teotocopoulos vivió con su "ayudante y secretario" Francesco Prebostey, ambos cuidaron de un niño llamado Jorge Manuel y no convivió con ellos mujer alguna. Pues se busca una madre y todo resuelto: Jerónima de las Cuevas una dama que retrató, pero con quien jamás convivió.

Algunos expertos dudan incluso de la autoría del cuadro. Otros señalan que Jorge Manuel era hijo de una mujer judía y el pintor cretense lo adoptó para evitar los problemas que esto conllevaba en aquella Castilla tan intolerante. Está claro eran los tiempos en que ser judío te llevaba a la hoguera, también lo era el ser homosexual.

Así tenemos un caso claro, dos hombres sin demasiadas relaciones con el sexo femenino conocidas y un niño. Aquí uno mas uno no son tres, ni siquiera dos.

Que Jean Cocteau hablase de las implicaciones homoeróticas de sus retablos, es lógico, era homosexual. Que Hemingway insistiera en que la homosexualidad de El Greco fue la principal fuente de su energía creativa, normal era un borracho. La inmensa sensualidad de los desnudos masculinos o la moderada religiosidad de sus mujeres, tampoco indica nada. Total en caso de dudas todos heterosexuales.
 

Son muchos los indicios que nos indican que este genial pintor tuvo una relación de pareja con su secretario y que dieron acogida a un niño al que trataron como el propio hijo. El Greco ocultó rigurosamente su vida privada, no solo por miedo a la Inquisición, sino por ser su principal cliente la propia iglesia. Pero como en cualquier tipo de relación saber si hubo sexo o no, es complicado, el amor y los sentimientos raramente dejan huellas palpables, especialmente cuando se trata de relaciones homosexuales en tiempos de represión.

 Más información:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada