dijous, 8 d’agost de 2013

EL MATRIMONIO LÉSBICO A TRAVÉS DE LA HISTORIA

Publicado en IDEM TV el 5 de abril del 2013: http://www.idemtv.com/es/2013/04/05/el-matrimoni-lesbic-a-traves-de-la-historia/



Cuando hablamos de matrimonios homosexuales a través de la historia, nos referimos a las distintas uniones generalmente entre hombres, pues la información sobre las uniones femeninas es escasa. En este artículo os presentaré algunos casos conocidos.

La Biblia nos ofrece el caso más antiguo conocido. En el Génesis vemos como Rut y Noemi se unen “No insistas más en que me separe de ti. Donde tú vayas, yo iré; donde tú vivas, yo viviré; tu pueblo es mi pueblo, y tu Dios es mi Dios; donde tú mueras, yo moriré y allí me enterrarán. Juro hoy solemnemente ante Dios que sólo la muerte nos ha de separar”, es el mismo texto que las parejas intercambiaban en las ceremonias de las bodas heterosexuales. Para describir esta relación la Biblia utiliza las mismas palabras que para referir la unión de Adam Y Eva.

Este tipo de uniones las volveremos a encontrar al final del imperio romano en Oriente y se extendieron por la Europa Occidental hasta el siglo XIV. Dos amantes se presentaban en la iglesia y allí juraban de todas las formas sobre un altar y lo anunciaban a la comunidad en la puerta de la iglesia. Los cristianos tenían su propio santoral: Felicitas y Perpetua o Sergio y Baco. Poco sabemos de las uniones formadas por dos mujeres en la Edad Media, John Boswell, historiador LGTB, señala su existencia, también su poca información.

Los exploradores europeos en América nos hablan de unas guerreras que “juran y prometen castidad y así no se casan ni conocen hombre de ninguna calidad, ni lo consentirán aunque por eso las maten. Estas dejan todas las actividades de mujeres e imitan a los hombres y realizan sus oficios como si no fuesen mujeres … y cada una tiene una mujer a su servicio y que le hace de comer como si estuviesen casadas.”

En las Grandes Llanuras de Norteamérica se han llegado a detectar 30 tribus distintas en las que una guerrera (Squaw o Hwame) aceptaba a una mujer viuda como su propia esposa y a sus hijos como sus propios hijos. Desde jóvenes salían a cazar con los demás guerreros, siendo aceptadas como tal. Hoy estas guerreras podrían ser definidas como personas transgénero, pero sin duda también muchas de ellas eran lesbianas.

En Inglaterra encontramos en los registros civiles una multitud de casos de matrimonios entre mujeres, aunque solo en dos con los nombres de ambas: Hannah Wright y Gaskill Ana en 1707 y el de Ane Norton y Alice Pickford, un año más tarde. Casi siempre una de las dos utilizaba un nombre masculino. Robert Aldrich, historiador LGTB, señala que estas uniones fueron mucho mas flexibles que las heterosexuales y siempre ejercidas en libertad y basadas en el amor y la amistad. En la Abadía de Canterbury se encuentra la tumba espectacular de una de estas parejas, la de María Kendall ,con su amada Lady Cathaline, con un texto: “el deseo de que su estrecha amistad junte sus cenizas después de la muerte y hasta la eternidad”.

En China, en la región de Guanddong, durante varios siglos existió la Sociedad de la Orquídea de Oro. Una sociedad formada por mujeres que se negaban a tener relaciones con hombres. A esta sociedad acudían mujeres que deseaban formar una familia con otra mujer, casándose con ella. Antes de celebrarse el matrimonio se realizaba el noviazgo, al igual que en las relaciones heterosexuales. Una vez formada la familia podían adoptar fácilmente, pues a la asociación acudían huérfanos o niños abandonados. Se les consideraba como hijos propios y eran amados y educados como tal. Al morir las madres ellos heredaban los bienes familiares. A inicios del siglo XX estas uniones fueron prohibidas, su origen se cree es anterior al siglo XV.

A final del s XIX aparecen los “matrimonios de Boston”, formados por dos mujeres que vivían juntas, no tenían relaciones con hombres, ni dependían económicamente de ellos. En ellos se respetaba mas la igualdad entre sus miembros que en los clásicos enlaces heterosexuales. Eran mujeres feministas que preferían llevar una vida en libertad, antes que caer bajo el yugo de un matrimonio.

Bibliografía básica:
Gais y lesbianas. Vida y cultura, un legado universal. Robert Aldrich
Las bodas de la semejanza. John Boswell.
Los gays en la historia. Paul Tournier.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada