dimarts, 28 de juliol de 2015

UN BERDACHE LLAMADO YELLOW HEAD (CABEZA AMARILLA)

Según Rictor Norton el berdache Cheyenne llamado Yellow Head fue "la tercera esposa" de un poderoso jefe de su tribu.

 Yellow Head


Es necesario recordar que en las tribus nativas americanas no existía la división sexual que hoy conocemos. A parte de los hombres y las mujeres existían los berdaches masculinos o femeninos (Mohaves o Hwane). Tener un berdache en la familia era un privilegio, un buen augurio. Berdaches y Mohaves acostumbraban a tener relaciones sexuales tanto con hombres (en el caso de los berdaches) como con mujeres (las Mohave).

Los berdaches y las mohaves no se consideraban ni hombres, ni mujeres, ni les preocupaba lo mas mínimo. Se consideraban pertenecientes a un género alternativo, para ellas su espíritu era determinante para su identidad social, tenían "dos espíritus"

Conocemos la historia de muchas mohaves que formaban familias con mujeres de las tribus a las que pertenecían, incluso que rivalizaban con otros guerreros, que las consideraban rivales, para lograr sus conquistas sexuales. Un ejemplo fue Sahaykwisa, una mohave que no quiso utilizar vestimenta masculina, vestía ropa femenina pero seducía a otras mujeres de la tribu. Por ello fue acosada sexualmente por las otras mujeres y sufrió los celos de los hombres que la consideraban una rival, los mismos guerreros que salían a cazar con ella.



Los berdaches, generalmente, eran los chamanes de la tribu, ayudaban a cuidar  a los niños, eran casamententeros, curanderos y los guerreros se sorteaban tener relaciones sexuales con ellos, para ellos era un honor y un privilegio. Pero, ¿formaban familias?. Generalmente no, pero había excepciones.



Normalmente los guerreros se casaban varias veces, cuando ya tenían hijos optaban por casarse con un berdache, su función cuidar de los niños, también satisfacer los requerimientos sexuales del "marido". 

El caso de Yellow Head (cabeza Amarilla) es distinto, pues era un guerrero cheyenne y no un chaman. Lo consideraban un “two spirit”, pues creían que tenía cualidades tanto masculinas como femeninas. Conocemos su historia gracias al sociólogo John Tanner, de quien a al parecer se enamoró y propuso entablar una relación. Tras el rechazo se unió al jefe Wnej-dotaagen, era el tercer matrimonio de éste. Un matrimonio ventajoso para el jefe cheyenne, pues no tendrían hijos y si una pareja que cuidaría de los suyos. 

La historia de Cabeza Amarilla ha permitido a los sociólogos conocer mejor la realidad de los "doble espíritu", una realidad presente en casi todas las cultura nativas americanas. Existen relatos de personas que albergan simultáneamente diferentes espíritus de género dentro de un cuerpo documentado. Este fenómeno era plenamente aceptado y se vivía con absoluta normalidad en la vida de estas tribus. 

Cabeza Amarilla.







Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada