diumenge, 14 d’octubre de 2012

LA OSCURA EDAD MODERNA EN ESPAÑA


Tenemos la idea falsa de que le Edad Media fue una época de oscurantismo y persecución que acabó con la llegada de la Edad de la Luces, la mal llamada Edad Moderna. No es así, con el s XV entramos en una época oscurantista, de regímenes absolutistas que lo eran por la gracia de Dios y actuaban de conformidad con ello. En España la realidad fue aun peor.

Es al final de la Edad Media cuando aparece el primer organismo que actúa sobre los reinos de Castilla y la Corona de Aragón: fue la Inquisición. Eran dos estados distintos unidos por un organismo que representaba la represión contra todo aquello que olía a herejía o las libertades sexuales: sodomía, adulterio... Poco después los Reyes Católicos (1497) dictaban la Pragmática de Medina del Campo que iniciaría una feroz persecución contra el "pecado nefando", persecución que sería trasladada a los países conquistados, especialmente en América. Los sodomitas descubiertos debían ser quemados y sus bienes incautados. 



El sexo no procreativo era considerado un vicio, un pecado. El concepto sodomía no afectaba tan solo a los hombres que tenían sexo con otros hombres, también las mujeres que practicaban el sexo "dorsal", incluso dentro del matrimonio. Ellas podían ser castigadas por sodomía. 

Si una institución tan intolerante como la Inquisición fue el primer organismo que actuó sobre los distintos reinos que formaban España, otro elemento fue también característico de ésta época: ser los pioneros en Europa en iniciar las persecuciones contra la sodomía. Paralelamente algunas ciudades italianas se sumaron, mas tarde Francia (1530) Inglaterra (1533) el Sacro Imperio (1532). Los países nórdicos tardaron mas y fueron mas tolerantes. Curiosamente Rusia o los países islámicos fueron mucho mas tolerantes durante estos siglos. En Francia mientras los tribunales eclesiásticos dictaban sentencias contra los sodomitas, sus reyes y príncipes la practicaban sin ningún pudor.



El siglo XVI y el reinado de Felipe II fue la época mas dura y que mas casos quedan reflejados en las actas de la Inquisición: 791 en Zaragoza, 453 en Barcelona, 380 en Valencia, etc. Entre 1616 y 1630 todos los casos fueron sentenciados a la hoguera. Muchas personas preferían suicidarse antes de ser detenidos y cruelmente torturados, otros eran asesinados por su propio entorno para evitar el descrédito que suponía convivir con un sodomita.

Se consideraba que era un vicio importado de Italia, incluso se señalaba a Antonio Pérez, secretario de Felipe II caído en desgracia, como la persona que lo había introducido. Artistas y pintores eran especialmente vigilados para evitar que introdujeran ideas contrarias a los establecido o practicaran "actos impuros". Aludir o citar la sodomía estaba mal visto y cuando se hacía era siempre para criticarla.

Es Quevedo quien mas cita a la sodomía sea para acusar o desprestigiar a alguien (a Góngora le llamaba "apenas hombre" y "bujarrón") o para hacer burla de ella: "De los sodomitas no solo no sabemos de ellos pero ni querríamos saber que supieren de nosotros; que en ellos peligrarían nuestras asentaderas y los diablos por eso traemos colas, porque como están acá habemos menester mosqueador de los rabos." Las acusaciones de Quevedo a Góngora provocaron un juicio "postmortem" al poeta cordobés. 



Aun así podemos encontrar con la existencia de un barrio clandestino en Valencia. Castilla mostraba su orgullo en ser hegemónica en la lucha contra el pecado nefando, vicio que procedía de Italia o que era practicado por los infieles turcos, mientras los países protestantes legalizaban el divorcio, cerraban monasterios y permitían a los clérigos casarse. Su afán en cristianizar el mundo les llevó a martirizar cruelmente a los indígenas sodomitas del "Nuevo Mundo".



Mas información:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada