dimarts, 6 de setembre de 2011

EL DUELO DE LA PRINCESA PAULINE DE METTERNICH

El duelo entre la princesa Pauline de Metternich y la condesa Kielmannsegg se produjo en la ciudad de Vaduz (Liechtenstein) en 1892. Fue el primer combate de esgrima entre dos mujeres a pecho descubierto. Todas las asistentes a este enfrentamiento eran mujeres.

Creían que las lesiones insignificantes en los duelos a menudo se infectaban por causa de las tiras de ropa que penetraban en la herida por la punta de una espada. Para contrarrestar este peligro, se creía necesario despojarse de cualquier prenda de vestir por encima de la cintura. Para las mujeres, la decisión de desabrocharse la parte superior de su vestido no era sexual, era simplemente una forma de evitar que un duelo  se convirtiera en un duelo a muerte.
El  motivo del duelo fue un desacuerdo entre ambas sobre los motivos florales que debían aparecer en un concierto, la princesa Pauline fue la ganadora.





Pero, ¿quién era esta princesa? Paulina Clementina María Walburga Sándor de Szlavnicza (1836-1921) era una aristócrata húngara que al casar con el príncipe Ricardo pasó a ser conocida como Paulina Clementina de Metternich-Winneburg.  Su esposo era hijo del célebre político austriaco.

Vivió el esplendor y la decadencia de los grandes imperios centroerupeos, marcó la moda de las cortes, fue amiga de músicos, pintores y emperatrices. Culta, refinada, incansable e incluso temperamental. Su vida fue intensa.

Pauline en un retrato de Winterhalter
Ella introdujo la alta costura en la corte de la emperatriz Eugenia de Montijo en París, a la que ayudó a huir de París. Posó para Degás que la retrató, creó un salón literario en París.

Amiga de los más conocidos músicos de la época, organizó el estreno del Tannhäuser de Richard Wagner en el París de 1881. Fue un escandaloso fracaso. Fue entonces cuando se discutió con la condesa Kielmannsegg por los arreglos florales de un concierto vienés.
Retrato de Degás,
Al fallecer en su ciudad natal le cantaban, parodiando a Johann Strauss:

Solo hay una ciudad imperial
solo hay una Viena.
¡Solo hay una princesa
Pauline de Metternich¡¡

Mas información:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada