dimecres, 28 de setembre de 2011

EL CISNE DE BILLY ELLIOT

Si recordáis la impresionante escena final de Billy Elliot, recordareis como la cámara nos va mostrando poco a poco al bailarín, ya crecido. Primero enseña su espalda, después su  torso desnudo, junto al de otros bailarines, mas tarde la cámara baja y nos enseña una malla de plumas... es un bello cisne que va a volar por el escenario.

No se trataba de una versión clásica del "Lago de los cisnes" de Tchaikovsky. Se trata de una original coreografía de Matthew Bourne, que tuvo un espectacular e inesperado éxito popular premiado en multitud de ocasiones, incluso su versión televisiva fue premiada con un premio Emmy.




Lago de los Cisnes, originalmente escrito por Tchaikovsky en el siglo XIX, se estrenó en el Teatro Bolshoi de Moscú en 1877, pero sólo después de la muerte de su autor - se pudo estrenar finalmente en San Petersburgo, convirtiéndose en un clásico universal del ballet.

Matthew Bourne no solo moderniza la coreografía, crea un audaz y rompedor espectáculo en que destaca la figura del cisne masculino. Él mismo ha declarado que la idea de un cisne masculino se debe a la fuerza y la belleza de un animal que representa más la musculatura y la fuerza masculina que la gracia y la ligereza femenina.


La historia es muy sencilla. El joven príncipe vive bajo el poder de una madre avasalladora y cruel, es utilizado vilmente por sus cortesanos, maltratado por el pueblo (un vagabundo). En éste contexto claustrofóbico él huye de la realidad soñando con bellos y musculosos cisnes.



El resultado es una espectacular representación con una enorme fuerza homoerótica. Un critico inglés, William R. James,, dijo de la obra:

"Un poderoso mundo erótico, radical, maravilloso y exquisito! Una visión totalmente diferente sobre el ballet clásico, ambientada en un mundo homoerótico, de sueños poderosos de bellos cisnes machos, con una madre de Madonna / puta. Nos muestra el deseo prohibido, la lujuria y la fuerza irresistible. Me dejó sin aliento."



Obra completa (I parte y enlace a la segunda):




 Mas información:

1 comentari:

  1. Xabier Lizarraga Cruchaga28 de setembre de 2011, 14:52

    Realmente la versión de Matthew Bourne tiene gran cantidad de valores, por un lado su abierto homoerotismo, sobre lo que el mismo coreógrafo habló en una muy interesante entrevista por televisión; y la renovación estética de una obra clásica, conservando guiños a las tradicionales puestas.
    Hace ya varios años yo estaba dando un curso de actualización teórico-metodológica a investigadores de danza en el Cenidi-Danza 'José Limón' de Bellas Artes, y llegó a mis manos el video de esta versión de Matthew Bourne; fue muy interesante el trabajo que hicimos en aquella ocasión; en dicho grupo había ex-bailarines y bailarinas de edad, ahora investigadores, así como jóvenes docentes en danza e investigadores. Todos estaban encantados de las conclusiones a las que llegaron sobre "las plurales miradas que pueden hacerse sobre una misma obra", según comentó un hombre ya mayor, que en su momento fue una primera figura de la danza en México.

    ResponElimina