divendres, 30 de setembre de 2011

LA MISTERIOSA MUERTE DE TCHAIKOVSKY

En dos cosas se ponen de acuerdo todos los biógrafos de Piotr Ilich Tchaikovsky (1840-1893) que fue homosexual y que su muerte aun hoy es un misterio.

Tchaikovsky junto al pianista y futuro director Alexander Ziloti en 1890.

Fue un niño hipersensible y con una inteligencia superdotada. A los 6 años tocaba perfectamente el piano y destacaba en sus estudios formales, a los siete dominaba a la perfección el francés y el alemán. A los 14 años muere su madre, el inmenso dolor producido le llevó a componer sus primeras obras  y también a tener sus primeras experiencias homosexuales en la Escuela Imperial de Jurisprudencia.

Aunque la homosexualidad no estaba legalizada en Rusia, siempre que se llevara con discreción era tolerada. En cambio la pederastia era rehusada  y perseguida. Mientras su hermano Modesto vivía su homosexualidad con toda normalidad, él jamás la asumió e intentó ocultarla. En octubre de 1876 escribía a su hermano:

"Hay personas que no pueden remediar el despreciarme a causa de mi vicio………. Deseo, por medio del matrimonio o de algún otro lazo público con una mujer, cerrar la boca de esas despreciables criaturas."

Tchaikovsky con el chelista Anatoly Brandukov en 1888.

Un año después aparecía Antonia Miliukova, una ex-alumna. Tras enviarle varias cartas en las que confesaba el amor que sentía por él, al no recibir respuesta amenaza con suicidarse. En julio de este año se casaban, pero el matrimonio fue un rotundo fracaso, Tras dos meses Tchaikovsky huía a Suiza y su esposa ingresaba en un sanatorio mental donde pasó el resto de sus días.

Todo indica que fue un nuevo trauma a unir a su sexualidad poco asumida, Se centró en su trabajo como compositor, trató de trabar amistad con otros músicos homosexuales (violinistas, pianistas, chelistas..) o buscar sexo con jóvenes casi adolescentes.

Con el violinista Yosif Kotek en 1877.

Uno de ellos fue el joven Alexander. En 1893 fueron sorprendidos por el tío del joven, el conde Stenbock-Fermor, en pleno acto sexual. Poco después fallecía el célebre compositor. ¿Cólera, arsénico, suicidio?





Como he señalado la pederastia era especialmente rechazada por la sociedad rusa. Al parecer el aristócrata quiso llevar este asunto hasta las últimas consecuencias. Pero antes le montaron un tribunal de honor en la Escuela Imperial de Jurisprudencia. No se conoce lo tratado, pero fue a la salida de allí dónde optó por administrarse el arsénico. El músico fue enterrado con todos los honores, la causa oficial: el cólera. La 6ª sinfonía que tuvo un mediocre estreno, triunfó en su segunda representación.

Con  Vladimir Davydov, a quién fuera dedicara la sinfonía nº 6.

2 comentaris:

  1. Tiempos en los que la discreción era el salvoconducto para vivir.

    ResponElimina
  2. Sin duda, eran tiempos y lugares en los que el ocultamiento y el fingimiento era la estrategia más común para intentar sobrevivir... pero como es bien sabido, sobrevivir no es vivir, sino agonizar cotidianamente. En esos años varios sodomitas alemanes ya estaban cansados de esa situación y comenzaban a buscar otra vía: reconocerse y defender (a veces con argumentos que hoy rechazamos) el ser como eran, amar a quienes amaban.
    El caso Tchaikovsky es uno de los miles o millones de casos lamentables: la tragedia del miedo encarnado. Y lo lamentable es que hoy en día, incluso en países donde la homosexualidad no está penalizada, se siguen dando muchos casos similares.

    ResponElimina