dilluns, 14 de novembre de 2011

LA PERSECUCIÓN DE LA HOMOSEXUALIDAD DURANTE LA GUERRA FRÍA EN USA

La persecución de la homosexualidad en Estados Unidos en tiempos de la Guerra Fría fue desigual. La aparición de los antibióticos hicieron perder el miedo a las infecciones por transmisión sexual, como gonorrea o sífilis. Ello provocó el inició una etapa de liberación sexual que permitió a muchos gais poder tener todo tipo de encuentros.

Aparecieron las primeras asociaciones, Kinsey publicó el informe "El comportamiento sexual del hombre", la literatura empezó a presentar personajes homosexuales sin condenarlos.

Pero el macartismo en su lucha contra la "subversión" no tardó en colocar a la homosexualidad dentro de sus objetivos, como la Inquisición formaba parte del deseo de desprestigiar aun mas a los disidentes. Se creó una leyenda por la cual la población gay había estado  al servicio de Hitler y ahora lo hacía por Stalin. La prensa se sumó a crear un estado de opinión radicalmente homófobo, se hablaba de los "peligrosos pervertidos" o del "terror rosa". Washington Post fue uno de los periódicos que se dedicaron a difamar y a crear un estado de opinión obsesionado contra el peligro gay.

Homosexuales en campos de trabajo, obligados a vestir de mujer (Imagen de inicio de siglo)
Las asociaciones LGTB fueron puestas bajo vigilancia, se prohibió la contratación de homosexuales y si eran funcionarios deberían ser expulsados, todo ello por el interés de la seguridad nacional. La histeria se generalizó y las denuncias también. En Idaho un supuesto ataque a un grupo de jóvenes, llevó a la policía a interrogar a mas de 15.000, de ellos 16 fueron detenidos y 9 fueron condenados sin pruebas evidentes de haber participado en dichas agresiones.

Aunque a principios de los 60 la situación ya se había relajado, en muchos lugares esta persecución persistía. Mansfield, una localidad de Ohio, era un ejemplo. Allí el departamento de policía colocó una cámara para gravar los encuentros clandestinos en un urinario público. Se estuvo filmando durante tres semanas, luego se detuvo a 30 hombres a los que se les acusó de sodomía. La propia policía montó la película "la cámara de vigilancia", que se utilizó solo a efectos policiales.



Años mas tarde, en el 2000,  William E. Jones restauró los restos del film y lo reeditó en el vídeo del que os muestro un fragmento, tan silencioso como inquietante. El film dura 56 minutos y aparecen hombres de todas las condiciones, allí se masturban, practican el sexo oral, anal; a veces incluso cobran por sus servicios. Como una muestra evidente de la represión contra la homosexualidad.






1 comentari:

  1. Felicidades, Leopold; siempre me admira tu capacidad de síntesis.
    Esta realidad estadounidense es por muchos desconocida, ya que se le tiene a EUA como "el país de las libertades" y por lo menos en México con frecuencia, incluso en aquellos años, se le pensaba un país abierto y lejano del conservadurismo y la moralina que aquí se vivía, cuando en realidad era más restructivo y con políticas persecutorias sin fin.
    De hecho, incluso hoy en día hay lugares de la Unón americana en los que las relaciones bco-genitales entre marido y mujer, en la privacidad del hogar, están prohibidas y pueden ser denunciadas por un vecino que de información. Sin duda en muchos aspectos ha sido punta de lanza para el activismo lésbico-gay, pero la fuerza que aún tiene la religión es muy fuerte, pese a declararse un Estado laico.
    Un abrazo.

    ResponElimina