divendres, 11 de novembre de 2011

LAS ERÓTICAS ESTAMPAS DE PRIMAVERA: LOS SHUNGAS.

Japón entre los siglos XVII y XIX desarrollo una importante y floreciente industria de grabados de contenido erótico. Son los denominados shunga. Estos grabados no acostumbraban a producirse como láminas sueltas, como hoy los podemos visualizar, sino en rollos de formato horizontal.


El shunga ( «imágenes de primavera») es un género de producción visual japonés que tiene como tema principal la representación del sexo. Hay quienes sostienen que el shunga tomo su fuente inspiracion en las ilustraciones médicas que poblaban las paginas de los antiguos manuales chinos, proceso que comenzara en la llamada Era Muromachi (1336-1573). Chou Fang, el gran pintor erótico de la dinastía china T’ang, es considerado como influyente en este desarrollo inicial del que despuntaran las shungas. 

En Japón está vinculado principalmente con la producción gráfica conocida como «estampas del mundo flotante", dentro del  período EDO (1603-1867). Se realizan a partir de imágenes de álbumes o de ilustraciones de textos de la literatura popular de entonces, así como con la producción pictórica de la época.


A pesar que su producción estuvo marcada por regulaciones y prohibiciones por parte del gobierno, la realización de este tipo de obras continuó prácticamente hasta finales del s. XIX con la prohibición de material «obsceno». Las escenas describían relaciones sexuales de todo tipo, incorporando en ellas a los más variados actores de la sociedad japonesa de entonces, como comerciantes o samurais, e inclusive seres fantásticos y mitológicos.

El floreciente negocio que representó llevó a que estos trabajos fueran firmados y sus autores gozaran de notoriedad pública: Ishikawa Toyonobu 1711-1785, Suzuki Harunobu,  Miyagawa Choshun, etc.

Los shungas representan escenas de sexo con total naturalidad, su contenido puede ser por igual heterosexual como homosexual. A mediados del siglo XIX Japon inicia un proceso de occidentalizacion que lleva paulatinamente a dificultar su desarrollo. Finalmente el Código civil de 1907, en su artículo 175, estableció penas de cárcel contra la obscenidad, a partir de entonces los shungas pasaron al mercado negro.










i


Shunga/Museo Británico.


Suzuki Harunobu, détail d'un Shunga. Vers 1750. Londres, Victoria & Albert Museum


shikawa Toyonobu 1711-1785






Ishikawa Toyonobu 1711-1785

6 comentaris:

  1. Xabier Lizarraga Cruchaga11 de novembre de 2011, 14:11

    Gracias de nuevo, Leopold; conocía muchas imágenes pero no todos los datos que nos aportas. Un abrazo.

    ResponElimina
  2. Todavía me acuerdo cuando llegué a Japón en el 92, no había revistas porno en los kioskos, y si pillaba alguna en las librerías las fotos estaban censuradas, ja, ja, ja...

    La de los dos soldados follando vestidos es exquisita!!!!

    SaLu2

    ResponElimina
  3. Y ahora la sociedad japonesa soporta algunas de las normas de moralidad pública más extrañas que uno puede imaginar.

    ResponElimina
  4. Muy buenas las imágenes, las fotos de la escultura esta genial

    ResponElimina
  5. Pues el Codigo Penal Japones criminalizara la pornografia pero bien que juegan con la sexualidad con las mangas y el hentai.

    ResponElimina