dijous, 24 de novembre de 2011

LA APASIONANTE HISTORIA DE ELENA/O DE CESPEDES

EL doctor Emilio Maganto Pavón publicó en el 2010 "El proceso inquisitorial contra Elena/o de Céspedes (1587-1588) Biografía de una cirujana transexual del siglo XVI".Casualmente se encontró esta apasionante historia indagando en los juicios de la inquisición. Mas tarde Agustín Sánchez Vidal novelaba esta historia en su obra "Esclava de nadie".

Esta casualidad nos ha permitido  conocer la increíble existencia de este personaje que alcanzó una enorme notoriedad en el siglo XVI. Cuatro siglos después, cuando la legislación española reconoce los derechos de homosexuales a contraer matrimonio, e incluso, algunas comunidades incluyen entre sus prestaciones sociales el cambio de sexo, no deja de sorprender las cualidades de este personaje que, aún naciendo con un cuerpo de mujer y siendo además  esclava,que sintiéndose hombre en una sociedad tremendamente represiva, fue capaz de sobrevivir, e incluso, triunfar ejerciendo oficios que en aquella época eran exclusivos del varón.


Fue sastre y cirujano en tiempos que esto estaba prohibido para alguien a quien la sociedad consideraba mujer. Desafió a los tribunales civiles y a la misma Inquisición,  ante los que desarrolló su autodefensa basada en su supuesto caso de "hermafroditismo". 

Gracias a las investigaciones del urólogo, Emilio Maganto, también hemos conocido la aplicación de las penas y el revuelo que se formó por los distintos hospitales por los que desfiló esta persona transgresora y de dotes excepcionales.

Francisco Díaz, célebre cirujano de Felipe II, quien en su primer informe de 1586 certifica que era hombre y "que tenía su miembro genital bastante y perfecto con sus testículos, como cualquier hombre y que junto al ano tenía una manera de arrugación que no parecía natura". Sin embargo, cuando los contraexpertos del Santo Oficio (médicos, cirujanos y matronas) indican que "le vieron sus tetas y le metieron una candelilla por su natura" el cirujano tuvo que retractarse y justificó que su error "debió ser por una ilusión del demonio por las malas artes y embustes de la malaventurada mujer". A este respecto el doctor Maganto señala que aunque es posible que su nombradía tras el juicio quedara muy mermada, cuatro siglos después hay que reconocer en su disculpa que quizás Francisco Díaz tuviera en parte razón pues "en realidad Elena/o de Céspedes podría ser un transexual masculino, o sea una mujer que mentalmente tiene la convicción de pertenecer al sexo contrario y se ve atrapada en un cuerpo femenino" (Indica Emilio Maganto, urólogo). Creo se olvida de la posibilidad de que se tratara de un caso de intersexualidad, simplemente.


Elena de Céspedes, la primera mujer titulada como cirujana en la historia de España. Hoy sigue despertando el interés de los especialistas cuatro siglos después. Su trama del "hermafroditismo" en el juicio inquisitorial, la hipótesis de un hombre atrapado en el cuerpo de una mujer con el que no sólo no se siente a gusto sino que le provoca rechazo, su posible estado intersexual y sentimiento de ambigüedad cobran sentido a la luz de los nuevos tiempos y de los descubrimientos de la Medicina y la Psicología. 

Según este trabajo, Elena de Céspedes fue mulata, hija de esclava africana. Incluso le marcaron la cara con hierros para que no se olvidara de a quién pertenecía. Vivió en Alhama de Granada, un enclave estratégico porque era por donde pasaba el camino desde Granada capital hasta Málaga, de manera que Alhama era un reducto en el que hay una guerra permanente y en el que los moriscos están muy vigilados. Además de parecer morisca y ser esclava, cuando da a luz a su primer hijo, se produce un cambio en su cuerpo muy fuerte. Ella dice que a la vez que parió un niño parió un pene. A partir de este hecho, comienza a tener relaciones con mujeres.

Después se traslada Madrid en 1576 trabajó con un cirujano del que aprendió el oficio y llegó a convertirse en la primera mujer titulada de la historia de la Medicina. Se casó con María del Caño, con la que vivió durante un año en la localidad toledana de Yepes. Fue denunciada por haberse casado con otra mujer y de bigamia, por lo que sufrió un proceso civil y posteriormente por el Santo Oficio de Toledo «por desprecio al matrimonio y tener pacto con el demonio». Tras un largo proceso, fue condenada a 200 azotes y a trabajar durante diez años, sin sueldo, en una enfermería. Su popularidad fue tan grande que tuvo que ser trasladada a otros centros hospitalarios.



Mas información:

http://www.metodografico.com/elena.htm
http://www.paradisweb.org/foro/showthread.php?4242-Esclava-de-nadie-Agust%EDn-S%E1nchez-Vidal

3 comentaris:

  1. Mil gracias Leopold, había escuchado algo muy poco concreto sobre este caso, que no sabía yo si era simple ficción. Voy a ver si encuentro ambos libros. Felicidades de nuevo, querido.

    ResponElimina
  2. Hay varios libros (ensayo y novela) que hablan del tema.
    En novela, LA BURLADORA DE TOLEDA, de Angelina Muñiz-Huberman, editado por Planeta. O también, EL ABOGADO DE INDIAS, de Amos Milton, publicado por Alzumara.
    En ensayo aparece junto a otras biografias, en el libro ARMAS DE VARON, de Miguel Angel Almodovar Martin, editado por Oberon, o el más reciente MUJERES PENSADORAS, MISTICAS, CIENTIFICAS Y HETERODOXAS, de la editorial Castalia.
    Seguro que aparece en otros muchos más libros así como en muchos artículos científicos, como por ejemplo: http://cvc.cervantes.es/literatura/criticon/PDF/026/026_019.pdf o http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0004-06142007000800005&script=sci_arttext

    ResponElimina