dimecres, 16 de novembre de 2011

LA PERSECUCIÓN DE LA HOMOSEXUALIDAD EN LA POSGUERRA DE ALEMANIA

La mayoría de supervivientes de los campos de exterminio nazi tuvieron un reconocimiento público y la consideración de víctimas. Todos menos los homosexuales. Todas las leyes contaminadas por el régimen de Hitler fueron eliminadas, salvo el celebre artículo 175 que condenaba la sodomía. Este artículo se dejó en manos de los landers que en su mayoría lo mantuvieron.

La Vereinigung der Verfolgten des Naziregimes  (Asociación de represaliados nazis) se negó a reconocer a los homosexuales procedentes de campos de concentración. Ello significó que se le negaron las indemnizaciones, que no estuvieron en los homenajes o monumentos, que ni siquiera se les citó en Nuremberg. Eran ignorados o perseguidos. 

Así muchos homosexuales que habían sobrevivido al genocidio volvieron a ser presos para acabar de cumplir condenas y sin contarles el tiempo en que habían estado en "prisión preventiva". Muchos optaron por ocultar su homosexualidad, otros pudieron huir a Francia donde las leyes eran menos duras.

El movimiento LGTB había sido destruido, arrasado, por el nazismo. La única revista gay se editaba en Suiza. Los tímidos intentos para acabar con la prohibición, fueron ignorados o menospreciados "Alemania tiene cosas mas importantes que afrontar". Hasta su despenalización en 1969, la justicia alemana condenó a mas de 60.000 homosexuales, ello significó la destrucción de carreras, huidas al exilio, suicidios...  Jueces y policías seguían siendo los mismos del régimen anterior y el actual gobierno de la CDU era de tinte muy conservador. La entrada de la SPD en el gobierno empezó a suavizar las condenas y a discutirse su eliminación. En 1969 las relaciones sexuales voluntarias entre hombres adultos dejaron de ser delito, sin embargo continuó una discriminación en la edad de consentimiento entre homosexuales (21 años) y heterosexuales (18 años.
Juzgados y condenados por el §175 (1950-1965)
Azul: juzgados por homosexualidad
Rojo: condenados. Fuente wikipedia
 En la RDA las cosas fueron distintas, el 175 fue eliminado, pero se mantuvo la condena a las relaciones sexuales "no naturales". La homosexualidad era considerada contraria a la moral socialista e incluso se la relacionaba con el régimen anterior. Como en otras dictaduras, se utilizaba para desacreditar a los disidentes. En 1968 fue despenalizada y señalada la edad de consentimiento a los 18 años, hasta la fecha se condenaron a 300 hombres por sodomía. La despenalización no significó su reconocimiento como víctimas, ni la legalización de sus publicaciones o asociaciones, sus encuentros debían ser en casas privadas.



Mas información:
http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_homosexualidad_en_Alemania

2 comentaris:

  1. Así es, querido, ha habido y hay momentos y lugares en los que la homofobia institucional ha sido trementadmente dura, por lo que la estrategia de subrevivencia era la clandestinidad, los lenguajes crípticos y las redes sociales sombrías: en la Rusia de Stalin las leyes antihomosexuales eran mucho más drásticas que en la época de los zares; no es de extrañar que, por su influencia, en la Cuba castrista de los 60 y 70 existieran campos de concentración en los que se obligaba a los homosexuales a trabajos forzados. La España Franquista es otro claro ejemplo hace algunas cuantas décadas, y hoy tenemos terribles en Irán, Mauritania, Arabia Saudí y tantos otros países islámicofundamentalistas.
    Pero la homofobia institucional más sutil, menos aparente, también corroe y tiende a ser causal de un preocupante número de asesinatos y suicidios.
    Gracias a textos como los que ofreces en este blog quizás permita a muchos jóvenes, que hoy viven y disfrutan de cierto grado de libertad, ser conscientes de que aún queda mucho por hacer al respecto, que donde hay discriminación de algún tipo puede gestarse un mundo de persecución y terror.

    ResponElimina
  2. La lastima es que la memoria es temporal, como el hombre.....

    ResponElimina