diumenge, 20 de maig de 2012

EL MATRIMONIO ENTRE MUJERES EN LA CHINA: LA SOCIEDAD DE LA ORQUÍDEA DE ORO


Existe muy poca información sobre los matrimonios entre dos mujeres. Hace unos días os presenté al caso de las guerreras Mohaves que se casaban con otra mujer ya embarazada o madre de algún hijo. (http://leopoldest.blogspot.com.es/2012/05/las-familias-formadas-por-dos-berdaches.html) En este caso veremos este tipo de uniones en un país muy distinto: la China.

En este país algunas creencias budistas habían fomentado una imagen positiva del lesbianismo, dentro de una complicada teoría de la reencarnación. Creían que dos personas podían estar casadas en varias vidas sucesivas, y la reencarnación podía ser a  través de dos mujeres.

Desconocemos en que momento se creó  la "Sociedad de la Orquídea de Oro", pero si que existió entre los siglos XVII hasta inicios del XX. Se trataba de un grupo con un nexo común: se trataba de mujeres que se negaban a casarse con hombres.  Esta sociedad tuvo cierta influencia en el sur de la China, especialmente en la provincia de Guanddong, (en la que se encuentra Cantón, hoy Guangshou)     



A esta sociedad acudían mujeres que deseaban formar una familia con otra mujer,casándose con ella. Antes del celebrarse el matrimonio se realizaba el noviazgo, al igual que en las relaciones heterosexuales. Cuando una mujer quería casarse con otra acudía con regalos a la familia de la solicitada, si se aceptaban estos se consideraba que el compromiso estaba aceptado. En la ceremonia de boda las parejas se comprometían a ser fieles, a honrar a sus antepasados y a sus respectivas familias. Las novias acudían vestidas con velos de color rojo y peinadas con largas trenzas.

Una vez formada la familia podían adoptar fácilmente, pues a la asociación acudían huérfanos o niños abandonados con la esperanza de ser adoptados. Se les consideraba como hijos propios y eran amados y educados como tal. Al morir las madres ellos heredaban los bienes familiares.



En ocasiones acudían mujeres huyendo de matrimonios indeseados, o esperando las ayudas que esta asociación dispensaba. Para todas las mujeres que formaban esta asociación el juramento era inviolable. Si una mujer era infiel, o tenía relaciones con otro hombre era duramente castigada, humillada e incluso en ocasiones muerta. Para las familias chinas de esta zona era un honor tener a una hija dentro de esta sociedad, y quien rompía este compromiso era rechazado.



Con la caída de la dinastía Qing la homosexualidad empezó a ser perseguida en la China, se la consideraba un vicio occidental. Pero fueron los comunistas los que acabaron prohibiéndola, considerándola una perversión feudal. La sociedad fue disuelta y las mujeres debieron ingresar en los armarios.

Mas:

1 comentari:

  1. Muy interesante, pero Guangdong es una provincia, no una ciudad.

    Tal vez te refieras a Guangzhou (Cantón en castellano), la capital y tradicional centro de comercio entre China y el resto del mundo. Seguramente el tener influencia en esa ciudad explica cómo fue tan sencillo vender la idea de la homosexualidad como vicio importado de Occidente (como el opio, vaya).

    ResponElimina