diumenge, 6 maig de 2012

LAS RELACIONES HOMOSEXUALES A TRAVES DE LA HISTORIA, SIGLO XX (II: LAS POSGUERRAS)

(Resumen de publicaciones):




Con el fin de la Segunda Guerra Mundial no acabó la persecución de la homosexualidad. Los represalidados debieron esconder su condición de víctimas de nazismo y muchos estados legislaron leyes discriminatorias.


En Alemania la Vereinigung der Verfolgten des Naziregimes  (Asociación de represaliados nazis) se negó a reconocer a los homosexuales procedentes de campos de concentración. Ello significó que se le negaron las indemnizaciones, que no estuvieron en los homenajes o monumentos, que ni siquiera se les citó en Nuremberg. Eran ignorados o perseguidos. (http://leopoldest.blogspot.com.es/2011/11/la-persecucion-de-la-homosexualidad.html)





 Rudolf Brazda o  Pierre Seel  tuvieron que ocultar su condición una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, pues la homosexualidad estaba prohibida.
(http://leopoldest.blogspot.com.es/2011/01/pierre-seel-testimonio-del-estigma-y.html)


En la RDA las cosas fueron distintas, el 175 fue eliminado, pero se mantuvo la condena a las relaciones sexuales "no naturales". La homosexualidad era considerada contraria a la moral socialista e incluso se la relacionaba con el régimen anterior. Como en otras dictaduras, se utilizaba para desacreditar a los disidentes. (http://leopoldest.blogspot.com.es/2012/02/no-es-perverso-el-homosexual-sino-la.html)


La persecución de la homosexualidad en Estados Unidos en tiempos de la Guerra Fría fue desigual. La aparición de los antibióticos hicieron perder el miedo a las infecciones por transmisión sexual, como gonorrea o sífilis. Ello provocó el inició una etapa de liberación sexual que permitió a muchos gais poder tener todo tipo de encuentros. (http://leopoldest.blogspot.com.es/2011/11/la-persecucion-de-la-homosexualidad.html)





El Gobierno del Canadá durante los años 50 consideró que ser homosexual y funcionario era un factor de riesgo de revelar secretos al enemigo comunista. Para ello ideó una máquina, a la que llamaron el tragaperras, que creían podía detectar homosexuales. Consistia en estimular a los presuntos homosexuales con imágenes pornográficas, mediante el control de la pupila decidian si eran o no homosexuales. Esta investiagación la realizó la Policia Montada del Canadá. (http://leopoldest.blogspot.com.es/2010/09/canada-y-la-maquina-para-detectar.html)

En Inglaterra la dureza de las actuaciones  de la "unidad contra el vicio masculino" provocó una reacción contraria y en 1957 se despenalizaba la homosexualidad. (http://leopoldest.blogspot.com.es/2011/11/de-como-la-homofobia-provoco-la.html)




En España la homosexualidad se consideraba era una enfermedad, el homosexual un pervertido. El régimen franquista se basaba en la moral católica ultraconservadora, por una parte, que la consideraba aberrante y contraria a la ley natural, por atra parte los falangistas eran profundamente misóginos y homófobos.

El homosexual era tratado como un delincuente enfermo, como los violadores o los infanticidas. (
http://leopoldest.blogspot.com.es/2010/10/la-homofobia-iv-el-regimen-franquista.html)



El homosexual era considerado una amenaza para el prototipo de "varón macho falangista" Cuando alguien era encarcelado o hacinado en estas siniestras instituciones mentales conocidas como "campos de corrección" se les abría un "expediente criminal" que les impedía volver a trabajar.

El general Gonzalo Queipo del Llano, quien hacía mensajes a la nación, afirmó un día que "cualquier afeminado o desviado que insulte al movimiento será muerto como un perro".


En la URSS Stalin en 1933 la suprimió por decreto los derechos de las personas homosexuales e inició una feroz persecución, la enciclopedia soviética decía:

"El origen de la homosexualidad está conectada a la circunstancias sociales cotidianas, para la gran mayoría de las personas que se dedican a la homosexualidad, tales perversiones se interrumpen en cuanto la persona se encuentra en un ambiente social favorable [...] En la sociedad soviética, con sus costumbres sanas, la homosexualidad es vista como una perversión sexual y es considerado vergonzosa y criminal. La legislación penal soviética considera el homosexualidad castigable, con excepción de aquellos casos en los que sea manifestación de un profundo desorden psíquico". (http://leopoldest.blogspot.com.es/2011/08/la-homosexualidad-en-la-union-sovietica.html)


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada