dijous, 20 de desembre de 2012

MATRIMONIOS DE LESBIANAS EN LA INGLATERRA DEL S XVIII


En otros artículos hemos hablado de las relaciones homosexuales masculinas en la Inglaterra del s XVIII. El  siglo anterior  se inició con Jaime I Estuardo unido sentimentalmente a George Villiers, duque de Buckingham , éste empezaba con Guillermo III a Arnold J. von Keppel, conde de Albemarle. Hemos visto como en lo Molly House se celebraban bodas entre hombres, al margen de la iglesia o la legislación. Vid: http://leopoldest.blogspot.com.es/2011/10/bodas-homosexuales-en-la-inglaterra-del.html

¿Y las mujeres?. Hasta ahora solo hemos aportado datos que señalan la horrible práctica de la ablación de clítoris, si bien los datos son escasos en este siglo. Si conocemos los datos de muchas mujeres que para defender sus derechos optaban por el celibato o incluso optaban por una apariencia masculina, ellos les permitía una libertad para poderse mover libremente, para expresarse e incluso estudiar. Algunas incluso conseguían entrar en el ejército. Muchas eran descubiertas, pero no siempre fue así. Si eran mujeres que amaban a otras mujeres o que se sentían hombres es algo difícil de conocer hoy, pues en este siglo conceptos como el de transexualidad o lesbianismo no existían. 

En el registro matrimonial de la parroquia de Taxal, Cheshire, aparece un dato asombroso: el matrimonio de Hannah Wright y Gaskill Ana en 1707 y el de Ane Norton y Alice Pickford, un año mas tarde. ¿Cómo fue posible?.

En muchos casos sea por amor o para conseguir la dote, muchas mujeres vestidas de forma masculina se habían casado con otras mujeres, pero siempre también con nombre masculino. Normalmente conseguido la dote huían, dejando a la novia abandonada. Pocas veces llegaban a intimidar, pero en Taxal la cosa fue distinta. No se trata ni de un error, ni de una falsificación y ha permitido conocer casos similares, aunque con uno de los nombres falsificados.

Robert Aldrich nos señala que existe la posibilidad de muchos casos de uniones ilegales y clandestinas en la Inglaterra del s XVIII, unas uniones mucho mas flexibles que las heterosexuales y ejercidas en libertad y basadas en el amor y la amistad.

De esta época  es la tumba de María Kendall ,con su amada Lady Cathaline , con el deseo de que su estrecha amistad junte sus cenizas después de la muerte. Está en la Abadía de  Canterbury. Parece ser que esta no es la única tumba en la que aparecen dos mujeres enterradas juntas señalando su amor eterno.



Rictor Norton señala varios casos de matrimonios formado por dos mujeres que lograron engañar en un principio aunque tarde o temprano fueron descubiertos, generalmente tras casos de chantaje. 

Uno de estos casos fue el de Mary Est que asumió el nombre de James y vivió junto a "su" esposa cerca de veinte años regentando una taberna que les dio una pequeña fortuna. Todo se vino abajo cuando una amiga de juventud les descubrió e intentó chantajearlas. 

Otro caso conocido es el de Mary Hamilton, condenada por fraude al hacerse pasar por hombre. Su biógrafo señala que ya con 14 años se juntó con otra joven metodista, Anne Johnson. Tras huir a otra ciudad la segunda se casó, dejando a mary en un estado de desesperación. EN Dublin sedujo a una rica viuda con la que se casó sin mostrar su verdadera identidad, huyendo al ser descubierta. Dos nuevas bodas le siguieron, la última con Mary Price, una joven incauta desconocedora de todo lo concerniente al sexo. Fue un matrimonio feliz, hasta que fue de nuevo descubierta por un conocido. Tras ser denunciada por su suegra, Mary fue castigada a ser azotada en público y a seis meses de cárcel.



Algún día llegaremos a conocer la realidad de estos dos matrimonios celebrados en Texal, mientras nos queda la historia de estas mujeres que lucharon por su libertad ne épocas que ser mujer y además lesbiana era de una dureza extrema. 

Mas información:




2 comentaris:

  1. Me parece estupendo que se quisiesen casar las chicas entonces, y tenía mucho mérito en esa época luchar por su felicidad en esos ambientes tan duros para las mujeres.
    Me pensaba casar con mi novia de siempre , pero en enero me voy al paro y no se ni con qué contaré...Así que ya veremos...Un abrazo y muchas gracias por todo LEOPOLD.

    ResponElimina
  2. Rictor Norton nos habla de los matrimonios gays en la época georgiana realizados en las Molly's Houses que eran bares o pub de homosexuales. Claro, los matrimonios no tenían la legalidad requerida pero era un compromiso que adquirían los contrayentes. Muy bueno tu artículo.

    ResponElimina