dijous, 28 de març de 2013

RAYMOND BURR, PERRY MASON EN EL ARMARIO.

Para los que tenemos una edad Perry Mason es una de las mejores series de televisión que se han emitido. Muchos empezamos a dejarnos hipnotizar por la caja tonta gracias a esta serie que se emitió en TVE a inicios de los 60, mucho antes que Bonanza o Viaje al fondo del mar. Creo recordar que aun llevaba el doblaje original destinado a Latinoamérica. 

Su actor principal, Raymond Burr, fascinaba por su impecable presencia. El papel le hizo ganar dos Emmy al mejor actor. Tras dejar la serie interpretó el papel de un policía en silla de ruedas, Ironside, también de gran éxito. 




En 1985 rodó el telefilm "Perry Mason, el retorno". Su éxito fue tal que se llegaron a rodar 26 capítulos mas. En muchos de ellos aparecía sentado, pues su estado de salud estaba muy debilitado. Cuando se le diagnosticó un cáncer de hígado no quiso empezar el tratamiento, quería acabar la serie. El tratamiento llegó tarde, falleció en 1993 con 76 años. El papel de Perry Mason le llegó a influenciar tanto, que en muchas ocasiones era difícil distinguir actor de personaje.

Participó en mas de 25 films, curiosamente destacando en le papel de villano. Lo podemos recordar en "La ventana indiscreta", "Gardenia azul" o "Un lugar en el sol".

Pero el papel mas importante lo tuvo que representar en su vida privada. Ni en el cine, ni en la televisión había sitio para homosexuales y él lo era. Se inventó una historia de matrimonios frustrados e hijos fallecidos, incluso de amoríos con actrices como Natalie Wood. Ello le permitió vivir plenamente en su vida privada junto a su pareja Robert Benavides en su rancho californiano en el que Robert era viticultor. Vivieron cerca de 30 años juntos, descubrieron su fascinación mutua por la hibridación de orquídeas, llegando a crear 1500 orquídeas nuevas.


Raymond y Robert junto a la inseparable Barbara Hale.

Mas información:

http://gayinfluence.blogspot.com.es/search/label/Raymond%20Burr
http://www.gloubik.info/burr/anglais/biography.html

3 comentaris:

  1. Historias que esperamos no se vuelvan a repetir y cada uno pueda amar libremente.

    ResponElimina
  2. ¡Qué bonita foto! He sido una gran admiradora de Raymond y de su papel en Perry Mason, tanto en la serie antigua como en la de 1985, y también le he disfrutado en sus papeles de villano, era un gran actor. Siento que tuviera que esconderse y mentir (qué épocas tan oscuras) pero me alegra que pudiera vivir su vida con su pareja, sus rostros felices son impagables. Felicidades, Leopold, por darnos a conocer estos retazos de historia; algunos son muy tristes, pero esta fotografía me ha hecho sonreír. Un saludo afectuoso.

    ResponElimina
  3. Aquéllas eran series!!!! y no las bobadas actuales.

    ResponElimina