dimarts, 2 d’agost de 2011

ROMÁNICO POR EL ALT EMPORDÀ

Seguiremos la ruta que va de Figueres a Port Bou, al salir de la ciudad nos encontramos la salida que va a Vilabertrán. Al salir cogeremos la misma ruta hasta Llançà y alli la carretera que nos lleva a Port de la Selva, buen lugar para pasear y comer si hace falta. Allí por la carretera que lleva a Selva de Mar encontraremos la carretera que sube hasta el monasterio de San Pere de Rodes-.

Es necesario llevar calzado ligero, pues el coche no llega al monasterio. Recomiendo subir hasta el castillo, la vista es espectacular. Una vez acabada la visita no es necesario volver atrás, la carretera sigue hasta Vilajuiga en donde encontraremos la carretera que nos devolverá a Figueres.

Los conjuntos monásticos de Santa María de Vilabertrán y Sant Pere de Rodes constituyen dos ejemplos del mejor románico catalán.

MONASTERIO DE SANTA MARIA DE VILABERTRÁN

Las primeras noticias que se tienen del Monasterio de Santa María de Vilabertrán datan del siglo X, si bien su esplendor empezó a finales del s XI, que es cuando se construye la actual iglesia y su cenobio. La comunidad religiosa se regia por la regla de San Agustín y estuvo estrechamente ligada a las ordenes militares, especialmente a los templarios  No fue casual que Jaume II se casara aquí con Blanca de Anjou y el papel frustrado que después no llegó a desempeñar su hijo, Jaume d'Aragó i Anjou, como Rex Ballator. Vid. 
http://leopoldest.blogspot.com/2011/01/un-libro-eumeric-dusall-el-ultimo.html










  












En la capilla funeraria de DalmauRocarbertí, ultimo jefe militar de los templarios, se encuentra la cruz que supuestamente contiene la vera cruz. Posiblemente fue el propio Eymeric de Usall quien logró traerla desde Egipto.




MONASTERIO DE SANT PERE DE RODES


Zona mágica y de leyendas que nunca se han llegado a confirmar. Cómo y porqué se fue a construir un monasterio fortificado en un lugar tan inexpugnable es algo que aun hoy se investiga. Se cree fueron trasladadas aquí, en el 610,  las reliquias de San Pedro, las excavaciones parece que poco a poco lo van confirmando. Este podría ser el origen de este espectacular monasterio fortaleza.

Hay datos de su existencia ya en el siglo IX, pero es en el 945 cuando se constituye el monasterio benedictino. Fue lugar de peregrinación hasta el siglo XVII empezando los saqueos que llevaron a su abandono. La Generalitat Republicana inició su restauración.











Encima del monasterio está el Castillo de Verdera, de antigüedad idéntica y leyendas no menos espectaculares. Una de ellas sitúa aquí el Santo Grial, incluso que Wagner lo visitó para inspirar su Parsifal. Leyenda o realidad la vista que se contempla desde él lo justifica.




Cerca podemos encontrar la localidad de Port de la Selva, así como el de Vilajuiga, con la Iglésia Románica de sant Felip.






2 comentaris:

  1. Qué maravilla LEOPOLD:
    Me he quedado anonadada, los puedo compartir?
    Un fuerte abrazo y muchas gracias por ser como eres, no cambies nunca.
    Un beso.

    ResponElimina