dilluns, 29 d’agost de 2011

HELIOGABALO. SUEÑOS DE EMPERATRIZ.

Tras la desastrosa campaña de Caracalla en Mesopotamia, las legiones romanas acabaron nombrando un Emperador con sólo 14 años, fue Heliogábalo, su nombre real era Vario Avito Basiano.


Su nombre, al parecer, procede de la deidad fenicia Elagábalo, una deidad erótica de los fenicios. De niño, honraba ya a este dios y a otros dioses fálicos, interpretando ritos sodomíticos. También de manera precoz  fue atormentador de animales, afeminado, ardiente amante y pasivo pederasta(se dejaba seducir por personas mucho mayores que él). También importó un dios de Oriente que era totalmente extraño a los romanos, Baal; dios solar al que dedicó un templo y presidió sus rituales.

El poder lo ejercía su propia madre, Julia Soemis Basiana, él se limitaba a tramitar sus ordenes. Sus exentricidades iban paralelas a las de su hijo, ejerciendo de gran meretriz en el mismo palacio.


 
Según narra Elio Lampridio en la Historia augusta:

"Los excesos de Heliogábalo no tuvieron fin. De comportamiento transexual, buscaba emisarios por toda Roma que le procurasen hombres bien dotados y "representaba en la corte la leyenda de Paris, haciendo él mismo el papel de Venus, de tal manera que, inesperadamente, dejaba caer sus vestidos hasta los pies y se ponía desnudo, de rodillas, con una mano en pecho y otra en los genitales, echando hacia atrás sus nalgas y presentándoselas a su amante. Depilaba todo su cuerpo y configuraba además su rostro con la misma figura que a Venus, pues se consideraba capaz de satisfacer la pasión de muchísimas personas."





Se enamoró de un esclavo de colosal estatura llamado Hieracles. Entonces ordenó otro casamiento, en el que él sería la mujer que se uniría al esclavo. Acto seguido, tuvo lugar una impresionante escena de "desfloración" y "luna de miel". Antes se había casado en cuatro ocasiones, una de ellas con una vestal, lo que levantó los peores augurios sobre su persona.




Fascinado por la idea de castrarse,  y como se sentía mujer, este llegó a pedir a sus médicos que le practicasen una cirugía para cambiarse de sexo arrancándole el pene para en su lugar formar una vagina que hiciera posible su lascivia deseo de ser tomado y penetrado sexualmente, a cambio de una enorme suma de dinero; y ante la imposibilidad de lograrlo, los médicos tan sólo consiguieron hacerle un operación de fimosis, como solían hacerse los egipcios o los judíos. A partir de aquí siempre se vestía como una mujer.

Heliogábalo acabó por estar tiranizado por este ardiente gigante, siéndole fiel, de acuerdo con su estado, y efectuando los deberes domésticos así como los eróticos de una buena esposa. Pero fue su grotesca pasión por Hieracles lo que selló su destino. Concibió la fantástica idea de abdicar en favor de su esclavo, lo cual le habría convertido en emperador, mientras él, Heliogábalo, habría reinado como emperatriz.




El emperador Heliogábalo y su madre fueron asesinados ahogados en las letrinas de palacio por su propia guardia pretoriana. Su cuerpos fueron arrojados al río.

Inmediatamente después de su muerte comenzó una campaña de propaganda contra Heliogábalo. Circularon sobre él muchas historias denigrantes y falsas, y sus excentricidades pueden haberse exagerado. La más famosa de ellas, inmortalizada en una pintura del siglo XIX,  Las rosas de Heliogábalo (Lawrence Alma Ata), es que asfixió a invitados de una cena con una masa de «violetas y rosas» que lanzaban desde arriba.

Sus edictos religiosos fueron revocados, sus amantes fueron asesinados, y se prohibió que las mujeres volvieran a acudir a las reuniones del Senado, su nombre fue borrado de las inscripciones públicas. Aquel  emperador dejó, sin embargo, dos recuerdos suyos que no han podido borrarse en la Historia: la restauración del anfiteatro de Vespasiano, devastado por un incendio y la conclusión de las gigantescas termas de su supuesto padre Caracalla.

Mas información:
http://victormacias.blogia.com/2004/110202-heliogabalo-el-horrible.php
http://es.wikipedia.org/wiki/Heliog%C3%A1balo

3 comentaris:

  1. Y su figura, aún hoy en día se sigue hablando de él, acaso no hay mayor victoria.

    ResponElimina
  2. Que buena historia, tiene mérito que se siga hablando de ella, no conocía la su historia, y gracias a tí, siempre los post muy interesantes aprendo mucho.
    Muchas Gracias Leopold.

    ResponElimina