dissabte, 13 d’agost de 2011

UN CÓMICO LLAMADO COSME PÉREZ.

Juan Rana (1.593-1.672) era el nombre artístico de Cosme Pérez. Vivió en la época de mayor represión de la Inquisición contra la sodomía de la que no se salvaba ni el mismo monarca, Felipe IV, que parece ser llegó a ser investigado. Se especializó en papeles de bobo, cornudo, amanerado o de "ambigua" sexualidad, incluso llegó a representar mujeres.. En sus personajes podían aparecer alusiones a la homosexualidad, llegando a interpretar a una parturienta ("El parto de Juan Rana") .


Su éxito fue enorme, llegando a interpretar cerca de 50 obras, realizadas expresamente para él, de autores como Antonio de Solís o Pedro Calderón de la Barca. Especialista en el papel cómico del entremés, empezó interpretando obras de Lope de Vega, quién también llegó a escribir algún corto papel para él.


Normalmente actuaba con su esposa que interpretaba papeles de mujer de carácter y él era el cornudo consentido. Poseía una voz aguda, que favorecía su representación de personajes de "ambigua sexualidad", creados en un marco de comicidad, muy lejos de cualquier compromiso. Los tiempos no estaban para esto.


Casado y con dos hijas, tenia fama de oler "a rosas", lo cual motivó muchos chascarrillos. La Inquisición se interesó por él en varias ocasiones llegándole a detener acusado de "pecado nefando", pero su suerte fue muy distinta a la de otros muchos acusados, sin duda su enorme popularidad y el
disponer del apoyo de la casa real le salvó de la hoguera.

Entremés del Desafio de Juan Rana, Pedro Calderón de la Barca.


Cosme Pérez mantuvo una especial relación de  amistad con la famosa actriz María Calderón,
llamada “La Calderona”, actuando de mediador en los amores extraconyugales que el rey Felipe IV mantuvo con ella (de esta relación nació el bastardo infante don Juan de Austria).


Su éxito siguió en tiempos de Carlos II, llegándose a representar a sí mismo en el "Triunfo de Juan Rana" donde interpretaba su propia estatua. Su éxito era tal que los empresarios anunciaban su presencia en obras que no iba a interpretar para conseguir mas público. Con ello se llegó a la leyenda de que Juan Rana existió mas allás de la propia existencia de Cosme Pérez.

Con Cosme Pérez(Juan Rana) se fortaleció la presencia del actor "cómico" en el teatro español, presencia que tendrá continuidad  en la comedieta lírica con actores como Miguel Ligero o Alfonso de Real.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada