diumenge, 21 d’agost de 2011

KEITH HARING: TODOS JUNTOS PODEMOS PARAR EL SIDA

En 1989, un año antes de morir, Keith Haring estuvo en Barcelona. En pleno Raval realizó uno de sus mas celebres murales: Todos juntos podemos parar el SIDA. Eligió la plaza Salvador Seguí, lugar frecuentado por trabajadores del sexo y heroinómanos. En menos de 5 horas realizó un mural de dos metros y medio de alto por  treinta de largo. Era un mensaje claramente dirigido a las personas del barrio, uno de los lugares mas afectados por la pandemia del SIDA. En él advertía de los peligros de tener sexo sin protección o compartir jeringuillas.



La estupidez de unos vecinos y comerciantes ciegos e intolerantes delante la realidad que estaban viviendo les llevó protestar contra el muro. Entre ellos el propietario de un prostíbulo de la zona. Ello llevó a una rápida degradación del mural.

Se trasladó a la Plaza dels Angels, y en una decisión incomprensible  la obra fue sustituida por un mural de Chillida. Finalmente en el 2005, gracias a unas plantillas que se guardaron, la obra pudo recomponerse en el MACBA, lejos de a quienes iba dirigida.


Keith Haring dijo de su mural: "Tiene un mensaje educativo: que la gente se cuide, que piense en el sida y que evite contagiarse de el. El mural incluye la palabra «sida» en un extremo para que el mensaje quede bien claro, el otro extremo hay una frase en español: TODOS JUNTOS PODEMOS PARAR EL SIDA. He tardado cinco horas en pintarlo, tal y como había previsto. La pared tenía una inclinación extraña en que era difícil pintar, pero una de las cosas que más me gustan de este trabajo es la adaptabilidad (física) que requiere. He encontrado una postura que me permitía pintar de una manera homogénea y equilibrada ."



Amigo de Madonna y de Basquiat, cliente fijo de las saunas gays, fan y terrorista de los dibujos de Disney, multado 100 veces en la calle y bailarín de break dance de la discoteca Club 57... todas esas caras de Haring aparecen en su obra. Y sobre todo su compromiso en la lucha contra el SIDA.





Colaboró también con Sean Strub, activista LGTB, para la campaña "Dia nacional para salir del armario, creando su cartel:



Antes de morir en 1990 víctima del SIDA, Keith creaba la Fundación Keith Haring  con el mandato de proporcionar fondos y recursos a las organizaciones de lucha contra el SIDA y  programas para niños VIH+  Haring reclutó sus imágenes en los últimos años de su vida para hablar de su propia enfermedad y generar activismo y  concienciación sobre el SIDA.

Mas información: http://www.haring.com/






 Su obra presente a lo largo de su  trayectoria profesional en alrededor de un centenar de muestras, se ha perpetuado con el tiempo y ha mostrado un excelente vigor con la realización de persistentes retrospectivas sobre el autor. Hechos que a día de hoy, convierten a sus imágenes en iconos universales y perduran en los más prestigiosos museos: MOMA (Nueva York) o el centro Georges Pompadou (París).







Como curiosidad apuntar que su arte se fundamentó en una mezcla de moda, arte y música (murales, esculturas, carteles,...) al igual que Andy Warhol y la puesta en práctica de la llamada cultura "domótica".












6 comentaris:

  1. Una vez oí a una prostituta contar en la tele los problemas que tienen con los clientes que no se quieren poner preservativo y aluciné. Es algo que no entenderé en la vida. Ya no por ellos, ya no por el sida, sino por otras infecciones de transmisión sexual que luego ellos pueden trasmitir a sus familias.

    ResponElimina
  2. Luego llega el lunes, la culpa y el drama... ni te cuento¡¡¡

    ResponElimina
  3. Yo cada día entiendo menos las actitudes de las gentes de Barcelona, pero por si esto fuera poco las instituciones, o mejor dicho quienes están a su frente me parecen de una inconsistencia absoluta, esa es una obra con un claro mensaje y nuestra obligación y el de las instituciones es hacerlo oír y respetarlo, no andar jugando con él por un quítame ahí unos votos. Hay cosas y casos con los que no puedo.

    ResponElimina
  4. me parace tan interesante todo lo que publicas ,por que el tema tiene que estar latente,gracias Leopol

    ResponElimina
  5. ¡Qué paleta la de Keith Haring! ¡Qué sentido del color! Me gusta mucho esa línea tan segura y capaz de trazar perfiles tan complejos. Es una línea que condensa tanto los temores de toda una época; como las estrategias para luchar contra ellos y los lleva a los muros. Como el cartel que anuncia el 11 de octubre como día nacional para salir del clóset, Haring lleva el mal y el miedo así como la campaña contra ellos, a los muros.
    Me llama también la atención la rapidez del trabajo de Haring que revela seguridad, agilidad para llevar a cabo sus proyectos: ¡5 horas para realizar el mural, “Todos juntos podemos parar el SIDA”! El hecho de pintar 75 metros cuadrados apunta a la urgencia de ese joven, delgado y fragilizado, Haring, a quien le iba la vida en ello. ¡Qué debilidad ni qué nada! fortaleza y vigor eran lo suyo… sobre todo teniendo en cuenta las dimensiones de la obra: “dos metros y medio de alto por treinta de largo”.
    Una víbora se extiende a todo lo largo del muro: a su paso deja seropositivos que derraman lágrimas, muertos. El reptil atrapa a parejas en sus anillos, y lleva una jeringa como arma destructora ¿Qué tiene que ver una serpiente con el SIDA y unas tijeras, con una campaña anti-vih? Ciertamente un virus no es una serpiente; a un microorganismo no se le ataca con una tijera… y sin embargo el acervo icónico tradicional es puesto al servicio de lo irrepresentable. La serpiente es metáfora del mal bíblico, el animal que transforma el edén y funda otra vida, la del castigo, la del trabajo, la de la vergüenza. El VIH tuvo también ese carácter de parteaguas para la comunidad LGBT… En cuanto a la tijera simboliza la actitud de cortar de tajo, la necesidad de que exista una decisión radical, certera, de quien toma esas tijeras.
    Sin duda, el mural “Todos juntos podemos parar el SIDA”, tiene un carácter didáctico (hay que meter tijera al mal y a los miedos): tiene también sentido del humor. Su campaña se acerca a quien la ve: hay una gran diferencia entre campañas que difunden información técnica (muy importantes y necesarias) y esta campaña artística que promueve un cambio de actitud. Me hubiera encantado ver la obra original en la Plaza Salvador Seguí.
    Es una lástima que se haya perdido el primer mural de Haring en Barcelona y lo que se tenga sea una reconstrucción. En la plaza de los ángeles se desecha un Haring por un Chillida: el canon heterosexual, la alta cultura, ha de prevalecer sobre la diversidad, sobre lo extranjero, sobre…
    La historia que haces pone en relieve los obstáculos del arte LGBT ya no para imponerse, sino para lograr espacios de visibilidad y permanencia: en una parte hablas también de “La estupidez de unos vecinos y comerciantes ciegos e intolerantes delante la realidad que estaban viviendo les llevó protestar contra el muro.” Otro más de los disparates supremachistas.

    ResponElimina
  6. Quina meravella de dibuixos i quina coherència la de K. Harin, és un referent.

    ResponElimina

POEMA DE MUHAMMAD SHAMS AL-DIN HAFIZ