dijous, 3 de febrer de 2011

LA HOMOFOBIA QUE NO CESA: UGANDA, HONDURAS.....

2.011 ha empezado con noticias poco halagüeñas. En la propia Francia el Tribunal Constitucional ha declarado que el matrimonio sólo puede darse entre hombre y mujer, en Irán dos jóvenes han sido condenados a muerte por gravarse mientras mantenían relaciones sexuales, en Austria Niki Lauda arremete contra un programa televisivo por la presencia de una pareja gay. Y en nuestro país y de nuevo en Intereconomía hemos tenido clases de homofobia,  esta vez a cargo de Cuca García de Vinuesa.

La situación de los Derechos Humanos de los homosexuales en África es muy preocupante, y lo peor es que cada día aparecen nuevas amenazas contra ellos. Los grupos religiosos, tanto cristianos como musulmanes, se han unido en una cruel cruzada contra el colectivo LGTB.


Desde Sudáfrica nos ha llegado un clamor contra las violaciones correctivas de lesbianas que se producen especialmente en el medio rural. Este país ha levantado la voz contra esta horrible práctica, pero recordemos que no sólo en este país se produce esta aberrante agresión y que en Occidente hasta hace poco aun se producían.
En Uganda tras la publicación por parte de la prensa de los nombres de activistas LGTB las agresiones han sido constantes. Si bien el Parlamento ha parado las duras leyes homofobas que se habían propuesto la actitud de las autoridades religiosas en contra la población LGTB ha ido en aumento.
David Kato, activista ugandés asesinado.

David Kato, activista pro derechos LGTB en Uganda, fue asesinado el pasado mes de enero.En su entierro el pastor anglicano mostró la cara mas feroz e inhumana de la intolerancia religiosa. Tras hacer la clásica interpretación homófoba del final de Sodoma, condenó la homosexualidad:

“Debéis arrepentiros. Hasta los animales conocen la diferencia entre macho y hembra”
En estos momentos Brenda Namiggade, activista LGTB de Uganda,se encuentra en el Reino Unido es espera de la concesión de asilo, de ser deportada su futuro puede ser paralelo al de David Kato.

En Gabón se está preparando una nueva ley que criminaliza la homosexualidad, Uganda y Malawi disponen de legislación que la persigue, en Camerún la presión de la Iglesia Católica es cada vez mayor. El presidente de Gambia considera que atacar a los homosexuales no tiene nada que ver con los DDHH y sí que es un mandato bíblico.

La persecución contra la comunidad LGTB en muchos de estos países es el primer paso hacía la aniquilación de cualquier grupo o etnia minoritaria o incluso de la propia disidencia interior.

En Honduras las agresiones contra homosexuales no han dejado de aumentar desde la llegada al poder del golpista. Dirigentes de la comunidad LGTB señalan que el los últimos años cerca de 50 homosexuales han sido asesinado, 34 de ellas tras la destitución del Presidente Zelaya en junio del 2.009. Grupos criminales se mueven por el país agrediendo homosexuales sin que la policía o la fiscalía haga nada para impedirlo.

Los últimos asesinados Luis Arturo Murillo (25) y Luis Alexis Alvarado (23) no sólo tenían el mismo nombre. Ambos murieron ante el dolor de horrorosas torturas. A uno lo decapitaron, le cortaron sus genitales y lo metieron en un saco de mezcal, mientras que a otro lo apedrearon y lo quemaron, lanzando su cadáver en una cuneta.

5 comentaris:

  1. Es repugnante que eso haya pasado en siglos pasados e inadmisible que siga pasando en el siglo XXI.
    Cuando el ser humano ira evolucionar en su consciente colectivo al punto de no clasificar a su semejante por color, raza, opcion sexual, bello o feo, rico o pobre?
    Cuando dejaremos de preocuparnos con lo que puede pasar al asumir nuestra condicion sexual o, mejor, cuando no tendremos que asumir condicion sexual ninguna?
    Estos crímenes bárbaros tampoco pasan en otros grupos de animales que sólo utilizan la violencia para alimentarse o para la preservacion de la especie.
    Los religiosos que defienden este tipo de asesinatos tienen garantizado un lugar en el infierno que ellos mismos han creado y en el limbo de la historia humana.

    ResponElimina
  2. Así es querido amigo, y en temas como éste o los de los derechos de la mujer, los relativismos culturales no tienen cabida. Eso sí, sin etnocentrismos, sin paternalismos, sin invasiones ni guerras preventivas; pero sí a través de la comunicación, la educación y fundamentalmente el empoderamiento de quienes están en situación de inferioridad, NO debemos dejar de luchar contra estas violaciones vergonzosas a los DDHH en cualquier lugar del mundo, ni de denunciar.
    Pensando de forma esperanzada: recordemos que en España no hace tanto la situación era muy distinta... y a base de mucho esfuerzo y militancia se revirtió.

    ResponElimina
  3. Si acudimos a una filmoteca y revisamos el cine americano veremos films en los que mujeres aparentemente lesbianas dejaban de serlo al "catar varón".
    Dos ejemplos con Doris Day:
    1) Calamity Jane, al final la famosa pionera cae en los brazos de un varón. La realidad fue muy distinta.
    2) Pijama para dos. Curiosamente Rock Hudson va lanzando malevolas insinuaciones sobre el sexo de Doris...Al final sucumbe ante tal alarde de "masculinidad"...

    ResponElimina
  4. En Honduras, la situación no ha cambiado... las muertes en la comunidad LGBT no han cesado. Les mando el link de un fotodocumental pensado para abrir un poco la mente... ojalá les guste.

    https://vimeo.com/42436982

    En los últimos tres años se han documentado 71 muertes violentas relacionadas con la comunidad LGTB. Organismos de Derechos Humanos internacionales han solicitado al Gobierno de Honduras tomar medidas al respecto, pero la violencia no se ha detenido.
    La prensa local tampoco ayuda mucho: en febrero pasado “La Tribuna”, uno de los diarios más importantes de Honduras publicó dos muertes violentas que ocurrieron en la misma semana en dos ciudades diferentes utilizando la misma fotografía y el lenguaje se puede calificar, al menos, de inadecuado. Por eso es importante que se difunda por otros medios.... compartan el video si les gusta. Muchas gracias!!!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Compartimos, no podía ser menos. Un abrazo.

      Elimina