dijous, 20 d’octubre de 2011

LA APASIONANTE VIDA DEL PACIENTE INGLÉS

La historia del Conde László Almásy poco tiene que ver con la que nos contó la industria cinematográfica que manipuló una historia para hacerla vendible según sus intereses. Aventurero, aviador y espía condecorado por Rommel, murió de disentería en 1951. En su tumba reza, junto a su nombre, "Piloto, explorador y descubridor del Oasis de Zerzura". Su vida real fue mucho mas interesante de lo que se nos cuenta en El Paciente Inglés.


 Fue piloto de guerra en la Primera Guerra Mundial, tras la guerra abraza la causa de la restauración monárquica, en la que fracasa. El siguiente paso fue ser vendedor de coches y organizador de rallies. lo que le llevó al Sahara para explorar los terrenos. Es allí donde entabla amistad con un príncipe egipcio, que se convierte en su amante, mas tarde con un joven oficial alemán con quién tendrá una apasionada relación, hasta que éste muere al estallarle una mina.

Su gran pasión fue el Sahara. Fue uno de sus mas célebres exploradores. A él le debemos el descubrimiento de "la Cueva de los Nadadores" en los Montes Uweinat, entre Libia y Egipto. "Amo el desierto. Amo la infinita extensión de los temblorosos espejismos, el viento, los picos escarpados, las cadenas de dunas como rígidas olas de mar. Y amo la simple, la ruda vida de un campamento primitivo en el frio gélido, a la luz de las estrellas en la noche, y en las calurosas tormentas de arena".    

            
Al estallar la Segunda Guerra Mundial acababa de publicar su libro "El Sahara desconocido", en ellas hace una detallada narración de sus fascinantes aventuras por el norte de África; entre otros hechos narrados está su encuentro con la tribu Núbia.

Pronto fue reclutado para el servicio de inteligencia del ejército alemán, prestando brillantes servicios para el Afrika Korps, al que entregó entusiamadamente todos sus conocimientos sobre el desierto. Al final de la guerra fue hecho preso por los soviéticos, pero de nuevo un príncipe egipcio intercede por él y logra huir a éste país. Los últimos años de su vida colaboró con los servicios de inteligencia británica.


László conoció a  Katharine Clifton (Kistin Scott Thomas) en los años 30, era la esposa de su patrocinador, por desgracia falleció en 1933, seis años antes de empezar la guerra. Un héroe que se preste no podía ser homosexual, para evitarlo cualquier cosa vale y en el mundo del cine la historia mejor es la que se inventa. El film se basó en una novela del mismo nombre escrita por Michael Ondaatje. De haber investigado un poco sus guionistas se habrían encontrado con una historia mucho mas apasionante.

Gran parte de su biografía se pudo conocer al descubrirse una apasionada relación epistolar con un joven alemán llamado Hans Entholt, al que intentó infructuosamente evitar que fuera al frente ruso donde acabó muriendo.

Mas información:
http://en.wikipedia.org/wiki/L%C3%A1szl%C3%B3_Alm%C3%A1sy

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada