dilluns, 31 d’octubre de 2011

LA PERSECUCIÓN DE LA SODOMÍA Y EL FIN DEL BARRIO GAY DE LONDRES A INICIOS DEL SIGLO XIX.

Muchos escritores e historiadores, conservadores o progresistas, del siglo XIX y principios del XX, presentaban la homosexualidad como un vicio privado de la aristocracia y el clero mas "decadente". Ello era motivado por el hecho de que en las clases sociales altas era mas fácil visualizarla, mientras en las bajas simplemente se reprimía.
La persecución de la sodomía en las grandes ciudades, desplazó a quienes querían tener sexo con personas de su mismo sexo a las periferias, lejos de los centros donde la vigilancia era mas estricta. Allí en los barrios mas populares proliferaban locales o tabernas, en cuyo interior estaban prostitutos o simples parejas que acudían a buscar un lugar discreto.
En la periferia de Londres proliferaron zonas, como el Vere Street, en donde proliferaban este tipo de locales, conocidos como Molliy Houses. Uno de ellos el célebre The White Swan (el Cisne Blanco). También por esta zona el reverendo John Church celebraba uniones homosexuales que santificaba en nombre de la iglesia que él representaba, pero que carecían de valor legal. Otra zona importante estaba en el   Charles Street a Covent Garden.
Pronto la prensa sensacionalista empezó a atacar estos locales, exagerando la información, tergiversando testimonios... Ello llevó a la creación de las horribles unidades de "Agentes de la sociedad por la reforma de las costumbres". Los detenidos podían ser ahorcados o exhibidos en la picota para escarmiento social.
Una denuncia de transmitir la sífilis o practicar la sodomía significaba la horca. El hecho de participar, o difundirla era motivo de escarnio publico. La represión empezó en 1804, pero fue en 1810 cuando llegó a Vare Street y afectó directamente al Cisne Blanco.
Este local estaba regentado por el matrimonio Cook y un tal Yardley. Allí coexistían trabajadores del sexo con parejas que acudían para disponer de un espacio o una cama discretamente. Al entrar los agentes detuvieron a 30 personas, fueron llevados a comisaria en tal malas circunstancias que algunos murieron por el camino. 
Algunos tuvieron la suerte de ser liberados por falta de pruebas y fruto de los sobornos. Otros la condena fue una hora en la picota. Los reincidentes tuvieron un año o dos de prisión. Peor suerte tuvieron dos soldados que eran amantes y fueron encontrados en la taberna, la sentencia fue de muerte por ahorcamiento.El mas joven tenía solamente 16 años.
Todos tuvieron que pasar por el escarnio. Se les colocaba la picota y se les trasladaba por las calles de Londres donde eran objetos de burlas y todo tipo de agresiones. La familia Cook iba delante para recibir el mayor castigo. Tras el escarnio vino la ruina total de quines se vieron involucrados.


 

 Mas información:
http://leopoldest.blogspot.com/2011/10/bodas-homosexuales-en-la-inglaterra-del.html
http://leopoldest.blogspot.com/2011/04/edward-rigby-o-la-persecucion-contra-la.html
http://rictornorton.co.uk/vere.htm

1 comentari:

  1. Realmente espeluznante, una historia de intolerancia que no alcanzaba a todos por igual y nuevamente un reflejo de lo cruelmente hipócrita que puede llegar a ser el ser humano.

    ResponElimina